Laboral nº CL-166-20 de Supreme Court (Honduras), 8 de Marzo de 2022

PonenteMaría Fernanda Castro Mendoza
Fecha de Resolución 8 de Marzo de 2022
EmisorSupreme Court (Honduras)
Legislación aplicadaConstitución de la República, art. 90,

CERTIFICACION

El Infrascrito Receptor Adscrito a la Sala de lo Laboral - Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia; Certifica: La sentencia que literalmente dice : CORTE SUPREMA DE JUSTICIA.- SALA LABORAL-CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO. Tegucigalpa, M.D.C., a los ocho días del mes de marzo del dos mil veintidós. - VISTO : Para dictar sentencia en el Recurso de Casación Laboral formalizado ante e ste Tribunal de Justicia, en fecha veintiséis de mayo del dos mil veintiuno , por la Abogada ALMA S.S.A., en su condición de representante procesal del señor MARCO TULIO I.C. , como recurrente; además es parte recurrida, la ALCALDIA MUNICIPAL DEL DISTRITO CENTRAL (A.M.D.C.) , representad a en juicio por el Abogado D.A.O. . OBJETO DEL PROCESO : D emanda ordinaria laboral para la nivelación y reajuste de salario de conformidad al Arancel de Honorarios Mínimos del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras (CI C H) y que se aplique a partir de l reintegro, costas del juicio . promovida ante e l Juzgado de Letras del Trabajo del Departamento de F.M. , en fecha veinticinco de septiembre del dos mil quince , por el señor MARCO TULIO INTERIANO CARDONA mayor de edad , casado, Ingeniero Civil, hondureño y de este domicilio , contra la ALCALDIA MUNICIPAL DEL DISTRITO CENTRAL (A.M.D.C.) , por medio de su Alcalde Municipal el s eñor N.J.A.Z. . El recurso de casación se interpuso en contra de la sentencia de fecha tres de diciembre del dos mil dieciocho , dictada por la Corte de Apelaciones del Trabajo del Departamento de F.M. , que , en su parte conducente, dice: FALLA : I.D. CON LUGAR el recurso de apelación interpuesto por el Abogado F.P.C. en su condición de Apoderado Legal de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (A.M.D.C.). II. DECLARANDO SIN LUGAR EL RECURSO DE APELACIÓN INTERPUESTO POR LA Abogada A.S.S.A., en su condición de Apoderada Legal del señor M.T.I.C.; III. REFORMANDO la sentencia definitiva dictada por el Juzgado de Letras del Trabajo de éste Departamento de F.M. de fecha catorce de septiembre del año dos mil dieciocho, así: REVOCANDO TOTALMENTE EL NUMERAL SEGUNDO de la parte resolutiva de la sentencia apelada, en cuanto declara CON LUGAR LA DEMANDA promovida por el señor MARCO TULIO INTERIANO CARDONA , contra la Alcaldía Municipal del Distrito Central, a través del señor Alcalde Municipal señor N.J.A.Z..L..A. , para que se aplique el Arancel de Honorarios del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras en la cantidad de Lps. 89,400.00; en consecuencia, se declara SIN LUGAR la demanda promovida por el señor MARCO TULIO I.C. en cuanto a que se le nivele y reajuste el salario conforme el Arancel de honorarios del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras; IV. REVOCA EL NUMERAL ., III de la parte resolutiva de la sentencia apelada, en consecuencia, SE ABSUELVE a la ALCAIDIA MUNICIPAL DEL DISTRITO CENTRAL , a través del señor Alcalde Municipal señor NASRY JUAN ASFURA ZAB L AH de lo solicitado en la demanda, en cuanto a la aplicación del Arancel de Honorarios del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras; V. CONFIRMA TOTALMENTE los numerales primero, cuarto y quinto de la parte resolutiva de la sentencia apelada; VI. SIN COSTAS .- ANTECEDENTES DE HECHO .- 1. La parte demandante expresó en el escrito de su acción , que en fecha 19 de abril del 2002 , ingres ó a laborar en la Alcaldía Municipal del Distrito Central, desempeñándose en el puesto de "Jefe División Vial" y con un salario inicial de L.20,000.00 ; la demandada en fecha 3 de enero del 2003, despidió al demandante de su puesto de trabajo, sin existir ningún motivo o justificación, prueba de ello, es que, en fecha 29 de mayo del 2012, o sea, 9 años después, el A - quo orden ó el reintegro del demandante a la AMDC, del puesto de trabajo en iguales o mejores condiciones de trabajo y que se realizó al cargo de "J.D.V. y sin que el mismo se haya homologado al nuevo organigrama de la AMDC. A pesar de dicho ordenamiento judicial, la demandada, incumplió con el salario mensua l de L.84,000.00, que debería de hacer efectivo a partir de la fecha de su reintegro y mucho menos, cumplió con el r eajuste de s alario. A raíz de lo anterior, present ó varias comparecencias al expediente de mérito (0107 - 03 (Juez # 5), solicitando la aplicación del Principio de Supremacía Constitucional y el Principio Universal de Legitimidad y por ende, se diera estricto cumplimiento y efectividad a la Sentencia Definitiva al igual, que su respectiva liquidación, por tal motivo, se requirió de pago al señor N.J.A.Z. , en su carácter de Alcalde Municipal del Distrito Central (AMDC), con el objeto que lo nivelara el salario y que debería de ser la cantidad de L.84,000.00. Igualmente, que le efectuara el reajuste de salario y que ascendía en aquel entonces a la cantidad de L.1,871.484.70 y que debería de aplicarse a partir de la fecha de su reintegro, o sea, desde el día 29 de mayo del 2012, hasta que se hiciera efectivo el mismo de conformidad al Arancel de Honorarios Mínimos del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras (CICH) en virtud que la AMDC, solamente le estaba efectuando la cantidad de L.45,000.00 y por el incremento que otorgó el SITRAMUDIC durante el mes de julio del año 2014, la AMDC, le hacía efectivo la cantidad de L. 45,500.00. No obstante, el Juzgado de Letras del Trabajo del Departamento de F.M., Resolvió declarar Sin Lugar mis comparecencias en virtud que constituían hechos nuevos mismos que deberán ser deducidas en una nueva acción, puesto que el presente juicio se tuvo por ejecutada la sentencia de mérito", tal y como se puede verificar en el expediente número: 0107-03 (Juez # 5) y que el mismo se encuentra en el Juzgado de Letras del Trabajo de esta Sección Judicial. En base lo anterior, el diez 10 de abril del 2015, el demandante envió nota al Departamento de Recursos Humanos (RRHH) de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), solicitando la nivelación del salario y que debería de ser la cantidad de L.89,400.00 y que se obtiene de multiplicar: "Salario mínimo (L. 25,400.00), categoría de labor que desempeño (VIII), grado de responsabilidad (Director de Empresa / 3.50) y aumento otorgado por el contrato colectivo (L. 500.00)". Igualmente, se le hiciera efectivo el reajuste de salario a partir de la fecha del reintegro, es decir, desde el 29 de mayo del 2012, hasta que se hiciera efectivo el mismo de conformidad al Arancel de Honorarios Mínimos del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras (CICH). Pero, la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), mediante el Departamento de Recursos Humanos (RRHH) no contest ó su petición. En ese sentido, fue que en fecha 11 de agosto del 2015, que presentó escrito ante la Inspección General del Trabajo, Oficina Dependiente de la Secretaría de Estado en los Despachos de Trabajo y Seguridad Social (STSS), solicitando que por medio de un Inspector de Trabajo se constatara los siguientes extremos: a) Cuál es el salario mensual que había devengado en los últimos dos (2) años (2012-2013 y 2014-2015). b) Cuál es el salario que estaba devengando actualmente. c) Que la AMDC adjuntara a la presente acta fotocopias de todo lo manifestado por sus representantes. Sin embargo, la AMDC, con la documentación que presentó, no pudo demostrar que al demandante le estaba haciendo efectivo el salario mensual de L. 89,400.00 y mucho menos, demostró que le había hecho efectivo el Reajuste de S. y que oscilaba en aquel entonces en la cantidad de L.1,993,953.00 y efectivo a partir de la fecha de su reintegro, o sea, desde el 29 de mayo del 2012 , de conformidad al Arancel de Honorarios Mínimos del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras (CICH). También, presentó en esta i nstitución del Estado, escrito ante la Dirección General del Trabajo, para que se citara al señor J.N.A.Z. , en su condición de Alcalde Municipal del Distrito Central (AMDC), para una Audiencia de Conciliación, con el fin, que le nivelara el salario , el cual debería de ser la cantidad de L.89,400.00 y que se obtiene de multiplicar: "Salario mínimo (L.25,400.00), categoría de labor que desempeño (VIII), grado de responsabilidad (Director de Empresa 3.50) y aumento otorgado por el contrato colectivo (L. 500.00)". De la misma manera, se hiciera efectivo el reajuste de salario que ascendía al mes de septiembre del año dos mil quince (2015), a la cantidad de L. 1,993,953.00 y que el mismo debería aplicarse a partir de la fecha de su reintegro, hasta que se hiciera efectivo el mismo; sin embargo, el Apoderado Legal de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), Abogado S.D.R.S., no quiso llegar a un arreglo conciliatorio y fue por eso que cerraron las diligencias administrativas gubernativas en la Secretaría de Estado en los Despachos de Trabajo y Seguridad Social (STSS). Considerando que la cuantía de la demanda asciende actualmente en la cantidad de L.2,061,291.00. - 2. La parte demandada, la ALCALDIA MUNICIPAL DEL DISTRITO CENTRAL (A.M.D.C.) , contestó dicha demanda señalando que el hoy demandante inici ó su relación laboral en fecha 19 de abril de 2002, devengado un salario de L.20,000.00 y ocupando el puesto de Jefe de l a División Vial, puesto de trabajo que hasta la fecha ocupa en el centro de trabajo. También se acept a que el demandante fue despedido en una ocasión y posteriormente reintegrado a partir del 29 de mayo de 2012 , en el puesto de Jefe de la División Vial; y rechazó que la demandada haya tenido la obligación de hacerle efectivo un salario de L.84,000 .00 mensuales , tal y como lo alega el demandante, puesto que la sentencia emitida el 23 de junio de 2012 , claramente señala en su parte resolutiva que el salario del demandante debía ser de L.45,000.00. Esto último lo mencion ó sin legitimar o estar de acuerdo con dicha sentencia. Por otra parte , ni la sentencia de fecha 23 de junio de 2011 , ni la liquidación del 08 de agosto de 2012 , establecen o consignan que exista obligación de nivelar el salario del demandante a L.84,000.00; de igual manera , es de hacer notar que dicha liquidación qued ó firme a los tres días de su notificación , es decir , el 14 de agosto de 2012 y el hoy demandante no utiliz ó ningún medio de impugnación a efecto de que en la misma se señalase que su salario debía quedar nivelado en la cantidad referida. Véase que el demandante fue reintegrado desde el 29 de mayo de 2012, fecha desde la cual percibe un salario de L.45,000.00 y nunca reclamó dicha nivelación o que se le pagara su salario conforme a dicha cantidad . Nuevamente el demandante falta a la verdad al consignar en su demanda que la J. ordena que se le paguen L.84,000.00 de la fecha de su reintegro en adelante, extremo o más bien farsa que se puede apreciar con la simple lectura de la sentencia y de la liquidación a las que se refiere el demandante. Así mismo , el demandante pretende que se le haga efectiva una nivelación salarial utilizando como base, el resultado de una operación aritmética que se obtiene del salario mínimo estipulado en el arancel del CICH (L.25,400.00) multiplicado por el factor de 3.5 (que es improcedente al no ocupar ese cargo) establecido en una tabla o reforma al arancel del Colegio de Ingenieros Civiles publicada el 14 de marzo de 2015 y un aumento de L.500.00 por Contrato Colectivo que de igual manera fue otorgado durante el 2015; es decir , que pretende que le nivelen los salarios para que posteriormente se ordene la nivelación de salario desde el 29 de abril de 2012 al 25 de septiembre de 2015 , mediante el salario mínimo establecido en el Arancel de Ingenieros Civiles que entró en vigencia a partir del 14 de marzo de 2015, es decir , que pretende se le aplique de forma retroactiva dicha tabla por 2 años y 10 meses. Ésta solo constituye una de las razones por las cuales no es procedente la nivelación y posterior reajuste de salario solicitado. Por ejemplo: En el año 2007 , el salario mínimo promedio de todos los trabajadores era de L.3,400.00 y el Gobierno de la Rep ú blica decretó un aumento aplicable a partir del 2008 , que ascendía a L.5,500. Entonces nos sirve de ejemplo la siguiente pregunta: ¿Podría reclamar un trabajador la nivelación de salario a partir del 2007 a L.5,500.00, es decir , un reajuste mensual de L.2,100? La respuesta evidentemente es que no, debido a que el aumento entró en vigor a partir del 2008. Y no puede ser aplicado de forma retroactiva durante el tiempo anterior a su entrada en vigor. Lo mismo sucede en el caso que nos ocupa, el demandante pretende la nivelación de los salarios correspondientes a 2012, 2013, 2014 e inclusive 3 meses de 2015 , mediante un salario mínimo y operación aritmética que entra en vigor el 14 de marzo de 2015. Es decir , que su petición es que se aplique de forma retroactiva dicha tabla. Lo anterior desvanece con contundencia la pretensión de nivelación salarial que tendría un costo por reajuste de L.2,061,291.00 . - 3. El Juzgado de Letras del Trabajo del Departamento de F.M. , en fecha catorce de septiembre del dos mil dieciocho , dictó sentencia que, en su parte conducente, dice : “ FALLA: I.- Declarar SIN LUGAR la excepción PERENTORIA DE PRESCRIPCIÓN opuesto por el representante de la parte demandada ; II. DECLARA CON LUGAR DEMANDA ORDINARIA LABORAL PARA EL REAJUSTE DE SALARIO DE CONFORMIDAD AL ARANCEL DE HONORARIOS MÍNIMOS DEL COLEGIO DE INGENIEROS CIVILES DE HONDURAS (CCIH) Y QUE SE APLIQUE APARTIR DE MI REINTEGRO ; promovida por el señor MARCO TULIO INTERIANO CARDONA Contra LA ALCALDIA MUNICIPAL DEL DISTRITO CENTRAL (A.M.D.C.) por medio de su Representante Legal y A.M.e.S..N.J.A.Z..- III.-CONDENAR : a la ALCALDÍA MUNICIPAL DEL DISTRITO CENTRAL (A.M.D.C.), a través del actual señor Alcalde Municipal NASRY ASFURA : 1) REAJUSTAR el salario del señor MARCO TULIO INTERIANO A LA CANTIDAD DE L.84,000.00 , para un reajuste de L.39,000.00; desde el mes de junio del 2012 hasta la fecha de presentación de la demanda ; más los reajustes que resulten hasta que la sentencia adquiera el carácter de firme; 2) A pagar la cantidad de DOS MILLONES SESENTA Y UN MIL , DOSCIENTOS NOVENTA Y UN LEMPIRAS EXACTOS (L.2,061,291.00); en concepto de reajuste salarial adeudado, desglosados así: Reajuste salarial 2012 L.353,847.00; Reajuste salarial 2013 L.603,720.00; Reajuste salarial 2014 L.599,850.00; Reajuste salarial 2015 L.503,874.00; más los que resulten desde esta fecha hasta que adquiera el carácter de firme la presente sentencia condenatoria; IV . Declarar SIN LUGAR LA DEMANDA ORDINARIA LABORAL PARA LA NIVELACION SALARIAL DE CONFORMIDAD CON EL ARANCEL DEL COLEGIO DE INGENIEROS DE HONDURAS promovida por el señor MARCO TULIO INTERIANO CARDONA contra la ALCALDÍA MUNICIPAL DEL DISTRITO CENTRAL, a través del actual señor Alcalde Municipal NASRY ASF U RA ZABLAH.- IV.-ABSOLVER : a la ALCALDÍA MUNICIPAL DEL DISTRITO CENTRAL (A.M.D.C.), a través del actual señor Alcalde Municipal NASRY ASFURA a pagar los conceptos descritos. V.- SIN COSTAS …” . B ajo el criterio q ue del análisis de los medios de prueba y constando en autos la audiencia de Juzgamiento con carácter de firme de fecha 23 de junio de 2011 , proferida en la Demanda Ordinaria Laboral para el r eintegro , r eajuste s alarial de acuerdo al Arancel de Honorarios del Colegio de Ingenieros de Honduras , promovida por el hoy demandante contra la A.M.D.C.; en la cual en su parte resolutiva “FALLA: l) DECLARA CON LUGAR la demanda ordinaria laboral para el Reintegro y el Reajuste Salarial... 2) CONDENA: Al reintegro del señor MARCO TULIO INTERIANO CARDONA.... Más a título de daños y perjuicios los salarios dejados de percibir y demás derechos que pudieren corresponder desde la fecha que inicio su relación laboral, hasta la fecha del reintegro Conforme a la Categoría V, del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras para lo cual se aplica el factor 3.5 sobre el salario base por lo que resulta un salario ordinario de L.45,500.00”; cabe mencionar , que dicho reajuste de L.45,500.00 corresponde a la fecha de inicio de la relación laboral, tal como se puede apreciar en la liquidación del 8 de agosto de 2012; la cual adquirió el carácter de firme, en donde el último reajuste ordenado corresponde al año 2011 , un salario de L.84,000.00; salario que como se pudo comprobar en juicio no fue reajustado al demandante, ya que a la fecha el demandante devenga un salario de L.46,300.00 en franca violación a los derechos declarados en la sentencia definitiva, sentencia que adquirió el carácter de cosa Juzgada; por ende de obligatorio cumplimiento a la parte demandada, por lo que en aras de garantizar una tutela judicial efectiva no se puede desconocer el derecho ya reconocido en la sentencia en mención; por lo cual procede declarar con lugar la demanda que se ha hecho mérito ordenar el reajuste del salario del demandante a la cantidad de L.84,000.00 para un reajuste de L.39,000.00; así como los salarios adeudados incluyendo los derechos adquiridos con base a dicho reajuste desde el mes de junio del 2012 , hasta la fecha de presentación de la demanda; más los que resulten hasta que la sentencia adquiera el carácter de firme. Que la parte actora también solicita Nivelación a categoría VIII para un salario de L.89,400.00 según lo que establece el Arancel del Colegio de Ingenieros de Honduras; que establece la CATEGORIA VIII, Director de Empresa sueldo mínimo 3.5; para acreditar lo solicitado el representante de la parte demandante aportó al juicio el informe de cargo y funciones desempeñadas por el señor M.T.I.C. , como jefe de la División Vial, dependiente de la Dirección de Infraestructura y movilidad Urbana, señalándose que las funciones son todas aquellas relacionadas con la vía pública, entendiéndose por vía p ú blica el espacio comprendido entre los límites de propiedad que confirman la red vial; este espacio, en la vía y bajo la misma será objeto del desempeño, valoración, análisis y discusión de propuestas y proyectos de infraestructura vial, análisis y manejo de movilidad urbana etc.; que del análisis de los medios de prueba aportados no se encuentra probado en autos que el demandante desempeñe funciones de Director de empresa, tal como lo señala el Arancel del Colegio de Ingenieros de Honduras; haciendo notar que las disposiciones del Arancel no constituyen Ley de la República por ser un acuerdo emitido por la Asamblea General, como órgano supremo del Colegio de Ingenieros de Honduras, constituyendo dichas disposiciones únicamente un parámetro para el cálculo de los salarios del gremio de la ingeniería; por lo que dicha pretensión se declara sin lugar . - 4. La Corte de Apelaciones del Trabajo del Departamento de F.M. , en fecha tres de diciembre del dos mil dieciocho , dictó sentenci a que, en su parte conducente, dice: “ FALLA : I.D. CON LUGAR el recurso de apelación interpuesto por el Abogado F.P.C. en su condición de Apoderado Legal de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (A.M.D.C.). II. DECLARANDO SIN LUGAR EL RECURSO DE APELACIÓN INTERPUESTO POR LA Abogada A.S.S.A., en su condición de Apoderada Legal del señor M.T.I.C.; III. REFORMANDO la sentencia definitiva dictada por el Juzgado de Letras del Trabajo de éste Departamento de F.M. de fecha catorce de septiembre del año dos mil dieciocho, así: REVOCANDO TOTALMENTE EL NUMERAL SEGUNDO de la parte resolutiva de la sentencia apelada, en cuanto declara CON LUGAR LA DEMANDA promovida por el señor MARCO TULIO INTERIANO CARDONA , contra la Alcaldía Municipal del Distrito Central, a través del señor Alcalde Municipal señor N.J.A.Z. , para que se aplique el Arancel de Honorarios del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras en la cantidad de Lps. 89,400.00; en consecuencia, se declara SIN LUGAR la demanda promovida por el señor MARCO TULIO I.C. en cuanto a que se le nivele y reajuste el salario conforme el Arancel de honorarios del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras; IV. REVOCA EL NUMERAL ., III de la parte resolutiva de la sentencia apelada, en consecuencia, SE ABSUELVE a la ALCAIDIA MUNICIPAL DEL DISTRITO CENTRAL , a través del señor Alcalde Municipal señor N.J.A.Z. de lo solicitado en la demanda, en cuanto a la aplicación del Arancel de Honorarios del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras; V. CONFIRMA TOTALMENTE los numerales primero, cuarto y quinto de la parte resolutiva de la sentencia apelada; VI. SIN COSTAS… B ajo el criterio q ue , la parte demandante señala que la Alcaldía Municipal del Distrito Central no cumplió haci é ndole efectivo un salario de L.84,000.00 mensual , tal y como lo establece el Juzgado de Letras del Trabajo , en sentencia de fecha 23 de junio del año 2011 ; sin embargo , revisando la sentencia antes relacionada y que corre agregada a folios del 119 al 126 de la primer a pieza de autos, nos encontramos con que en la misma, en la parte resolutiva, se condena a la Alcaldía Municipal del Distrito Central, a reintegrar a su puesto de trabajo al señor M.T.I.C., por lo menos en las mismas condiciones a las que tenía al momento de su despido, más a título de daños y perjuicios el pago de los salarios dejados de percibir y demás derechos que pudieren corresponderle desde la fecha en que inició su relación laboral con la demandada, hasta la fecha de su reintegro, conforme a la categoría V del Arancel del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras, para lo cual se aplica el factor 3.5 sobre el salario base que es de Lps.13,100.00, por lo que resulta un sueldo ordinario mensual de L.45,500.00, practicándose la liquidación por parte del Juzgado de Letras del Trabajo. Que posteriormente al reintegro del demandante, la Corte Suprema de Justicia, así como esta Corte de Apelaciones del Trabajo de este Departamento de F.M., se han pronunciado reiteradamente en el sentido, de que el Arancel de Honorarios Mínimos por servicios profesionales del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras, que solicita el demandante le sea aplicada su nivelación y reajustes, no es una ley, puesto que su origen, discusión y aprobación de su contenido no ha sido efectuada a través del órgano competente, cual es el Congreso Nacional, por consiguiente no se han seguido los procedimientos establecidos en la Constitución de la República, para la formación de la ley, por tanto , al no ser una ley no es de aplicación obligatoria. Que en vista de las consideraciones legales que anteceden este Tribunal de alzada es de la firme opinión que la sentencia definitiva que se conoce en apelación, no se encuentra ajustada a derecho , por lo que procede su reformatoria. - 5. Mediante auto de fecha diecinueve de enero del dos mil veintiuno , e ste Tribunal de Justicia resolvió admitir el recur so de casación interpuesto por la Abogad a A.S.S.A. , en su condición de representante procesal de l señor MARCO TULIO I.C. , contra la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones del Trabajo del Departamento de F.M. , de que se ha hecho mérito y dispuso que se llevara adelante la tramitación del recurso, confiriéndole traslado de los autos a l a recurrente por el término de veinte días para que formulara por escrito la demanda de casación . - 6. En fecha veintiséis de mayo del dos mil veintiuno , compareció ante e ste Tribunal la Abogada ALMA SAGRARIO S.A., en su condición de representante procesal del señor MARCO TULIO I.C. , formalizando su demanda, exponiendo un motivo de casación y nulidad subsidiaria , por lo que mediante providencia de fecha veintiséis de mayo del dos mil