Casacion nº CL-792-90 de Corte Suprema de Justicia, 13 de Marzo de 1991

Ponente:JOAQUIN DONATO ALCERRO DIAZ
Fecha de Resolución:13 de Marzo de 1991
Emisor:Corte Suprema de Justicia
Legislación aplicada:Artículo 916 del Código de Procedimientos Comunes, 858 del Código de Trabajo
RESUMEN

Que el Recurrente en su primer motivo de casación alega: "Error de hecho por falta de apreciación de la siguiente prueba documental: a) El permiso provisional para Transporte extendido por la Dirección General de Transporte a favor de Margarito Flores; b) La Certificación de matrícula del vehículo a su favor también del señor Margarito Flores. Estos documentos aparecen a folios del 13 al 16 de la primera pieza"; y en su segundo motivo alega: "Error de derecho por apreciación errónea de la siguiente prueba: la declaración de los testigos HUGO VALDEMAR ANDINO CERRATO Y FRANCISCO RAMON VAQUEDANO CERRATO"; pero es de hacer notar que el recurrente en ambos motivos, omitió citar el lo los preceptos legales sustantivos, de orden nacional que estima violados, requisito indispensable según el artículo 916 del Código de Procedimientos Civiles de aplicación supletoria por virtud del artículo 858 del Código del Trabajo; resultando incompleto cada uno de los motivos arriba citados. Que el recurrente en su tercer motivo alega: "Violación del artículo 113 del Código del Trabajo por infracción directa", y, en la aplicación del motivo hace referencia a situaciones probatorias debatidas en el juicsio. Olvidando que la infracción directa se dá con independencia del haz probatorio. Además el censor omitio citar el precepto autorizante en que considera comprendido el motivo, estando obligado a hacerlo, según el artículo 916 del código de Procedimientos Civiles aplicado por virtud del artículo 858 del Código del Trabajo. Que por las razones expuestas es procedente desestimar los tres motivos de casación invocados por el recurrente.

 
CONTENIDO

TE SUPREMA DE JUSTICIA.- Tegucigalpa, M.D.C., trece de marzo de mil novecientos noventa y uno. VISTO: Para dictar sentencia el recurso de casación formalizado ante este Tribunal por el Abogado JORGE REYES DIAZ, mayor de edad, casado y de este domicilio, actuando en su condición de Apoderado Legal de la señora L.A.Z.F., mayor de edad, casada, ama de casa, hondureña y de este domicilio, en relación a la demanda laboral que ante el Juzgado Segundo de Letras del Trabajo de F.M. fue promovida por el señor L.A.S., mayor de edad, soltero, motorista, hondureño y de este domicilio en contra de la señora L.A.Z.F., a efecto de que previos los tramites legales correspondientes se le condene a pagar a favor del demandante las prestaciones e indemnizaciones laborales en virtud de despido.- El recurso de casación se interpone contra la sentencia de fecha trece de agosto de mil novecientos noventa por la Corte de Apelaciones del Trabajo de esta Sección Judicial, mediante la cual confirmo la dictada por el Juzgado de Letras Segundo del Trabajo de este departamento de F.M. de fecha veintinueve de junio de mil novecientos noventa. RESULTA: Que con fecha trece de septiembre de mil novecientos ochenta y nueve, compareció el señor L.A.S., de generales expresadas; al Juzgado Segundo de Letras del Trabajo del departamento de F.M., interponiendo demanda contra la señora L. A. Z. FLORES de generales expresadas, para que previos los tramites legales correspondientes sea condenada al pago que se reclama, demanda que fundamento en los hechos y consideraciones legales siguientes: “HECHOS Y OMISIONES.- 1.- Comencé a prestar mis servicios como motorista en un bus de pasajeros que cubría la ruta universidad, Comayagüela, el dia 12 de septiembre de 1988, posteriormente a dicho bus se le cambio la ruta de Comayagüela a la localidad de Villa vieja, donde tenia un horario de trabajo de 6 A.M. a 9:30 P.M. en la primera ruta y de 5 A.M. a 11. P.M. en la segunda ruta, devengando un salario de TREINTA LEMPIRAS los que me eran pagados diariamente, desde la fecha de inicio hasta el dia que fui despedido.- 2.- Fui despedido de mi trabajo en forma verbal e injustificada, el dia 25 de agosto de 1989, dia en que me encontraba laborando normalmente, pero en forma sorpresiva como a la una de la tarde mi patrona me requirió para que le entregara las llaves del bus; en ese mismo momento se las entrego a otro motorista, el que continuo con la labor que yo estaba haciendo; mi patrona al momento de quitarme las llaves del bus en que trabajaba me dijo, que me agradecía por el tiempo que había trabajado con ella.- 3.- Con el propósito de llegar a un arreglo conciliatorio es que recurrí a las oficinas administrativas de la dirección general de trabajo, donde hice el reclamo correspondiente y se procedió a enviarle una cedula de citación, a la señora A.F., quien se presento a la audiencia en compañía de su apoderado legal, pero no fue posible llegar a un arreglo conciliatorio, pues la mencionada señora se opuso en todo momento a ello, y mas bien alego hechos que no tienen ningún fundamento por no ser ciertos. LO QUE DEMANDO.- Demando: a) Dos semanas de preaviso, b) Auxilio de cesantía, c) Vacaciones proporcionales, d) A. no pagados y proporcionales, e) Pago de setecientos cuatro horas extras, f) Pago de cuarenta y nueve séptimos días, g) El pago que deje de percibir desde la fecha de mi despido hasta la fecha que quede firme la correspondiente sentencia condenatoria, h) Y pago de las costas del juicio.- CUANTIA DE LA DEMANDA.- Estimo como cuantía liquida de la presente demanda, la suma de NUEVE MIL NOVECIENTOS CINCO LEMPIRAS CON CINCUENTA CENTAVOS (L.9,905.50), y como cuantía por liquidarse la que resulte de los salarios que deje de percibir desde la fecha de mi despido, hasta la fecha en que quede firma la correspondiente sentencia condenatoria.- RELACION DE LOS MEDIOS DE PRUEBA.- H. uso de los siguientes medios de prueba, a) documentos, b) inspecciones, c) confesiones d) presunciones e) testigos.- FUNDAMENTOS DE DERECHO.- Fundo esta demanda en los artículos siguientes, 1, 2, 3, 4, 5, 8, 9, 10, 17, 19, 20, 21, 25, 30, 96, No.9 113, 114 inciso J, 116, 120, 345, 346, 349, 360, 364, 369, 690, 703, 704, 705 y demás aplicables del Código de Trabajo. RESULTA: Que el veintinueve de septiembre de mil novecientos ochenta y nueve, la señora L.A.Z.F., de generales ya expresadas, compareció ante el Juzgado Segundo de Letras del Trabajo antes mencionado, contestando la demanda laboral que le interpusiera el señor L.A.S., lo que fundamento en los hechos y consideraciones legales siguientes: “HECHOS Y OMISIONES.- 1º.- No acepto y rechazo los hechos primero y segundo de la demanda, por ser totalmente falsos. 2º.- El hecho tercero de la demanda es cierto en parte.- HECHOS Y RAZONES DE LA DEFENSA.- 1º.- El demandante, L.A.S., no indica en el hecho primero de la demanda a quien le presto servicios, ni la persona que lo contrato para los servicios que indica, ni quien era el propietario del bus en el cual presto sus servicios.- 2º. El mismo demandante en el hecho segundo de la demanda tampoco indica quien lo despidió del trabajo y el lugar donde fue despedido y el nombre de la patrona que le dijo que le agradecía por el tiempo trabajado.- 3.- Al hecho tercero de la demanda debo manifestar que cumplí con la citación que me hizo la Dirección General del Trabajo a una audiencia señalada en virtud de un reclamo interpuesto ante esa Dependencia del Estado por el demandante L.A.S., como también que no podía proponerle ningún arreglo porque el mismo demandante L. A. S., no me ha prestado en ningún momento ningún servicio como motorista.- “LO QUE DEMANDO”.- No acepto y rechazo por improcedente lo consignado bajo el subtitulo “LO QUE DEMANDO”.- CUANTIA DE LA DEMANDA. Tampoco acepto y rechazo por improcedente la cuantía de la demanda.- EXCEPCIONES DILATORIAS.- Propongo como excepciones dilatorias a la demanda interpuesta por el señor L.A.S. las siguientes: a) De neptitud de libelo, en virtud que el demandante L.A.S. en su libelo no indica su domicilio verdadero ni su dirección; tampoco mi domicilio, ni dirección, como lo manda el articulo 703 del código del trabajo. b) De falta de personalidad o representación legal del demandado, ya que yo no tengo permiso para la ruta que indica el demandante L.A.S., ni soy propietaria del vehículo en el cual trabajaba el mismo demandante, ni tengo poder de administración de la persona que tiene ese permiso para la ruta de Villa Adela Vieja a S.I. que menciona, ni soy propietaria de ningún vehículo que trabaje en esa ruta, como lo acredito en los documentos acompañados, en los cuales aparece el nombre de la persona con quien trabaja el demandante.- RELACION DE LOS MEDIOS DE PRUEBA.- Para acreditar los hechos de la presente contestación, me valdré de prueba documental, testifical, confesión, de inspección personal del señor Juez, de dictamen de peritos, presunciones y demás medios de prueba permitidos por la ley.- FUNDAMENTOS DE DERECHO.- Me sirven de fundamento legal para la presente contestación a la demanda los artículos 703, 709, 710 del código del trabajo, y el 858 del mismo código del trabajo en relación con el articulo 286 incisos 2º y 5º del Código de Procedimientos Civiles.” RESULTA: Que el once de mayo de mil novecientos noventa, el Juzgado de Letras Segundo del Trabajo dicto sentencia mediante la cual FALLA: “DECLARANDO CON LUGAR la demanda de que se ha hecho merito, promovida por el trabajador L.A.S. contra la señora L.A.Z.F., y en consecuencia condena a la señora L.A.Z.F. a pagarle al trabajador demandante señor L.A.S. la cantidad de DOS MIL DOS LEMPIRAS CON TRECE CENTAVOS (Lps.2,002.13) por los conceptos siguientes: dos (2) semanas de preaviso CUATROCIENTOS CINCUENTA Y CINCO LEMPIRAS EXACTOS (Lps.455.00); veinte (20) días de auxilio de cesantía SEISCIENTOS CINCUENTA LEMPIRAS EXACTOS (Lps.650.00); vacaciones proporcionales a 343 días TRESCIENTOS NUEVE LEMPIRAS CON SETENTA Y TRES CENTAVOS (Lps.309.73) aguinaldo proporcional de 1989 QUINIENTOS OCHENTA Y SIETE LEMPIRAS CON CUARENTA CENTAVOS (Lps587.40)., mas a titulo de daños y perjuicios los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta la fecha en que con arreglo a derecho quede firme la sentencia condenatoria respectiva.- SIN COSTAS.” RESULTA: Que el Juzgado de Letras conocedor de los autos dio su fallo en los considerandos y disposiciones legales siguientes: “CONSIDERANDO (1): Que el señor L.A.S. con fecha 13 de septiembre de 1989 interpuso demanda laboral para el pago de prestaciones e indemnizaciones legales, vacaciones y aguinaldo proporcional, pago del séptimo dia, horas extras, salarios caídos y costas del juicio por despido injustificado, contra la señora A.F..- CONSIDERANDO (2): Que con fecha 29 de septiembre de 1989 la señora L.A.Z.F. contesto la demanda en tiempo y forma, rechazándola, asimismo opuso en la misma, excepciones de ineptitud de libelo, de la cual desistió posteriormente, y la de falta de personalidad o representación legal del demandado, por no ser la propietaria del bus de ruta en el cual trabajaba el demandante, la cual fue declarada sin lugar por este Juzgado con fecha 8 de noviembre de 1989 y con firmada por la Corte de Apelaciones del Trabajo con fecha 11 de enero de 1990.- CONSIDERANDO (3): Que el representante de la parte demandante para acreditar la verdad de sus afirmaciones propuso los medios de prueba siguientes: 1.- DOCUMENTAL: a) Certificación del acta de conciliación extendida por las autoridades del trabajo; b( Hoja de calculo de derechos laborales.- 2.- TESTIFICAL: Declaración de los testigos O.R.O.A., H. de J.S. (ver folio 32), H. B. A. C. y F.R.B.C. (ver folio 29). 3.- CONFESION: Que deberá rendir la señora L.A.Z.F., medio de prueba renunciado a folio 36.- CONSIDERANDO (4) Que con la certificación contentiva del acta de conciliación celebrada ante autoridad competente que corre a folios 5 y 6 de los autos, se establece la relación de trabajo que unió al trabajador L.A.S. con la demandada señora L.A.Z.F..- CONSIDERANDO (5): Que con la prueba testifical que corre a folio 27 se acredita que el señor L.A.S. presentaba sus servicios como motorista en un bus de ruta a partir del 12 de septiembre de 1988, que ganaba un sueldo diario de Lps.30.00 asimismo que fue despedido de su trabajo en forma verbal por su patrona la señora L.A.Z.F. el día 25 de agosto de 1989 bajo el pretexto de que iba a reparar dicho bus pero en realidad el bus continuo trabajando normalmente bajo la dirección de otro motorista.- CONSIDERANDO (6): Que el trabajador goza de el derecho de emplazar al patrono con el objeto que le pruebe la justa causa en que se fundo el despido.- CONSIDERANDO (7): Que es obligación de la parte demandada acreditar la causa o motivo que la motivo para tomar la decisión de dar por terminado el contrato de trabajo y en el presente caso la parte demandada no aporto prueba alguna para acreditar tal extremo, en virtud de haberle precluido el derecho de presentar pruebas, al no haber comparecido a la primera audiencia de tramite ni haber presentado excusa.