Habeas Corpus en Revision nº RH-398-10 de Supreme Court (Honduras), 8 de Febrero de 2011

PonenteOSCAR FERNANDO CHINCHILLA
Fecha de Resolución 8 de Febrero de 2011
EmisorSupreme Court (Honduras)

CERTIFICACION El Infrascrito Secretario de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia CERTIFICA: La sentencia que literalmente dice: “CORTE SUPREMA DE JUSTICIA.- SALA DE LO CONSTITUCIONAL.- Tegucigalpa, Municipio del Distrito Central, ocho días del mes de marzo del año dos mil once. VISTA: En consulta las diligencias que contienen la sentencia dictada por la Corte Primera de Apelaciones de esta sección judicial, en fecha tres de junio de dos mil diez, mediante la cual declaró no ha lugar el Recurso de Exhibición Personal interpuesto por el abogado J.R.M. y MEJIA, a favor del señor C. H. K., DESOBEDIENCIA e INSOLVENCIA PUNIBLE, DEPARTAMENTO DE F.M.; con relación a la causa instruida contra el señor C.H.K., por suponerlo responsable de los delitos de DESOBEDIENCIA e INSOLVENCIA PUNIBLE, en perjuicio de J. V. G. y LA ADMINISTRACION PUBLICA. ANTECEDENTES. 1) Que en fecha veinticinco de mayo del año dos mil diez, el abogado J.R. M. M., compareció ante la Corte Primera de Apelaciones de esta sección judicial, interponiendo recurso de Exhibición Personal a favor del señor C. H. K., contra actuaciones del Juzgado de Letras Penal de la Sección Judicial de Tegucigalpa, departamento de F.M., manifestando el recurrente, que el señor C.H.K., se encuentra detenido ilegalmente por orden de la Juez de Letras Penal asignada al caso abogada E.M.R., quien a pesar de la solicitud del Ministerio Público de sobreseer definitivamente las causas instruidas contra el agraviado, dicto auto de prisión por los delitos de DESOBEDIENCIA e INSOLVENCIA PUNIBLE y revocó las medidas cautelares distintas a la prisión preventiva, aún cuando el señor C.H.K. se presentó voluntariamente ante los Tribunales de justicia, desapareciendo con ello el presupuesto de riesgo de fuga y existiendo informe de cumplimiento de las medidas cautelares impuestas en un inicio, de igual forma dicha autoridad judicial violentó la ley procesal penal, al no esperar respuesta del Ministerio Público para hacer la reclusión del agraviado en la Penitenciaría Nacional “Marco Aurelio Soto”. 2) Que la abogada J.P.D., en su condición de 1 Juez Ejecutor y en el ejercicio de las responsabilidades inherentes a su cargo, rindió el informe correspondiente, en fecha uno de junio del año dos mil diez, consignando entre otros extremos, lo siguiente: a) que en fecha veintiséis de mayo de dos mil diez se constituyó en las instalaciones del Juzgado de Letras Penal de la Sección Judicial de Tegucigalpa, requiriendo en legal y debida forma a la J.E.M.R., a fin de que rindiera un informe escrito sobre las diligencias registradas bajo el número 0801-2009-42643, instruidas contra el señor C.H.K.; b) que en fecha veintisiete del mismo mes y año fue informada vía teléfono por la señora G. C. G., secretaria de la referida Juez de Letras Penal, que la abogada MATAMOROS en horas de la noche fue ingresada de emergencia en un centro hospitalario y por esa razón no se podía hacer entrega del informe en el término solicitado, por lo que procedió a informar a la Juez Coordinadora del referido Juzgado a fin de que designara otro J. que realizara el informe; c) que en fecha veintiocho de mayo del mismo año, requerí a la Juez de L. L. E.M., quien hizo entrega del informe sobre la causa instruida contra el señor C.H.K., en el cual consta el acta de Audiencia de Conciliación, la cual se declaró fracasada y luego en Audiencia Inicial la juez decretó al imputado la medida cautelar de prisión preventiva; y d) que declaró no ha lugar la acción de exhibición personal o hábeas corpus interpuesta por el abogado J.R.M.M., por considerar que la detención ilegal alegada por el recurrente no existe, por ende no concurren los presupuestos establecidos en los artículos 13 y 24 de la Ley Sobre Justicia Constitucional. 3) Que la Corte Primera de Apelaciones de F.M., en fecha tres de junio del año dos mil diez, declaró no ha lugar la Acción de Exhibición Personal interpuesta por el abogado J.R.M.M., a favor del señor C. H. K., por considerar que el supuesto agraviado se encuentra guardando prisión en la Penitenciaría Nacional “Marco Aurelio Soto” por orden del Juzgado de Letras Penal de esta sección judicial, en virtud de habérsele decretado prisión preventiva en audiencia 2 inicial, sin que exista lesión a la libertad personal del mismo, al ser su detención, producto de una resolución dictada acorde a la ley, bajo el procedimiento establecido y por la autoridad judicial competente; fundamenta su decisión en los artículos 69 y 84 de la Constitución de la República; 24 de la Ley Sobre Justicia Constitucional. 