veintiuno , se tuvo por devuelto el traslado conferido a l a R. y por formalizado en tiempo el recurso de casación, ordenándose el traslado al opositor para que en el término de diez días procedier a a contestar la demanda; quien hizo uso de ese derecho, por lo que en proveído de fecha seis de agosto del dos mil veintiuno , se tuvo por contestado en tiempo el recurso de casación por parte de l A bogad o D.A.O. , en su condición de representante procesal de la parte recurrida , en consecuencia , se ordenó proseguir con el trámite legal correspondiente. - 7. Que , no habiéndose solicitado la audiencia correspondiente, se nombró Ponente a l a M. da M.F.C.M. , quién en su oportunidad informó tener redactado el proyecto de sentencia respectivo; ordenando e ste Tribunal de Justicia se dictase lo que procediera en Derecho. - FUNDAMENTOS DE DERECHO .- I. Que nadie puede ser juzgado sino por juez o tribunal con las formalidades, derechos y garantías que la ley establece. - II. Que el artículo 18 de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre establece: "Toda persona puede recurrir a los tribunales para hacer valer sus derechos.- Asimismo debe disponer de un procedimiento sencillo y breve por el cual la justicia lo ampare contra actos de la autoridad que violen, en perjuicio suyo, alguno de los derechos fundamentales consagrados constitucionalmente". - III. Que la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en su artículo 8 numeral 1), dispone: "Toda persona tiene derecho a ser oída, con las debidas garantías y dentro de un plazo razonable, por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial, establecido con anterioridad por la ley, en la sustanciación de cualquier acusación penal formulada contra ella, o para la determinación de sus derechos y obligaciones de orden civil, laboral, fiscal o de cualquier otro carácter", además, es deber de las autoridades judiciales adoptar, con arreglo a sus garantías constitucionales y las previsiones legales, las medidas que fueran necesarias para que al máximo se hagan efectivos los derechos y libertades aludidos en las consideraciones que anteceden. - IV. Que por Acceso a la Justicia se entiende el derecho fundamental que tiene toda persona para acudir y promover la actividad de los órganos encargados de prestar el servicio público de impartición de justicia, con la finalidad de obtener la tutela jurídica de sus intereses a través de una resolución pronta, completa e imparcial. - V. Que los servidores del Estado no tienen más facultades que las que expresamente les confiere la ley. Todo acto que ejecuten fuera de ley es nulo e implica responsabilidad. Los funcionarios son depositarios de la autoridad, responsables legalmente por su conducta oficial, sujetos a la ley y jamás superiores a ella. - VI. Que, revisada la sentencia pronunciada por la Corte de Apela ciones recurrida, reformando la de primera instancia y por ello declara sin lugar la demanda, se aprecia en la misma que el fallo omite valorar y pronunciarse sobre los medios de prueba aportados por la parte demandante, especialmente la sentencia de reintegro de fecha 29 de mayo de 2012 , que o b ra a folio 181 en relación con los folios 183,188,189 y 190 de la primera pieza de autos , obsérvese además que a partir del folio 199 , retrocede al 180 duplicando los folios anteriormente descritos , además carece de la suficiente motivación, ya que al momento de decidir no tom ó en cuenta los distintos elementos f á cticos y jurídicos del pleito, considerados individualmente y en conjunto, ajustándose, siempre a las reglas de la lógica y de la razón, observándose en el Sub-judice que no se analizó material probatorio que determinan un resultado diferente. - VII. Que toda persona tiene el derecho de poder ejercitar o promover las acciones que estime pertinentes en defensa de sus derechos y derivado de ello también tiene el derecho a recibir una respuesta del órgano jurisdiccional, previo a seguirse el debido