- CONSIDERANDO (8): Que de conformidad con lo establecido en el articulo 117 del código del trabajo, la parte que termina unilateralmente el contrato de trabajo debe dar el preaviso por escrito, personalmente a la otra parte, con expresión de la causa o motivo que la mueve a tomar esta determinación.- Después no se podrá alegar válidamente causales o motivos distintos, lo que no sucede en el caso de autos ya que el demandado omitió por completo la nota de despido.- CONSIDERANDO (9): Que el articulo 120 del código del trabajo establece que cuando exista despido injustificado o alguna de las causas previstas en el articulo 114 del mismo cuerpo de leyes, el patrono debe pagar al trabajador un auxilio de cesantía.- CONSIDERANDO (10): Que el trabajador demandante también reclama el pago del aguinaldo correspondiente a 1988, así como el pago de 49 séptimos días del periodo, sin embargo es principio universal en materia probatoria, de que quien afirma una cosa esta obligado a probarla; y en el caso de autos no aparece acreditado que la parte demandada le adeudara al trabajador el aguinaldo correspondiente al año de 1988 ni los 49 séptimos días del periodo. CONSIDERANDO (11): Que asimismo el trabajador L.A.S. en el plan de su demanda reclama el pago de 704 horas extras para acreditar tal extremo propuso la declaración de los testigos: O.R.A.O., motorista, H. de J.S., labrador, H.B.A.C., labrador y F.R.B.C., mecánico.- CONSIDERANDO (12): Que analizada la prueba testimonial relacionada en el considerando anterior, no la merece este Tribunal entero crédito, ya que no consta que los testigos estuvieron en permanente contacto de trabajo con el demandante o en su compañía, durante este realizo las 704 horas extra ordinarias, de consiguiente se establece la difícil situación de que estos testigos puedan declarar con la debida precisión acerca de hechos que no pueden constarles en forma directa y de modo constante, para dar la necesaria certidumbre acerca de su realización.- CONSIDERANDO (13): Que en todo contrato de trabajo deben entenderse incluidos por lo menos, las garantías y derechos que otorguen a los trabajadores la Constitución, el Código del Trabajo, sus Reglamentos y las demás leyes de trabajo y previsión social.- CONSIDERANDO (14): Que el J. no estará sujeto a la tarifa legal de la prueba y por lo tanto formulara libremente su convencimiento, inspirándose en los principios científicos que informan la critica de la prueba y atendiendo a las circunstancias relevantes del pleito y a la conducta procesal observada por las partes.- CONSIDERANDO (15): Que a juicio de este Juzgado y en merito de las anteriores consideraciones es procedente declarar con lugar la demanda en cuanto al pago de preaviso, auxilio de cesantía, vacaciones proporcionales, aguinaldo proporcional de 1989 en consecuencia condene a la demandada al pago por estos conceptos y sin lugar la demanda en cuanto al pago de aguinaldo de 1988, pago de 704 horas extras y el pago de 49 séptimos días absolviendo a la demanda por estos conceptos. Artículos: 134, 135, 303 y 314 de la Constitución de la República; 1, 2, 3, 4, 5, 8, 10, 19, 20, 21, 25, 27, 113 reformado por el decreto legislativo No. 89 del 23 de diciembre de 1969, 116 letra c) 117, 120 letra b) 664, 665, 666 letra a), 667, 669, 679 No.1, 690, 738, 739, 740 No.2, 744, 759, 858 del Código del Trabajo; 1º., 38 párrafo segundo y 137 de la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales; 183 párrafo ultimo, 184, 187, 188, 189, 190, 192 del Código de Procedimientos Civiles.” RESULTA: Que la Corte de Apelaciones del Trabajo de esta sección Judicial conociendo en apelación la sentencia dictada por el Juzgado de Letras del Trabajo con fecha trece de agosto de mil novecientos noventa FALLA: “CONFIRMANDO la sentencia definitiva proferida por el Juzgado Segundo de Letras del Trabajo de este Departamento de F.M. de fecha 29 de junio de 1990 que corre a folios 55 y 56 frente y vuelto de la primera pieza de autos.- Sin costas en esta instancia.” RESULTA: Que la Corte de Apelaciones del Trabajo de esta Sección Judicial fundo su fallo en los consideraciones y disposiciones legales siguientes: “CONSIDERANDO: Que del examen de los antecedentes, apreciando en conjunto las pruebas aportadas por la parte demandante, y formando libremente su convencimiento inspirándose en los principios científicos que informan la critica de la prueba y atendiendo a las circunstancias relevantes del pleito, y a la conducta procesal observada por las partes; este Tribunal Ad-quem estima plenamente probado por parte del demandante el derecho al pago de prestaciones e indemnizaciones legales que en derecho le corresponden, dicho sea de paso la parte demandada no aporto ningún medio probatorio para negar el derecho de la parte autora, pues su apoderado legal no concurrió a la audiencia primera de tramite, piedra angular del proceso laboral a proponer los medios probatorios que acreditasen el derecho, por lo que en este Tribunal de alzada estima que la sentencia definitiva que se conoce en apelación se encuentra dictada conforme a los lineamientos que en derecho corresponden por lo que procede su confirmatoria. Artículos 134, 135, 303 y 314 de la Constitución de la República; 1 y 137 de la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales; 664, 665, 666 letra b), 672, 699 párrafo segundo, 760 y 858 del Código del Trabajo en relación esta ultima disposición legal con los artículos 183, 184, 187 reformado 188, 189, 190, 192 y 200 del Código de Procedimientos Civiles.” RESULTA: Que con fecha diecisiete de agosto de mil novecientos noventa, el Abogado J. R. D., de generales ya expresadas; interpuso recurso de casación contra la resolución de la Corte de Apelaciones del Trabajo de esta Sección Judicial, siendo concedido dicho recurso por la misma Corte de fecha veintiuno de agosto de mil novecientos noventa, ordenándose la remisión de los autos a este Tribunal Supremo. RESULTA: Que con fecha siete de noviembre de mil novecientos noventa, el Abogado J. R. D., de generales mencionadas, actuando en su condición de Apoderado Legal de la señora L.A.Z.F., compareció ante el Tribunal a formalizar el recurso de casación de que se ha hecho merito; formalización que expreso de la siguiente forma: “DESIGNACION DE LAS PARTES.- DEMANDANTE: L.A.S., mayor de edad, soltero, motorista, hondureño y de este domicilio, en su condición de parte actora. DEMANDADA: L.A.F., mayor de edad, casada, ama de casa, hondureña y de este domicilio.- INDICACION DE LA SENTENCIA IMPUGNADA.- El día lunes trece de agosto de mil novecientos noventa, la Honorable Corte de Apelaciones del Trabajo de esta jurisdicción, conociendo en apelación, dicto sentencia definitiva en la demanda laboral promovida por L.A.S. contra la señora A. F. para el pago de preaviso, auxilio de cesantía, vacaciones y aguinaldo, mas salarios por concepto de daños y perjuicios, sentencia de segunda instancia, cuya parte resolutiva dice: “POR TANTO: Esta Corte de Apelaciones del Trabajo impartiendo justicia en nombre del Estado de Honduras por unanimidad de votos y en aplicación de los artículos 134, 135, 303 y 314 de la Constitución de la república; 1 y 137 de la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales; 664, 665, 666 letra b), 672, 699 párrafo segundo, 760 y 858 del Código del Trabajo en relación esta ultima disposición legal con los artículos 183, 184, 187 reformado, 188, 189, 190, 192 y 200 del Código de Procedimientos Civiles. FALLA: CONFIRMANDO la sentencia definitiva proferida por el Juzgado Segundo de Letras del Trabajo de este departamento de F.M. de fecha 29 de junio de 1990 que corre a folios 55 y 56 frente y vuelto de la primera pieza de autos. Sin costas en esta instancia. “RELACION SINTETICA DE LOS HECHOS EN LITIGIO. El demandante L.A.S. alega que fue despedido del trabajo, exponiendo lo siguiente: “1.- Comencé a prestar mis servicios como motorista en un bus de pasajeros que cubría la ruta universidad Comayagüela, el día 12 de septiembre de 1988, posteriormente a dicho bus se le cambio la ruta de Comayagüela a la localidad de villa vieja, donde tenia un horario de trabajo de 6 a.m. a 9:30 p.m. en la primera ruta y de 5 a.m. a 11 p.m. en la segunda ruta, devengando un salario de TREINTA LEMPIRAS los que me eran pagados diariamente, desde la fecha de inicio hasta el día que fui despedido. 2- Fui despedido de mi trabajo en forma verbal e injustificada el día 25 de agosto de 1989, día en que me encontraba laborando normalmente, pero en forma sorpresiva como a la una de la tarde mi patrona me requirió para que le entregara las llaves del bus; en este mismo momento se las entregue a otro motorista, el que continuo con la labor que yo estaba haciendo; mi patrona al momento de quitarme las llaves del bus en que trabajaba me dijo, que me agradecía por el tiempo que había trabajado en ella. 3- Con el propósito de llegar a un arreglo conciliatorio es que recurrí a las oficinas administrativas de la dirección general del trabajo, donde hice el reclamo correspondiente y se procedió a enviarle una cedula de citación a la señora A. F., quien se presento a la audiencia en compañía de su apoderado legal, pero no fue posible llegar a un arreglo conciliatorio, pues la mencionada señora se opuso en todo momento a ello, y mas bien alego hechos que no tienen ningún fundamento por no ser ciertos.”- La parte demandada no acepto la contestación a la demanda los hechos primero y segundo expuestos en esa demanda, exponiendo lo siguiente: “1º.- No acepto y rechazo los hechos primero y segundo de la demanda, por ser totalmente falsos. 2º.- El hecho tercero de la demanda es cierto en parte. HECHOS Y RAZONES DE DEFENSA: 1º.- El demandante L.A.S. no indica en el hecho primero de la demanda a quien le presto servicios, ni la persona que lo contrato para los servicios que indica, ni quien era el propietario del bus en el cual presto sus servicios. 2º.- El mismo demandante en el hecho segundo de la demanda tampoco indica quien le despidió del trabajo y el lugar donde fue despedido y el nombre de la persona que le dijo que le agradecía por el tiempo trabajado. 3º.- Al hecho tercero de la demanda debo manifestar que cumplí con la citación que me hizo la Dirección General del Trabajo a una audiencia señalada en virtud de un reclamo interpuesto ante esa dependencia del Estado por el demandante L.A.S., como también que no podía proponerle ningún arreglo porque el mismo demandante L.A.S. no me había prestado en ningún momento ningún servicio como motorista”- DECLARACION DEL ALCANCE DE LA IMPUGNACION.- La impugnación a la sentencia dictada por la Honorable Corte de Apelaciones del Trabajo de esta Sección Jurisdiccional el trece de agosto de mil novecientos noventa tiene el siguiente alcance: P. en primer lugar que se case la sentencia así: a) Revocando totalmente la parte resolutiva de dicha sentencia en cuanto por medio de la misma resulta confirmando el numeral primero de la parte resolutiva de la sentencia dictada en primera instancia por el Juzgado Segundo de Letras del Trabajo de este departamento; y – persigo en segundo lugar que casada la sentencia recurrida y constituyéndose la Honorable Corte Suprema de Justicia en sede de instancia, dicte la correspondiente sentencia en reemplazo así: Declarando con lugar la excepción de falta de personalidad o representación legal del demandado y en consecuencia sin lugar la demanda promovida por L. A. S. y absolviendo de toda responsabilidad a la demandada A.F..- EXPRESION DE LOS MOTIVOS DE CASACION: PRIMER MOTIVO:.- ERROR DE HECHO por falta de apreciación de la siguiente prueba documental: a) El permiso provisional para transporte extendido por la Dirección General de Transporte a favor del señor M.F.; y b) La certificación de la matricula del vehículo a favor también del señor M.F.. Estos documentos aparecen a folios del 13 al 16 de la primera pieza. El error de hecho consiste en que la Honorable Corte de Apelaciones del Trabajo dejo de apreciar esa prueba documental y que aparece manifiesto en los autos al grado que si se hubiese apreciado en su valor probatorio el resultado seria distinto al considerar a L. A. como trabajador del señor M.A.F. y que una vez considerada esa prueba, no existiendo prueba en contrario a pesar que la cuestión fue debatida, la demanda se hubiera declarado sin lugar. Este motivo esta comprendido en el articulo 765 numeral primero, párrafo segundo del Código del Trabajo.- SEGUNDO MOTIVO.- ERROR DE DERECHO por apreciación errónea de la siguiente prueba: la declaración de los testigos H.V. ANDINO CERRATO Y F.R.V.C.. Con esa prueba testifical en la sentencia se da por establecido que el trabajar L.A.S. era empleado de la señora A.F., o sea que el error de derecho resulta porque se ha dado por establecido un hecho con un medio de prueba no eficaz ante la prueba documental con la cual se demuestra que la relación laboral existía con el señor M.F., la cual fue desechada y por lo cual existe el error de derecho porque ha dejado de apreciarse una prueba de esa naturaleza, siendo el caso hacerlo. Este motivo esta autorizado por el articulo 765, numeral primero, párrafo segundo del Código del Trabajo.- TERCER MOTIVO.- VIOLACION DEL ARTICULO 113 del Código del Trabajo por infracción directa. El articulo 113 del Código del Trabajo sirve fundamento legal a la sentencia confirmada por la Honorable Corte de Apelaciones del Trabajo de esta jurisdicción y la misma establece: “La terminación del contrato conforme a una de las causas enumeradas en el articulo anterior, surte efecto desde que el patrono le comunica al trabajador, pero este goza del derecho de emplazarlo ante los Tribunales del Trabajo antes que transcurra el termino de prescripción, con el objeto que le pruebe la justa causa en que se fundo el despido. Si el patrono no prueba dicha causa deberá pagar al trabajador las indemnizaciones que según este Código le puedan corresponder y, a titulo de daños y perjuicios, los salarios que este habría percibido desde la terminación del contrato hasta la fecha en que con sujeción a las normas procesales del presente Código quede firme la sentencia condenatoria respectiva”. El trabajador demandante no probo que se le haya comunicado alguna causa para que el patrono hubiera sido emplazado para probar esa causa como lo establece la disposición transcrita; el afirma que fue despedido, pero no expone la causa que se le hubiera comunicado. La violación de esa disposición resulta porque en el escrito de la demanda no aparece emplazamiento alguno para que se pruebe esa justa causa. De ahí que resulta la infracción directa de esa disposición.” RESULTA: Que con fecha ocho de noviembre de mil novecientos noventa, se puso a la orden del opositor, las presentes diligencias por el termino de diez días para que contestara la demanda plantada haciéndolo de la manera siguiente: “DESIGNACION DE LAS PARTES.- PARTE DEMANDANTE: L.A.S., mayor de edad, soltero, motorista y de este domicilio.- PARTE DEMANDADA: A.F., siendo su nombre correcto tal como ella lo rectifico en la contestación de la demanda, L.A.Z.F., mayor de edad, casada, ama de casa, hondureña y de este domicilio.- Estoy de acuerdo con lo que aparece bajo el titulo “INDICACION DE LA SENTENCIA IMPUGNADA”, lo mismo con la transcripción que aparece bajo el sub-titulo “RELACION SINTETICA DE LOS HECHOS EN LITIGIO”. ME OPONGO a lo consignado bajo el sub-titulo “DECLARACION DEL ALCANCE DE LA IMPUGNACION”, por ser la pretensión improcedente, ya que por una parte la sentencia dictada en primera instancia por el Juzgado de Letras Segundo del Trabajo, fue proferida en base a derecho, por otra parte la excepción de falta de personalidad o representación legal del demandado a que se hace referencia, la misma a estas alturas constituye cosa juzgada.- EXPRESION DE LOS MOTIVOS DE CASACION.- Lo expuesto en el “PRIMER MOTIVO” “ERROR DE HECHO” no es cierto que haya tal error, ya que la Honorable Corte de Apelaciones del Trabajo no podía apreciar como medios de prueba los documentos mencionados en los literales a y b, pues los mismos no fueron propuestos ni admitidos como medios de prueba en el juicio, sino que fueron acompañados en la contestación de la demanda queriendo desvirtuar una relación laboral entre el demandante y la demandada, pero tal relación quedo plenamente establecida en la sentencia interlocutoria dictada por el Juzgado de Letras Segundo del Trabajo, el día ocho de noviembre de 1989, en que declaro sin lugar la excepción dilatoria de falta de personalidad o representación legal del demandado, y al celebrarse la primera audiencia de tramite para proponer los medios de prueba, el representante de la parte demandada no compareció a la misma, por lo que se le declaro precluido el derecho, entonces no hubo tal debate, como tampoco este motivo puede estar comprendido en el articulo 765 párrafo segundo del Código del Trabajo. En cuanto a lo expresado en el “SEGUNDO MOTIVO” “ERROR DE DERECHO”, “por apreciación errónea de la siguiente prueba”, no puede existir dicho motivo, por cuanto la relación laboral entre el señor L.A.S., como demandante y la señora L. A. Z. F., como demandada, quedo plenamente establecida en la sentencia interlocutoria que a ese respecto dicto el Juzgado de Letras Segundo del Trabajo y que confirmo la Honorable Corte de Apelaciones del Trabajo, basada en la certificación de acta que se celebro ante la autoridad de trabajo respectiva, que consta a folio 5 y 6 de la primera pieza donde la demandada compareció a la audiencia y se arrogo la calidad de patrono y claro es que la prueba testifical es eficaz en este caso, ya que no hubo en contra de los testigos tacha legal alguna, pues la prueba documental a que hace mención el apelante no fue propuesta en juicio como tal, lo que consta de autos, donde nada mas se limitaron a acompañar fotocopia de los documentos antes citados, por lo que no puede existir error de derecho, ni estar autorizado en el articulo 765 numeral primero párrafo segundo, del código del Trabajo. Sobre lo que se dice en el tercer motivo “VIOLACION DEL ARTICULO 113 del Código del Trabajo por infracción directa”, no hay infracción del mencionado articulo, ya que el hecho de que aparezca el mismo mencionado en la sentencia dictada por el Juzgado Aquo, no quiere decir que el Juzgado se haya fundamentado en el articulo citado, ya que lo que consta de autos es un pequeño fragmento de articulo 113, en el CONSIDERANDO (6), pues la sentencia esta fundamentada precisamente en los artículos 117 y 120 del Código del Trabajo, apreciados en los CONSIDERANDOS (8) y (9) de la referida sentencia, donde se expone claramente las sanciones a que esta condenado el patrono cuando en forma unilateral da por terminado el contrato de trabajo, tal como aconteció en el presente caso, y esta situación NO la desvirtuó el patrono, en la secuela del juicio, ya que como repito este no propuso ningún medio de prueba en su defensa, por tal razón no se ha infringido dicha norma legal, pues de ninguna manera se ha alterado o restringido el alcance que la misma tiene.” RESULTA: Que no habiéndose solicitado la audiencia correspondiente, se nombro Magistrado Ponente en estas diligencia al Abogado J.D.A.D., quien en su oportunidad informo tener redactado el proyecto de sentencia respectivo; ordenando este Tribunal se dictase lo que procediere de conformidad a derecho. CONSIDERANDO: Que el recurrente en su primer motivo de casación alega: “Error de hecho por falta de apreciación de la siguiente prueba documental: a) El permiso provisional para transporte extendido por la Dirección General de Transporte a favor de M.F.; b) La certificación de matricula del vehículo a su favor también del señor M.F.. Estos documentos aparecen a folios de 13 al 16 de la primera pieza”; y en su segundo motivo alega: “Error de derecho por apreciación errónea de la siguiente prueba: la declaración de los testigos H.V. ANDINO CERRATO Y F.R.V.C.”; pero es de hacer notar que el recurrente en ambos motivos, omitió citar el o los preceptos legales sustantivos, de orden nacional que estima violados, requisito indispensable según el articulo 916 del Código de Procedimientos Civiles de aplicación supletoria por virtud del articulo 858 del Código del Trabajo; resultando incompleto para cada uno de los motivos arriba citados. CONSIDERANDO: Que el recurrente en su tercer motivo alega: “Violación del articulo 113 del Código del Trabajo por infracción directa”, y, en la aplicación del motivo hace referencia a situaciones probatorias debatidas en juicio, olvidando que la infracción directa se da con independencia del haz probatorio. Además el censor omitió citar el precepto autorizante en que considera comprendido el motivo, estando obligado a hacerlo, según el artículo 916 del Código de Procedimientos Civiles aplicado por virtud del artículo 858 del Código del Trabajo. CONSIDERANDO: Que por las razones expuestas es procedente desestimar los tres motivos de casación invocados por el recurrente. POR TANTO: La Corte Suprema de Justicia, en nombre del Estado de Honduras, por UNANIMIDAD de votos, y en aplicación de los artículos 303 y 319 atribución 7ª. de la Constitución de la República; 1º y 80 numeral 1º. De la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales; 666 letra c) 769, 776 y 777 del Código del Trabajo, FALLA: DECLARANDO NO HA LUGAR el recurso de casación de que se ha hecho merito, Y MANDA: Que, con certificación de este fallo, se devuelvan los antecedentes al Tribunal de su procedencia, para los efectos legales consiguientes.- Redacto el Magistrado A.D..- NOTIFIQUESE.792-90