4) Que en fecha catorce de junio del año dos mil diez, la Corte Primera de Apelaciones de este departamento, remitió el expediente contentivo del Recurso de Exhibición Personal, interpuesto por el abogado J.R.M.M., a favor del señor C.H.K., en cumplimiento a lo establecido en el artículo 39 de la Ley Sobre Justicia Constitucional. CONSIDERANDO (1): Que el antecedente del cual se origina la presente acción se encuentra en las decisiones jurisdiccionales tomadas por el Juez de instrucción en día 28 de mayo de dos mil diez, en que se celebró audiencia inicial a la causa instruida contra el señor C. H. K., por suponerlo responsable de los delitos de DESOBEDIENCIA e INSOLVENCIA PUNIBLE, en perjuicio de J.V.G. y LA ADMINISTRACION PUBLICA: En ese momento procesal el Agente del Ministerio Público, solicitó al Juez sobreseer el delito de INSOLVENCIA PUNIBLE, por considerar que no se dan los presupuestos subjetivos ni objetivos del tipo penal. CONSIDERANDO (2) : Que ante tal petición del Ministerio Público, la Juez hizo saber su disconformidad, institución procesal reglada en el artículo 299 del Código Procesal Penal, quien sin que se llevara a cabo el procedimiento señalado, procedió a revocar las medidas cautelares sustitutivas decretadas imponiendo al imputado prisión preventiva, ordenando la reclusión del recurrente en la Penitenciaría Nacional MARCO AURELIO SOTO. CONSIDERANDO (3) : Que la Sala de lo Constitucional estima que el recurrente extravió la vía procesal correcta a seguir, en principio, recurre de la respuesta jurisdiccional brindada en audiencia inicial, que fue el decretar auto de prisión, resolución impugnable a través del recurso de apelación, según lo dispuesto en el artículo 354 del Código Procesal Penal y de la respuesta obtenida en el tribunal de alzada, procede la interposición de una acción de amparo, actuaciones que no se realizaron. CONSIDERANDO (4): Que la Constitución de la República establece en el “Artículo 84. Nadie podrá 3 ser arrestado o detenido sino en virtud de mandato escrito de autoridad competente, expedido con las formalidades legales y por motivo previamente establecido en la ley.” CONSIDERANDO (5): Que la Constitución de la República establece en el Artículo 182. El Estado reconoce la garantía de Hábeas Corpus o de Exhibición Personal. En consecuencia, toda persona agraviada o cualquier otra en nombre de ésta tiene derecho a promoverla: 1. Cuando se encuentre ilegalmente presa, detenida o cohibida de cualquier modo en el goce de su libertad individual; y, 2. Cuando en su detención o prisión legal, se apliquen al detenido o preso, tormentos, torturas, vejámenes, exacción ilegal y toda coacción, restricción o molestia innecesaria para su seguridad individual o para el orden de la prisión. CONSIDERANDO (6) : Que se observa que la privación de libertad decretada en perjuicio del recurrente esta dictada por autoridad competente, y dentro del proceso penal incoado con todas las garantías y formalidades que ya las leyes estableces, por lo que no se ha vulnerado el derecho fundamental a la libertad, como se plantea mediante la acción que se conoce. CONSIDERNADO (7): Las resoluciones anteriores tendrán el carácter de Sentencias Definitivas, una vez revisadas en su caso por la Sala de lo Constitucional. POR TANTO: La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, como intérprete último y definitivo de la Constitución de la República, en nombre del Estado de Honduras, POR UNANIMIDAD de votos y haciendo aplicación de los artículos números: 1, 69, 71, 80, 82, 84, 90 párrafo primero, 182, 303, 304, 313 atribución 5ta., 316 numeral 1 y 321 de la Constitución de la República; 1, 5, 8, 9, 10, 11 y 30 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; 2, 3, 5 y 9 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; 1, 18, 24, 25 y 26 de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; 1, 7, 8, 24 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos; 1, 74 y 78 atribución 5 de la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales; 13, 24, 38 y 39 de la Ley Sobre Justicia Constitucional; FALLA: CONFIRMANDO la sentencia venida en Consulta y MANDA: Que el proceso penal siga su curso y que con certificación de esta Sentencia se devuelvan los antecedentes al Tribunal de su procedencia, para los efectos 4 legales consiguientes. Redactó el M. C.B..- NOTIFIQUESE. Firmas y Sello. O. F.C. B.. COORDINADOR. J. A. G.N.. G. E. B. P.. ROSALINDA CRUZ SEQUEIRA DE WILLIAMS. J.F.R.G.. Firma y Sello. D.A.S.B.. SECRETARIO DE LA SALA DE LO CONSTITUCIONAL”. Extendida en la Ciudad de Tegucigalpa, Municipio del Distrito Central el doce de mayo de dos mil once, certificación de la sentencia de fecha ocho de marzo de dos mil once, recaída en el Recurso de Exhibición Personal venido en Revisión con orden de ingreso en este Tribunal No. 398=10. D. A.S. BUESO SECRETARIO SALA DE LO CONSTITUCIONAL 5

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR