Ley de Inteligencia Nacional

TÍTULO I Disposiciones generales Artículo 1
CAPÍTULO ÚNICO Finalidad de la ley Artículo 1
ARTÍCULO 1

La presente Ley tiene como finalidad establecer el marco jurídico que regula los principios, la organización, las funciones, la coordinación, el control y demás disposiciones de la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia.

TÍTULO II de la dirección nacional de investigación e inteligencia Artículos 2 a 4
CAPÍTULO ÚNICO Funcionamiento y domicilio Artículos 2 a 4
ARTÍCULO 2

La Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia, tendrá como objeto desarrollar actividades de investigación e inteligencia estratégica para proteger los derechos y libertades de los ciudadanos y residentes en el país, prevenir y contrarrestar amenazas internas o externas contra el orden constitucional y ejecutar las políticas públicas que en materia de defensa y seguridad establezca el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad.

ARTÍCULO 3

En el cumplimiento de sus obligaciones legales, la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia, operará como un ente desconcentrado del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad y gozará de independencia funcional, administrativa y presupuestaria; para lo cual la Secretaría de Estado en el Despacho de Finanzas, realizará las previsiones presupuestarias correspondientes de acuerdo al Artículo 10 de la Ley Especial del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad.

ARTÍCULO 4

El domicilio de la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia será la ciudad de Tegucigalpa, y establecerá oficinas en cualquier lugar de la República.

TÍTULO III Del sistema de inteligencia nacional Artículos 5 a 10
CAPÍTULO I Creación, integración y principios Artículos 5 a 8
ARTÍCULO 5

estará integrado por el conjunto de instituciones especializadas del Estado a las que se refiere esta Ley que actuando coordinadamente producirán inteligencia, para la toma de decisiones en el ámbito interno y externo con el fin de proteger al Estado de las amenazas a la seguridad y la defensa nacional.

La Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia coordinará el Sistema de Inteligencia Nacional.

ARTÍCULO 6

Las instituciones especializadas del Estado para la producción de inteligencia son: La Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia, las Fuerzas Armadas de Honduras, la Policía Nacional, la Secretaría de Estado en el Despacho de Relaciones Exteriores y la Unidad de Información Financiera (UIF). Estos cumplirán actividades en el ámbito de sus respectivas competencias.

Será obligación de las instituciones públicas brindar la información que le sea requerida por la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia; asimismo, las entidades privadas deberán cooperar brindando la información que les sea requerida a fin de apoyar el esfuerzo de inteligencia. El incumplimiento de esta obligación, dará lugar a sanciones administrativas, civiles y penales.

ARTÍCULO 7

Créase el Comité de Inteligencia Estratégica (CIE) como un ente técnico consultivo, para contribuir en la formulación y ejecución de políticas públicas en materia de seguridad, defensa e inteligencia. Este Comité se reunirá por lo menos una vez al mes y estará integrado por:

1) El Director Nacional de Investigación e Inteligencia, quien lo presidirá;

2) El Director Nacional Adjunto de la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia;

3) El Director de Información Estratégica (C-2) de las Fuerzas Armadas de Honduras;

4) El Director de Inteligencia Policial;

5) El Director de la Unidad de Información Financiera (UIF);

6) El Representante del Ministerio Público;

7) El Director de Lucha Contra el Narcotráfico;

8) Un Representante de la Secretaría de Relaciones Exteriores; y,

9) El Jefe de la División de Inteligencia de la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia, quien fungirá como Secretario de Actas.

ARTÍCULO 8

En el cumplimiento de las funciones de inteligencia se observarán de manera estricta y en todo momento los principios siguientes:

1) Legalidad: Es la primacía de la Ley como principio fundamental del Estado de Derecho, conforme al cual, todas las actividades de investigación e inteligencia estarán sometidas al ordenamiento jurídico vigente;

2) Continuidad: Es la secuencia ininterrumpida en la prestación del servicio a la sociedad; así como, la estabilidad de los miembros del Sistema, lo cual fortalece el sentido de pertenencia;

3) Profesionalismo: Es la suma de valores, conocimientos, habilidades y aptitudes para realizar una determinada actividad, conforme a las necesidades y a las reglas establecidas por los organismos miembros del Sistema de Inteligencia Nacional;

4) Jerarquía: Es el nivel de autoridad al cual estarán sujetos los órganos integrantes del Sistema de Inteligencia Nacional;

5) Disciplina: Es la obediencia pronta, espontanea y estricta a las normas legales establecidas, que permiten desarrollar y cumplir los objetivos y metas. En ningún caso se aplicará este principio cuando una orden implique la comisión de delito o falta;

6) Ética: Constituye los valores, deberes y virtudes que permiten a los organismos del Sistema de Inteligencia Nacional, adoptar decisiones y determinar un comportamiento transparente y apropiado; y,

7) Imparcialidad: Es la aplicación de normas en base a criterios objetivos, sin prejuicios de ninguna índole.

CAPÍTULO II Funciones de la dirección nacional de investigación e inteligencia Artículo 9
ARTÍCULO 9

Además de las atribuciones establecidas en el Artículo 7...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR