Casacion nº CP1042-89-90 de Corte Suprema de Justicia, 18 de Enero de 1990

Ponente:JONES CALIX
Fecha de Resolución:18 de Enero de 1990
Emisor:Corte Suprema de Justicia
RESUMEN

Que el recurrente expone como PIMER MOTIVO: Infracción por aplicación indebida del Artículo 24 preambulo Nos. 1) Literales a), b) y c) y 2) párrafo primero en lo concerniente a la necesidad de salvarse a si mismo, así como también por aplicación indebida del artículo 25, preambulo y Nos. 1) y 3), ambos artículos del Código; y cita como PRECEPTO AUTORIZANTE: Artículo 412, preámbulo y No. 1) del Código de Procedimientos Penales. Luego expone un concepto de la infracción, explicando que la sentencia recurrida contiene considerandos y parte dispositiva que copia literalmente: Al explicar concepto de la infracción, se refiere a las disposiciones legales que el Juez sentenciador aplicó para absolver de toda responsabilidad el encausador; y al considerar infringida la sentencia recurrida por aplicación indebida de tales exposiciones legales penales está valorando los elementos de convicción que formaron el juicio del Tribunal derivado de la apreciación de la prueba, y consecuentemente al atacarles criterios y no respetar el libre arbitrio del Juez, hace inadmisible el motivo invocado. Que el recurrente invoca como SEGUNDO MOTIVO: Infracción por violación del artículo 116 del Código Penal vigente en relación con los artículos 24, preámbulo Nos. 1) literales a), b) y c) y 2) párrafo primero, en lo concerniente a la necesidad de salvarse a si mismo y 25), preámbulos Nos. 1) y 3) ambos artículos del mismo Código Penal y cita como PRECEPTO AUTORIZANTE: artículo 412 preámbulo y No. 1) del Código de Procedimientos penales. Expone a continuación como concepto de la infracción, el precepto legal, infringido por violación, transcribiendo textualmente tales disposiciones penales que considera infringidas; y al explicar la infracción está valorando los elementos de convicción que formaron el juicio del Tribunal derivado de la apreciación de la prueba, y consecuentemente al atacar tales criterios y no respetar el libre arbitrio del Juez, hace también inadmisible el segundo motivo invocado. AL RESPECTO VER: 1. 123-89-90, 713-89-90, 501-88

 
CONTENIDO

TE SUPREMA DE JUESTICIA.- Tegucigalpa M.D.C., dieciocho de enero de mil novecientos noventa. VISTO: Para dictar sentencia el recurso de casación por infracción de Ley formalizado antes este Tribunal el veintiocho de septiembre de mil novecientos ochenta y nueve, por el Abogado C.L.O., casado de este vecindario y residencia, en su condición de representante sustituto de la señora F.V.G., mayor de edad, P.M. y vecino de la ciudad de Choluteca, departamento de Choluteca, esta ultima actuando en representación de su padre el S.R.V.O., quien era mayor de edad, casado, hondureño, originario y vecino de Pespire, en relación al proceso instruido ante el Juzgado de Paz de lo Criminal de Pespire, departamento de Choluteca, contra el señor M.C., mayor de edad, casado, labrador, hondureño y de aquel vecindario, por delito de HOMICIDIO SIMPLE en perjuicio del señor R.V.O.. El recurso de casación por infracción de ley se interpuso contra la sentencia dictada por la Corte Segunda de Apelaciones de esta Sección Judicial el trece de julio de mil novecientos ochenta y nueve. RESULTA: Que el sumario se inicio en el Juzgado de Paz de lo Criminal de Pespire, departamento de Choluteca, el diez de octubre de mil novecientos ochenta y ocho.- RESULTA: Que en fecha veintisiete de enero de mil novecientos ochenta y nueve, el Juzgado de Letras departamental de Choluteca, si siguiendo el trámite legal correspondiente dictó sentencia mediante la cual FALLO: Absolviendo de tosa responsabilidad criminal al encausado M.C.M., de generales ya conocidos, por el DILITO DE HOMICIDIO SIMPLE en perjuicio del señor R.V.C.. RESULTA: Que el Juzgado de Letras departamental de Choluteca, estimo y declaró probado los hechos siguientes. PRIMERO: Con fecha diez de Octubre de mil novecientos ochenta y ocho, el Juzgado de Paz de los Criminal del Municipio de Pespire, inicio diligencias sumariales para la investigación respectiva ya que el mismo tuvo conocimiento de que el día sábado ocho del mismo mes como a las cuatro y cincuenta minutos de la tarde y frente a la casa del señor MAXIMO CARRASCO MATAMOROS, sita en el Pueblo de Pespire se había sucitado un hecho de sangre en el cual herido de bala Cal. 38 el señor R. V. O. del cual posteriormente falleció, sindicándose como presunto hechor al señor M. C. M..- SEGUNDO: Que los peritos nombrados señores: EMILIO FUENTES VILLALOBOS Y PEDRO REGALADO ANDINO al emitir dictamen correspondiente para el reconocimiento del señor R.V.O., lo hicieron de la siguiente manera: Que el día sábado ocho de octubre como a eso de las cuatro y cincuenta minutos de la tarde, reconocieron al joven R.V.O., quien estaba herido de bala, Cal. 38 en la frente lado derecho, sin orificio de salida, sus familiares lo levantaron inmediatamente para el Hospital Escuela de Tegucigalpa, pero nosotros no le aseguramos vida según el estado que vamos al señor V., el vestía pantalón negro, camisa blanca, botas militares color negro, su piel trigueña, usaba bigotes, pelo corto lizo el reconocimiento lo hicimos frente a la casa de MAXIMO CARRASCO MATAMOROS.- TERCERO: Que el señor Juez de Paz de lo Criminal, asociado de su S. de actuaciones, practico la respectiva inspección Judicial en la siguiente forma: Constituido el suscrito J. y su Secretario de Actuaciones en la Avenida Morazán de esta ciudad, a fin de realizar inspección frente a la casa de la S.A.M., esta ubicada al lado derecho de la avenida M., es de color cremo, con zócalo ocre, una puerta de esquina, tres ventanas, en medio de las ventanas hay otra puerta, frente a la puerta de esquina hay un rotulo de TEEM que dice: P.L.; por un lado pega con casa color blanco del Señor RENIERY MOLINA, como a unos vente metros de distancia del lugar donde cayo herido el señor R.V., por otro lado pega con casa color blanca, desocupada propiedad de herederos de B.S. y unos catorce metros siempre de donde sucedió el hecho por el lado izquierdo las casas más cercanas son las siguientes: Casa color verde con ocre, portón de hierro propiedad del señor F. Z.R., a unos diez metros de donde sucedió el hecho, casa blanca deshabitada propiedad de la familia O.O., y unos quince metros casa deshabitada color blanco propiedad de H.J.O., y a unos doce metros, a catorce metros, casa de ladrillo propiedad de la señora CONCEPCIÓN MOLINA por la parte de frente de la casa de la señora AIDA MERTELL, están las paredes parte atrás de la iglesia y como a unos ocho metros todas las distancias mencionadas en metro son del lugar donde cayó herido el señor V. y a medio metro de la parte principal o esquina de la casa de la señora: A.M., y a un metro de la ventana se notan manchas de sangre en el zócalo de la pared de la misma en al acera de la casa y en la calle se nota también que hubo sangre y que echaron cal sobre dicha sangre.- CUARTO: Que corre agregado a los autos la certificación de Defunción del occiso J.R.V.O., extendida por la oficina del Registro Municipal de Pespiere causa del fallecimiento; VIOLENTO, ARMA DE FUEGO.- CUARTO: Que los Peritos nombrados para el reconocimiento de un revolver señores: JOSE ANTEL ELVIR Y J.B.O., emitieron su dictamen de la siguiente manera: Que han tenido a la vista un revolver nuevo y en buen estado cal. 38 especial marca S.W. seríe Nº AVC 7863 pavon blanco, cacha de madera color café.- Así como cinco proyectiles y un casquillo; éste revolver le dan un valor de L.500.00 y a cada proyectil Lps. 1.00 totalizado por los cinco L.500.- SEGUNDO: Corre agregado a los autos una certificación extendida por el Sub-Delegado de la Fuerza de Seguridad Pública de Pespire, Sargento Segundo de Policía ANGEL ALIRIO CONTRERAS LEON que dice: en su parte más importante DENUNCIA, ocho de octubre de mil novecientos ochenta y ocho. Se presentó el señor: M. C.M., poniendo en su conocimiento que el señor R.V., hizo un disparo en forma de amenaza por lo cual pone en conocimiento por lo que suceder para mayor garantía.- RESULTA: Que el Tribunal de Primera Instancia fundo su falló en los considerandos y disposiciones legales siguientes: CONSIDERANDOS: Que si bien es cierto hubo indicio racional para dictar auto de prisión al encausado MAXIMO CARRASCO MATAMOROS basado para ello en su propia confesión, la misma se constituye en un atenuante de responsabilidad Criminal ésta misma circunstancia si se tomara en cuenta en virtud de que en la etapa sumarial y la del plenario quedó plenamente demostrado que lo sucedido no fue más por la necesidad de salvarse en un peligro no causado por él voluntariamente ni evitable de otra manera, ya que el occiso R.V., antes del suceso le había hecho un disparo an Encausado y éste se había presentado ante la Delegación Policial de Pespire a poner la respectiva denuncia.- CONSIDERANDO: Que los testigos A.M. C., L. M. S. M., S.L., PERFECTO O. M. S., A. A.O., M.J.M., S.C.O., así como J. M. A. en sus disposiciones manifiestan entre otras cosas “vieron que ROQUE llegó a casa de A.M. (esposa del MAXIMO CARRASCO) y separó en la puesta de la mencionada casa y dijo esta palabras “A Matarte vengo MAXIMO, alístate”.- Y agregan que vieron como antes del hecho el occiso R.V., ya le había hecho un disparo a MAXIMO.- También el testigo: F.A.H., es conteste en el hecho de que vio a ROQUE, frente a la baranda de la puerta de la casa de A.M.. J.F.A.V., dice: Que solo escucho el disparo, no vio nada lo mismo, S.P.H.Y.J.B. ANDINO, no vieron como sucedió el hecho.- CANDIDO PURIFICACIÓN MOLINA ZAMBRANO, dice: Que ROQUE, estaba tirado en la acera de la casa de AIDA, en cambio el testigo J.E.R. dice: Entender que el occiso iba pasando por el frente de la casa de A.M., quedando probado así que el occiso R.V., fue en busca del encausado M.C.M., a su propia casa de habitación.- CONSIDERANDO: Si por una parte hubiere mayor número de testigos, que por la otra el Tribunal se decidirá por la mayoría.- CONSIDERNADO: Que en las circunstancia en que se encontró el indiciado al momento del suceso en que vió involucrado fueron especiales, y al verse en peligro de perder la vida, al llegar nuevamente el occiso R.V. en su busca a su propia casa de habitación, no le quedó más opción que actuar en defensa de su vida.- CONSIDERANDO: Que en el caso de autos, es visto se encuentra acreditado el cuerpo del delito más así la responsabilidad criminal imputada al referido procesado, habida cuenta de que concurran a su favor la eximente de legitima defensa con sus tres circunstancias tipificantes de: A) Agresión Ilegitima.- b) Falta de provocación por parte del que se defiende. Y c) Necesidad Recional del medio Empleado para repelerla o impedirla y la eximiente de inculpabilidad penal.- CONSIDERENDO: Que por lo anteriormente expuesto y tomado en cuenta la prueba aportada a éste Tribunal estima procedente absolver de toda responsabilidad criminal al referido procesado. Artículo 1 y 40 Nº 3 y 159 de la Ley de Organizaciones y Atribuciones de los Tribunales; 94, 95 y 96 de la Constitución de la Republica, 1 3, 361, 372, 381, 382, 383, 383, y 409 Refs, Mediante Decretos Nº 88-87 y 107-87 el vigencia el 16 y 22 de agosto de 1987, del Código de Procedimientos Penales y D. por el Congreso Nacional y Artículos Nº 22 numeral 2º,. 24, Numeral 1º letras a, b. y c, 2º. 25, numeral 1 y 3, 26 números 4, 8 y 13 del código, penal Vigente. RESULTA: Que la Corte Segunda de Apelaciones de esta Sección Judicial, el 13 de julio de 1989, conociendo en apelación la sentencia pronunciada por el Juzgado Segundo de Letras de Choluteca, departamento de Choluteca, emitio resolución mediante la cual FALLO: CONFIRMANDO, La sentencia absolutoria venida en apelación de que se ha hecho mérito. RESULTA: Que el Tribunal de Segunda Instancia fundó su fallo en el considerando y disposiciones legales siguientes: CONSIDERANDO: Que a juicio de este Tribunal la sentencia absolutoria venida en apelación se encuentra dictada con arreglo a derecho, por lo que procede su confirmatoria, Artículos 1, 55 Nº 2 y 69 de la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales; 383 reformado por Decreto Nº 88-87 y vigente el 22 de agosto de 1987 del Código de Procedimientos Penales; 196, 420, 421, 422 del Código de Procedimientos. RESULTA: Que la Corte de Apelaciones en mención aprobó la declaración de hechos que el Tribunal de Primera Instancia estimo y declaro como probados en el fallo ocurrido. RESULATA: Que el 1 de septiembre de 1989, el Abogado C.L.O. en su carácter de Apoderado Sustituto de la señora F.V.G. interpuesto ante la Corte Segunda de Apelaciones de esta sección Judicial Recurso de Casación por Infracción de Ley contra la sentencia de que se ha hecho referencia. RESULTA: Que el 28 de septiembre de 1989 el Abogado C. L. O. en su condición antes aludida se personó ante la Corte Segunda de Apelaciones de esta Sección Judicial a formalizar el recurso de casación por Infracción de Ley que interpusiera contra la sentencia ya antes mencionada, formalización que hizo de la manera siguiente: PRIMER MOTIVO: PRECEPTO AUTORIZANTE. Artículo 412 preámbulo y Nº1 del código de Procedimientos Penales, DISPOSICIONES INFRINGIDAS: Infracción por aplicación indebida, del artículo 24, preámbulos Nos 1), literales a), b) y C) y 29, párrafo primero, en lo concerniente a la necesidad de salvarse a si mismo; así como también por aplicación indebida del artículo 25 preámbulo y Nos.1) y 3) ambos artículos del Código Penal Vigente, y en relación con el Artículo 116 del mismo Código. CONCEPTO DE LA INFRACCIÓN: 1 .- La sentencia recurrida contiene los considerandos y parte dispositiva, que literalmente dicen: CONSIDERANDO: Que este Tribunal acepta los hechos estimados y declarados probados por el Juez Sentenciador, que literalmente dicen: “PRIMERO: Que con fecha diez de octubre de mil novecientos ochenta y ocho, el Juzgado de Paz de lo Criminal del Municipio de Pespire, inicio diligencias Criminales para la investigación respectiva ya que el mismo tuvo conocimiento de de que el día sábado ocho del mismo mes como a las cuatro y cincuenta minutos de la tarde y frente a la casa del señor MAXIMO CARRASCO MATAMOROS. “SEGUNDO: Que los peritos nombrados Señores: EMILIO FUENTES VILLATOROS Y PEDRO REGALADO ANDINO al emitir su dictamen correspondiente para el reconocimiento del S. R.V.O., lo hicieron de la siguiente manera: Que el día sábado Ocho de Octubre como a eso de las cuatro y cincuenta minutos de la tarde, reconocieron al joven R.V.O., quien estaba herido de bala, Cal. 38 en la frente lado derecho. Sin orificio de salida, sus familiares lo levantaron inmediatamente para el Hospital Escuela de Tegucigalpa, pero nosotros no le aseguramos vida según el estado que vemos al señor V., el vestía pantalón negro, camisa blanca, botas militares color negro, su piel trigueño usaba bigote, pelo liso el reconocimiento lo hicimos frente a la casa de MAXIMO CARRASCO MARAMOROS.” TERCERO: Que el señor Juez de Paz de lo Criminal, asociado de su S. de actuaciones, práctico la respectiva inspección Judicial en la siguiente forma: Constituido el suscrito Juez y su S. de actuaciones en la Avenida Morazán de esta ciudad, a fin de realizar inspección frente a la casa de la señora A. M. se constato lo siguiente: La casa de la señora A.M., este ubicada al lado derecho de la Avenida M., es de color crema, con zócalo ocre, una puerta de esquina, tres ventanas en medio, de las ventanas hay otra puerta, frente de esquina hay un rótulo de TEEM que dice: P.L.: por un lado pega con casa color blanco del señor RENIERY MOLINA, como a unos veinte metros de distancia del lugar donde cayó herido el señor R.V., por otro lado pega con casa color blanco, desocupada propiedad de herederos de B.S. y unos catorce metros siempre de donde sucedió el hecho por el lado izquierdo las casas más cercanas son: las siguientes: Casa color verde con ocre, portón de hierro propiedad del señor F.Z.R., a unos diez metros de donde sucedió helecho, casa blanca deshabitada propiedad de la familia O.O., y a unos quince metros casa deshabitada color blanca, propiedad de H. J. O., y unos doce metros, a catorce metros, casa de ladrillo propiedad de la señora CONCEPCIÓN MOLINA por la parte de frente de la casa de la Señora: A.M., están las paredes parte de atrás de la iglesia y como a unos ocho metros todas las distancias mencionadas en metros son del lugar donde cayó herido el señor V., y a medio metro de la parte principal o esquina de la casa de la señora: A.M., y a un metro de la ventana se notan manchas de sangre en el cócalo de la pared de la misma en la acera de la pared de la misma en ala acera de la casa y en la calle se nota también que hubo sangre y que echaron cal sobre dicha sangre. “CUARTO: Que corre agregados a los autos la Certificación de Acta de Defunción del occiso J.R.V.O., extendida por la oficina del Registro Municipal de Pespiere causa del fallecimiento: VIOLENTO, ARMA DE FUEGO. “QUINTO: Que los peritos nombrados para el reconocimiento de un revolver señores: J.A.E.Y.J.B.O., emitieron su dictamen de la siguiente manera: Que han tenido a la vista un revólver nuevo y en buen estado cal. 38 especial marca Emith Messor serie Nº AVC7863 pavón, blanco, cacha de madera color café.- Así como proyectiles y un casquillo; a éste revólver le dan un valor de L.500.00 y a cada proyectil Lps.1.00 totalizando por los cinco.L.5.00.” SEXTO: Corre agregado a los autos una certificación extendida por el Sub-Delegado de la Fuerza de Seguridad Pública de Pespire, Sargento Segundo de Policía ANGEL ALIRIO CONTRERAS LEON que dice en su parte más importante DENUNCIA, ocho de octubre de mil novecientos ochenta y ocho.- Se presentó el señor M. C. M. poniendo que el señor, R.V. hizo un disparo en forma de amenazas por lo cual pone en conocimiento por lo que puede suceder para mayor garantía. “CONSIDERANDO: Que a juicio de este Tribunal la sentencia absolutoria venida en apelación se encuentra dictada con arreglo a derecho, por lo que procede su confirmatorio. POR TANTO: Esta Corte Segunda de Apelaciones, en nombre de la República de Honduras, por mayoría de votos, por haber disentido el M.P.G.Z., de acuerdo con el parecer del F. y haciendo aplicación de los artículos 1 y 55 Nº 2 y 69 de la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales; 383 reformado por Decreto nº 88-87 y vigente el 22 de agosto de 1987 del Código de Procedimientos Penales; 196, 420, 421, 422 y 428 del código de Procedimientos; FALLA: CONFIRMANDO: La sentencia absolutoria venida en apelación de que se ha hecho mérito.- MANDA: Que al quedar firme el presente MANDA: Que al quedar firme el presente MANDA: Que al quedar firme el presente fallo se devuelvan las presentes diligencias al Juzgado de su procedencia, juntamente con la certificación de estilo, para su debido cumplimiento.- Redactó el Magistrado OLIVA FLORES.- NOTIFIQUESE.” 2º.- La Sentencia recurrida fue dictada por mayoría de votos, debiendo disentido el Magistrado Presidente Abogado don M. A. G.Z., quien emitió, el voto particular que a continuación se transcribe: “VOTO PARTICULAR.- El suscrito Magistrado Propietario de la Corte Segunda de Apelaciones, en virtud de haber disentido del fallo que antecede, deja constancia de las razones que le asisten para adoptar tal conducta, emitiendo el siguiente voto particular. A) de los hechos probados consignados en el fallo de primera instancia y aceptados por la Corte, no aparece declaro en que circunstancias se provoca la muerte violenta del S.J. roque V. O., ni determinado que el encausado M. C. M., sean autor del delito de Homicidio Simple, por el que se le absuelve al estimarse concurrir a favor de éste la eximente de legitima defensa. b) del análisis de los antecedentes se deduce que el acto delictuoso del procesado Máximo Carrasco Matamoros, no han concurrido las circunstancia de la legítima defensa preceptuadas por el artículo 24 Nº. 1) del Código Penal, es esto es, ni agresión ilegítima puesto que de la que fue victima por parte se J.V.O., no tenía los requisitos de inminencia y actual, por la sencilla razón de que ya había casado por completo cuando acometió al interfecto; ni falta de provocación, ni necesidad racional del medio empleado, porque no habiendo mediado agresión por parte de V.O., en el instante del disparo mortal que le acertó en la frente C.M., faltan las referida condiciones de la eximente de responsabilidad penal en mención, tanto más cuanto que ante el ataque V.O. se encontraba desarmado. Es así como queda en forma clara plasmado que DISIENTO de la sentencia que motiva el presente voto particular, el cual emitió en esta fecha por causas en la evacuación de los asuntos propios que por atribución de la Ley completa al suscrito Magistrado Propietario de este Tribunal.- Artículo 189 y 196 del Código de Procedimientos. 3º.- Los preceptos legales infringidos en la sentencia recurrida dicen: “Se hallan exentos de responsabilidad penal: 1) Quien obra en defensa de su persona…. Siempre que concurran las circunstancias siguientes: a) Agresión ilegítima. b) necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelar-la. c) falta de provocación suficiente por parte del que se defiende. 2) Quien haya cometido un hecho obligado por la necesidad de salvarse,………….. de un peligro no causado por él voluntariamente, ni evitable de otra manera, siempre que el hecho sea proporcionado al peligro. “Artículo 24, preámbulo Nº. s1) literales a) b) y c) y 2) párrafo primero, en lo trascrito del Código Penal Vigente. “Tampoco incurren en responsabilidad penal:1) Quien obra impulsado por fuerza física irresistible o medio insuperable. 2)……… 3) Quien en la creencia racional de que existe una agresión injusta contra su persona, reacciona contra el supuesto agresor, siempre que la reacción sea proporcionada al riesgo supuesto. “Artículo 25, reámbulo y Nos. 1 y 3), del Código Penal Vigente. El Precepto legal que se menciona en relación con los preceptos legales infringidos dice: “Quien diere muerte a una persona sin concurrir las circunstancias que se mencionan en los artículos siguientes, comete el delito de homicidio simple e incurrirá en la pena se seis a quince años de reclusión, “Artículos 116, del Código Penal Vigente. EXPLICACIÓN DE LA INFRACCION. I.- El artículo 24, preámbulos Nos.1, literales a), b)y c) y 2), lo mismo que el artículo 25, preámbulo 1º, Nos1) y 3), ambos Artículos del Código Penal Vigente, se refieren a excusas eximentes de responsabilidad penal, el primero por justificación y el segundo por inculpabilidad. II.- En la sentencia recurrida se absuelve al encausado M.C.M., en la causa que se le sigue como autor del delito de homicidio simple en Roque Villatoro Irtíz, por estimar que concurren en el hecho, a favor del encausado, las causas eximentes de responsabilidad penal que a continuación se puntualizan: A) Haber actuado en encausado en defensa de su persona, contemplada en el Artículo 24, preámbulo Nº.1) literales a), b) y c) del Código Penal Vigente. B) Haber cometido el hecho el encausado obligado por la necesidad de salvarse…….. de un peligro no causado por él voluntariamente, ni evitable de otra manera, estimado la actuación proporcionada al peligro, contemplada en el artículo 24, preámbulo, Nº 2) primero, del Código Penal vigente. C) Haber obrado en encuasado, impulsado por fuerza física irresistible o miedo, contemplada en el Artículo 25, preámbulo y Nº.1.) del Código Penal Vigente; y, D) Haber obrado el encausado en la creencia racional de que existía una agresión injusta contra su persona habiendo reaccionado contra el supuesto agresor con una reacción proporcionada al riesgo supuesto, contemplada en el Artículo 25, preámbulo, No. 3), del Código Penal Vigente. III.- Pero ocurre para apreciar es un hecho delictivo dado, la concurrencia de causas eximentes de responsabilidad penal, es indispensable que se detalle en la sentencia, en forma circunstanciada, como ocurrió el hecho delictivo a que dicha sentencia se contrae.IV.- En el presente caso, en ningún aparte de la sentencia recurrida se detalla, en forma circunstanciada, como ocurrió la muerte del señor R. V. O.. V. de todo lo anterior resulta que la Honorable Corte Segunda de Apelaciones infringió en la sentencia recurrida, por aplicación indebida, los artículos 24, preámbulo 1º Nº.s 1), literales a), b) y c) y 2), párrafo primero, en lo concerniente a salvarse a si mismo y 25, preámbulo y Nos.1) y 3) ambos Artículos del Código Penal Vigente, en relación con el artículo 116, también del Código Penal Vigente, en el concepto de que con su aplicación indebida absuelve al encausado M.C.M., en la causa que se le sigue como autor del delito de Homicidio simple en la persona de R. V. O., apreciando la concurrencia de causas eximentes de responsabilidad penal, sin que conste en aparte alguno de la sentencia recurrida, la relación circunstancia del hecho en que fue victimado V.O., de donde resulta jurídica y lógicamente imposible determinar la concurrencia de circunstancia eximentes de responsabilidad penal. SEGUNDO MOTIVO: PRECEPTO AUTORIZANTE………..Artículo 412 preámbulo y Nº. 1) del Código de Procedimientos Penales. DISPOSICIONES INFIRNGIDAS……… Infracción por aplicación del Artículo 116 del Código Penal vigente, en relación con los artículos 24, preámbulos Nos. 1) literales a), b) y c) y 2), párrafo primero, en lo concerniente a la necesidad de salvarse a asimismo y 25) preámbulo No. 1) y 3) ambos Artículos del mismo Código Penal. CONCEPTO DE LA INFRACCIÓN: El precepto legal, infringido por violación, textual mente dice: “Quien diera muerte a una persona sin concurrir las circunstancias que se mencionan en los Artículos siguientes, comete el delito de homicidio simple e incurren en la pena de seis a quince años de reclusión.- Artículo 116, del Código Penal Vigente. Los artículos que se menciona en relación con el precepto legal infringido, es lo conducente dicen: “Se hallan exentos de responsabilidad penal: 1) quien obra en defensa de su persona………, siempre que concurran las circunstancias siguientes: a) Agresión ilegitima. b) Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla……c) falta de provocación suficiente por parte del que se defiende. 2) Quien haya cometido un hecho obligado por la necesidad de salvarse………de un peligro no causado por él voluntariamente, ni evitable de otra manera, siempre que el hecho sea proporcional al peligro. “Artículo 24, preámbulo Nos. 1) literales a), b) y c) y 2), párrafo primero en los trascrito del Código Penal vigente. Tampoco incurren en responsabilidad penal: 1) Quien obra impulsado por fuerza física irresistible o miedo insuperable. 2)….. 3). Quien en la creencia racional de que exite una agresión injusta contra su persona, reacciona contra el supuesto agresor, siempre que la reacción sea proporcionada al riesgo supuesto. “Artículo 25, preámbulo y Nº. s1) y 3) del Código Penal vigente. EXPLICACION DE LA INFRACCIÓN: 1º.- Al absolver en la parte Dispositiva de la sentencia recurrida al encausado M.C.M., en la causa que se le sigue por el delito de homicidio simple en la persona de R. V. O., por estimar la Honorable Corte Segunda de Apelaciones que concurren a favor del procesado causas eximentes de responsabilidad penal, se dá por sentado de manera incontrovertible que M. C.M. fue quién mató a R. V. I.. 2º.) Estima la Corte Sentenciadora que concurre a favor del encausado las causas eximentes de responsabilidad penal que a continuación se puntualizan: a) Haber el encausado en defensa de su persona, contemplada en el artículo 24, preámbulo Nº. 1) Literales a) b) y c) del Código Penal Vigente. b) Haber cometido el hecho el encausado obliga por la necesidad de salvarse……de un peligro no causado por él voluntariamente, ni evitable de otra manera, estimado la actuación proporcionada al peligro, contempla en el Artículo 24, preámbulo Nº.2), párrafo primero, del código Penal vigente. C) Haber obrado el encausado, impulsado por fuerza física irresistible, o miedo insuperable, contempla en el artículo 25, preámbulo y Nº, 1) del Código Penal Vigente; y d) Haber obrado el encausado en la creencia racional de que existía una agresión injusta contra su persona, habiendo reaccionado contra el supuesto agresor con una reacción proporcional al riesgo supuesto, contemplada en el articulo 25, preámbulo Nº. 3) del Código Penal Vigente. 3º.- ahora bien, para apreciar en un dado hecho delictivo la concurrencia de causas eximentes de responsabilidad penal, es indispensable que en la sentencia se puntualice, en forma, circunstanciada, la manera que ocurrió el hecho delictivo a que dicha sentencia se contrae, lo cual no consta en el presente caso en aparte alguno de la sentencia recurrida. 4º- De lo anterior resulta que la Honorable Corte Segunda de Apelaciones ha infringido en la sentencia recurrida, por violación, el Artículo 116 del Código Penal Vigente, en relación con los artículos 24, preámbulo Nº.s1), literales a), b) y c) y 2), párrafo primero, en lo concerniente a salvarse a si mismo, y 25, preámbulo Nº. s1) y 3) ambos artículos del mismo Código Penal vigente, en el concepto de que al no aplicarlo absuelve al encausado M.C.M., autor del delito de homicidio simple en la persona de R.V.I., apreciando la concurrencia de circunstancias eximentes de responsabilidad penal, sin constar en aprte alguno de la sentencia recurrida, la forma circunstanciada en que el delito fué perpetrado. RESULTA: Que se comunicaron los autos al Fiscal del Despacho para que dentro del término de diez días emitiera dictamen sobre la procedencia o improcedencia de la admisión del recurso en referencia a lo que esta FISCALIA DICTAMINA: En el sentido de que se devuelvan los presentes autos mediante la FORMULA DE VISTOS (Artículo 918 del Código de Procedimientos Civiles.) RESULTA: Que en su oportunidad se cito a las partes para resolver sobre la admisión del presente recurso de casación de que se ha hecho mérito. CONSIDERANDO: Que el recurrente expone como PRIMER MORIVO: Infracción por aplicación indebida del Artículo 24 preámbulo Nos. 1) literales a), b) y c) y 2) párrafo primero en lo concerniente a la necesidad de salvarse a si mismo, así como también por aplicación indebida del artículo 25, preámbulo y Nos. 1) y 3), ambos artículos del Código Penal vigente y en relación con el artículo 116 del mismo Código; y cita como PRECEPTO AUTORIZANTE: Artículo 412, preámbulo y No. 1) del Código de Procedimientos Penales. Luego expone un concepto de la infracción explicando que la sentencia recurrida contiene considerandos y parte dispositiva que copia literalmente: Al explicar concepto de la Infracción, se refiere a las disposiciones legales que el Juez sentenciador aplicó para absolver de toda responsabilidad al encausado; y al considerar infringida la sentencia recurrida pro aplicación indebida de tales exposiciones legales penales está valorando los elementos de convicción que formaron el juicio del Tribunal derivado de la apreciación de la prueba, y consecuentemente al atacar tales criterios y no respetar el libre arbitrio del juez, hace inadmisible el motivo invocado. CONSIDERANDO: Que el recurrente invoca como SEGUNDO MOTIVO: Infracción por violación del Artículo 116 de Código Penal Vigente en relación con los artículos 24, preámbulo Nos. 1) literales a), b) y c) y 2) párrafo primero, en lo concerniente a la necesidad de salvarse a si mismo y 25), preámbulo Nos. 1) y 3) ambos artículos del mismo Código Penal y cita como PRECEPTO AUTORIZANTE: artículo 412 preámbulo y No. 1) del Código de Procedimientos Penales. Expone a continuación como concepto de la Infracción, el precepto legal, infringido por violación, transcribiendo textualmente tales disposiciones penales que considera infringidas; y al explicar la infracción está valorando los elementos de convicción que formaron el juicio del Tribunal derivado de la apreciación de la prueba, y consecuentemente al atacar tales criterios y no respetar el libro arbitrio del Juez, hace también inadmisible el segundo motivo invocado. POR TANTO: La Corte Suprema de Justicia, en nombre del Estado de Honduras, oído el parecer del Fiscal, por unanimidad de votos y observancia de los artículos 1º, y 8º Nº. de la Ley de Organización y atribuciones de los Tribunales, 917, 919 declaración primera y del Código de Procedimientos Civiles, 410, 411, 413 numeral 1, 141 y 420 del Código de Procedimientos Penales, DECLARA: no haber lugar a la admisión de los dos motivos del recurso de casación que se ha hecho mérito, y MANDA: que se devuelvan los antecedentes al Tribunal de su precedencia con la certificación de estilo. R. el M. J.C..- NOTIFIQUESE.-