proceso, resolución que deberá ser congruente, motivada, imparcial y apegada al ordenamiento jurídico y a los principios generales del derecho laboral. - VIII. Que la Corte Interamericana de Derechos Humanos en la s entencia de fondo del 5 de octubre de 2015, dictada en el caso R.T. y otros Vs. El Salvador, Serie C No. 30319 151, estableció sobre el debido proceso: “La Corte ha señalado que el derecho al debido proceso se refiere al conjunto de requisitos que deben observarse en las instancias procesales a efectos de que las personas estén en condiciones de defender adecuadamente sus derechos ante cualquier acto del Estado, adoptado por cualquier autoridad pública, sea administrativa, legislativa o judicial, que pueda afectarlos.- El debido proceso se encuentra, a su vez, íntimamente ligado con la noción de justicia, que se refleja en: i) un acceso a la justicia no sólo formal, sino que reconozca y resuelva los factores de desigualdad real de los justiciables, ii) el desarrollo de un juicio justo, y iii) la resolución de las controversias de forma tal que la decisión adoptada se acerque al mayor nivel de corrección del derecho, es decir que se asegure, en la mayor medida posible, su solución justa.” .- IX. Que es deber ineludible de la Corte Suprema de Justicia no solo observar la técnica rigurosa y formalista del recurso de casación, sino que se garantice el debido proceso y el derecho de defensa a las partes, particularmente que las resoluciones deben ser dictadas con la suficiente explicación de los puntos en litigio y los temas debatidos, como que sean congruentes y los resuelvan debidamente. - X. Que conforme con el artículo 701 numeral 3) del Código Procesal Civil, de aplicación supletoria en materia laboral, dispone que el órgano judicial deberá entrar a conocer y resolver los defectos procesales apreciables de oficio, aunque no se hubieran denunciado por el recurrente. - XI. Que , por las razones antes expuestas, es procedente declarar la NULIDAD de la sentencia recurrida, para que el A d- Q uem proceda de conformidad a derecho . - POR TANTO : La Corte Suprema de Justicia en nombre del Estado de Honduras, por unanimidad de votos de la Sala Laboral-Contencioso Administrativo y en aplicación de los artículos 59, 60, 90 párrafo primero, 303, 304, 313 numeral 5), 316 reformados, 321 y 323 de la Constitución de la República ; 7, 8, 10 y 23 numeral 2) de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; 26 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; 18 de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; 8.1, 8.2. h ) 24 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos; 666 letra c) 776, 777 y 858 del Código del Trabajo; 22, 200, 206, 208 del Código Procesal Civil; 9 y 11del Código Civil; 1 y 80 numeral 1) de la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales; 16, 18, 23 literal a) del Reglamento Interior de la Corte Suprema de Justicia. RESUELVE : DECLARAR LA NULIDAD de la sentencia definitiva dictada por la Corte de Apelaciones del Trabajo de esta sección judicial, de fecha 03 de d iciembre del 2018 , visible a folios 1 0 al 12 de la segunda pieza. Y MANDA : Devolver los autos al Tribunal de su procedencia, con la certificación de estilo, para que, reponiéndolos al estado que tenían cuando se cometió la falta, los haga sustanciar con arreglo a derecho. Redactó la Magistrad a M.F.C.M. .- NOTIFIQUESE. - FIRMAS Y SELLO. M.A.P. VALLE. M.F.C.M.. R.A.A.M.. FIRMA Y SELLO. O.E.M.H.. RECEPTOR ADSCRITO A LA SALA LABORAL-CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO”. - Extendida en la Ciudad de Tegucigalpa, M. D. C., a los seis días del mes de abril del dos mil veintidós; certificación de la sentencia de fecha ocho de marzo del dos mil veintidós, recaída en el Recurso de Casación número 166-20. - Firma y sello.-

O.E.M.H.

RECEPTOR ADSCRITO , SALA LABORAL-CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO .

2

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR