Casacion nº CL1058-89 de Corte Suprema de Justicia, 20 de Abril de 1990

Ponente:JOAQUIN DONATO ALCERRO DIAZ
Fecha de Resolución:20 de Abril de 1990
Emisor:Corte Suprema de Justicia
Legislación aplicada:Artículos 7 Reformado, 19, 20, 21, 26, 30 y 47 del Código de Trabajo
RESUMEN

Que el Recurrente en su primer motivo de Casación alega: "Ser la sentencia violatoria de Ley sustantiva de orden nacional por infrcción indirecta de los artículos 7 reformado por Decreto No. 45, 20, 30 y 47 del Código del Trabajo", y citó como precepto autorizante el comprendido en el Ordinal 1o., párrafo 1o. del artículo 765 del Código del Trabajo.- Pero es de hacer notar: a) Que el Recurrente no precisa el párrafo del artículo 7 que se refiere a intermediario y contratista y los demás artículos que cita, son disposiciones de carácter general inviolables para los efectos de Casación como reiteradamente lo tiene declarado este Tribunal; b) El Recurrente omitió indicar las normas procesales por cuyo quebranto se llegó a la infracción de las normas que cita; c) Omite indicar si la infracción se produjo por error de hecho o de derecho y si éste fue por apreciación errónea o falta de apreciación de la prueba y d) Las infracciones a través de los errores de hecho o de derecho se encuentran comprendidas en el Ordinal 1o., párrafo 2o. del artículo 765 del Código del Trabajo, como así lo reconoce el Casacionista al citar el precepto autorizante de su segundo motivo. Que el Recurrente en su segundo motivo alega: " Ser la sentencia violatoria de ley sustantiva de orden nacional con infracción indirecta de los artículos 19, 20, 21 y 26 en relación con el 739 del código del Trabajo, derivado de la apreciación errónea de os medios de prueba cocumentales que a continuación citó".- Cabe observar que los artículos citados por el Recurrente como infringidos son disposiciones de carácter general inviolables para los efectos de Casación y además omite indicar si la apreciación errónea se produjo por error de hecho o de derecho. Que el recurrente en su tercer motivo de casación alega: "Ser la Sentencia violatoria de ley sustantiva de orden nacional por infracción indirecta de las normas contenidas en los artículos 4, 6, 7, 18, 19, 20 y 30 en relación con el 739 y 858 del código del Trabajo; por apreciación errónea en error de hecho de los medios de prueba que consiste en la inspección personal del señor Juez que mediante comunicación se libró al Juzgado de Paz del Municipio de Guayape, Departamento de Olancho que consta a folio 46 y 47 de la primera pieza" citó como precepto autorizante el comprendido en el Numeral 1, párrafo 1 del artículo 765 del código del Trabajo; pero las infracciones a través de los errores de hecho o de derecho se encuentran comprendidas en el Numeral 1 párrafo 2o. del artículo 765 del Código del Trabajo, como así lo cita el recurrente al indicar el precepto de su segundo motivo de casación.

 
CONTENIDO

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA.- Tegucigalpa, M.D.C., veinte de abril de mil novecientos noventa. VISTO : Para resolver el recurso de casación interpuesto ante la Corte de Apelaciones del Trabajo de esta Sección Judicial, el cuatro de septiembre de mil novecientos ochenta y nueve, por el Abogado OSCAR DOÑAS CHAVEZ, mayor de edad, soltero, hondureño y de este vecindario, en su condición de apoderado legal del señor C. S.C., mayor de edad, soltero, labrador, del vecindario del Coyol de Guayape, departamento de Olancho, y en transito por esta ciudad, en relación a la demanda laboral promovida ante el Juzgado Segundo de Letras del Trabajo de este Departamento de F. M., por el señor C.S.C., de generales ya expresadas, contra la señora A. D. D. S., mayor de edad, soltera, comerciante de madera, con residencia en la ciudad de Comayagua, departamento de Comayagua, para el pago de prestaciones laborales e indemnizaciones legales, por despido directo injustificado.- El recurso de casación se interpuso contra la sentencia de fecha treinta y uno de agosto de mil novecientos ochenta y nueve, pronunciada por la Corte de Apelaciones del Trabajo de esta Sección Judicial, mediante la cual revoca la sentencia definitiva dictada por el Juzgado Segundo de Letras del Trabajo de este departamento de F.M., el veintiséis de julio de mil novecientos ochenta y nueve. RESULTA : Que en fecha quince de marzo de mil novecientos ochenta y ocho, COMPARECIO ANTE EL Juzgado Segundo de Letras del departamento de F. M., el señor C. S. C., de generales ya conocidas, promoviendo demanda laboral para el pago de Prestaciones e indemnizaciones laborales por despido directo e injustificado, contra la señora A.D.D.S., también de generales ya expresadas, demanda que se fundo en los hechos y disposiciones legales siguientes: “LO QUE SE DEMANDA. - Demando que la señora A.D.D.S., sea condenada al pago de mis prestaciones laborales, salarios caídos, costas, por haberme despedido injustificadamente.- HECHOS. - 1).- Empecé a laborar con la demandada a partir del 3 de junio de 1982, en una palillera que tiene dicha señora en el lugar denominado C. de Guayape, departamento de Olancho, siendo mi salario proporcional mensual de SEISCIENTOS DIECISIETE LEMPIRAS CON SETENTA CENTAVOS (Lps.617.70).- 2).- Resulta señora Juez que el día 18 de enero de 1988, el señor A.M., quien se desempeña como J. de Y. en el Aserradero ubicado en Coyol de Guayape, departamento de Olancho, le manifesté en forma cordial y educada que no me pasara madera por la noche, pues me sentía mas cansado que trabajando por el día, y por eso se me irritaba la vista al grado de ponérseme roja, solamente esto basto para que el señor J. de Y. me contestara que estaba despedido sin causa justificada, pues el se enojo de que las operaciones de dicho aserradero no se hicieran de noche, para no tener la supervisión directa de la Corporación Hondureña Forestal (COHDEFOR). 3).- Por el hecho de haberme despedido al margen del articulo 117 del Código del Trabajo, la demandada esta obligada a pagarme mis prestaciones laborales hecho este que no se realizo, a pesar de habérsele citado por varias veces en el Ministerio del Trabajo, razón por la cual es que vengo a presentar esta demanda para el pago de mis prestaciones laborales e indemnizaciones legales correspondientes.- CUANTIA DE LA DEMANDA.- Estimo la cuantía de la demanda en la suma de CINCO MIL OCHOCIENTOS UN LEMPIRA CON CINCUENTA Y CINCO CENTAVOS (Lps.5,801.55), por los siguientes conceptos: Preaviso dos meses sesenta días…Lps.1,235.40 Auxilio de Cesantía cinco meses…..Lps.3,088.50, Auxilio de Cesantía Proporcional 225 días…..Lps.386.06, V. Últimos dos años……Lps.823.60, Vacaciones Proporcionales a 225 días….. Lps.257.38, A. proporcional 1988-18 días….. Lps.10.61, TOTAL……Lps.5,801.55. RELACION DE LOS MEDIOS DE PRUEBA.- Para acreditar los extremos planteados en la presente demanda me hare valer de los siguientes medios de prueba: DOCUMENTOS PUBLICOS Y PRIVADOS, TESTIFICAL, CONFESION, PERITAJE SI FUERE NECESARIO, INSPECCION PERSONAL DEL SEÑOR JUEZ ASOCIADO DE SU SECRETARIO DE ACTUACIONES, Y PRESUNCIONES LEGALES.- FUNDAMENTOS DE DERECHO.- Sirven de fundamentos a la presente demanda los artículos siguientes: 1,2,3,4,5,6,7,8,9,10,17,18,19,20,21,22,23,24,25,27,29,30,11 6,117,120,664,665,666,667,669,700,703,704,705,706,707,708 y 858 del Código del Trabajo.” RESULTA: Que en fecha veinte de abril de mil novecientos ochenta y nueve, compareció la señora A. D. D.S., de generales ya mencionadas, contestando la demanda de que se ha hecho merito fundando la misma en los hechos y disposiciones legales siguientes: “A LO QUE SE DEMANDA.- Se rechaza por no asistirle ningún derecho al demandante.- A LOS HECHOS.- 1.- El hecho primero se rechaza en su totalidad en virtud de que el demandante nunca ha sido trabajador de mi empresa, por lo que nunca se ha iniciado relación laboral, ni ha devengado salario.- 2.- Igualmente se rechaza el hecho segundo de la demanda por ser falso.- 3.- Se rechaza el hecho tercero de la demanda por ser falso.- HECHOS Y RAZONES DE LA DEFENSA.- El señor demandante nunca fue trabajador de mi empresa, por lo que no le asiste ningún derecho en contra de la misma.- El demandante no tenia una relación de dependencia con la empresa, ni estaba subordinado a la misma, ni sujeto a condiciones de trabajo en cuanto al modo, tiempo o cantidad de trabajo.- Ocasionalmente, el demandante a su riesgo y cuenta, contrataba con la empresa la elaboración de palillos, pagándole contra entrega de los mismos, en razón a la cantidad.- El demandante contrataba a sus propios trabajadores, sin tener ninguna subordinación o dependencia con la empresa, la cual le pagaba contra la entrega de palillos que elaboraba por su propia cuenta.- CUANTIA DE LA DEMANDA.- La cuantía de la demanda se rechaza totalmente por no asistirle ningún derecho al demandante.- RELACION DE LOS MEDIOS DE PRUEBA.- Para acreditar los extremos de la contestación y desvirtuar los de la demanda me hare valer de los siguientes medios probatorios: DOCUMENTAL, TESTIFICAL, INSPECCION, CONFESIONES, PERITAJE, si fuese necesario, PRESUNCIONES Y COMUNICACIONES.- FUNDAMENTOS DE DERECHO Fundamento la presente contestación en los artículos: 82, de la Constitución de República; 19,20,664,690,709 y demás aplicables del Código del Trabajo.” RESULTA: Que seguido el tramite legal correspondiente el Juzgado segundo de letras del trabajo de F.M., el veintiséis de julio de mil novecientos ochenta y nueve, dicto sentencia definitiva mediante la cual “FALLA: Declarando CON LUGAR la demanda CON LUGAR la demanda de merito.- Y en consecuencia se CONDENA a la señora A.D.D.Z., mayor de edad, soltera, comerciante de la madera y de este vecindario, en su calidad de propietaria de la Venta de Madera denominada JESUS DE LA BUENA ESPERANZA a cancelarle al señor C.S.C., mayor de edad, soltero, labrador, del vecindario del Coyol de Guayape, departamento de Olancho, la cantidad de CINCO MIL OCHOCIENTOS UN LEMPIRAS CON CINCUENTA Y CINCO CENTAVOS (Lps.5,801.55) en concepto de Prestaciones e Indemnizaciones laborales; Vacaciones de los dos últimos años y proporcionales; aguinaldo proporcional de 1988 y a titulo de daños y perjuicios los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta que con sujeción a las normas procesales del Derecho Laboral cause ejecutoria la presente sentencia.- CON COSTAS.” RESULTA: Que el Juzgado de Primera Instancia fundo su fallo en los considerandos y disposiciones legales siguientes: “CONSIDERANDO (1): Que con fecha quince de marzo de mil novecientos ochenta ocho, siendo las once y cuarenta y cinco minutos de la mañana, el trabajador C.S.C., de generales anteriormente anotadas, presenta ante el Juzgado de Letras Segundo del Trabajo, demanda ordinaria laboral para el pago de prestaciones laborales e indemnizaciones legales, por despido directo e injustificado, contra la señora A.D.D.S., de generales antes indicadas, en su calidad de propietaria de la venta de madera denominada JESUS DE LA BUENA ESPERANZA.- CONSIDERANDO (2): Que la susodicha demanda fue contestada en tiempo y forma, el veinte de abril de mil novecientos ochenta y ocho, siendo las dos y quince minutos de la tarde.- CONSIDERANDO (3): Que la parte actora en el plan de su demanda alega entre otras cosas: “…1) Empecé a laborar con la demandada a partir del 3 de junio de 1982, en una palillera que tiene dicha señora en el lugar denominado C. de Guayape, departamento de Olancho, siendo mi salario proporcional mensual de SEISCIENTOS DIECISIETE LEMPIRAS CON SETENTA CENTAVOS (Lps.617.70).- 2.- Resulta señor Juez que el día 18 de enero de 1988, el señor A.M., quien se desempeña como J. de Y. en el Aserradero ubicado en Coyol de Guayape, departamento de Olancho, le manifesté en forma muy cordial y educada que no me pasara madera por la noche, pues me sentía mas cansado que trabajando por el día y que por eso se me irritaba la vista al grado de ponérseme roja, solamente esto basto para que el señor J. de Y. me contestara que estaba despedido sin causa justificada, pues el se enojo de que las operaciones de dicho aserradero no se hechieran de noche, para no tener la supervisión directa de la Corporación Hondureña Forestal (COHDEFOR).- 3.- Por el hecho de haberme despedido al margen del articulo 117, del código del Trabajo, la demandada esta obligada a pagarme mis prestaciones laborales hecho este que no se realizó, a pesar de habérsele citado por varias veces en el Ministerio del Trabajo, razón por la cual es que vengo a presentar esta demanda para el pago de mis prestaciones e indemnizaciones legales correspondientes.- CUANTIA DE LA DEMANDA.- Estimo la cuantía de la demanda en la suma de CINCO MIL OCHOCIENTOS UN LEMPIRA CON CINCUENTA Y CINCO CENTAVOS (Lps.5,801.55).- CONSIDERANDO (4): Que la parte demandada en la contestación de la demanda, aduce: “…A LOS HECHOS.- 1.- El hecho primero se rechaza en su totalidad en virtud de que al demandante nunca ha sido trabajador de mi empresa, por lo que nunca se ha iniciado relación laboral, ni ha devengado salario.- 2.- Igualmente se rechaza el hecho segundo de la demanda por ser falso.- HECHOS Y RAZONES DE LA DEFENSA.- El señor demandante nunca fue trabajador de mi empresa, por lo que no le asiste ningún derecho en contra de la misma.- El demandante no tenia una relación de dependencia con la empresa, ni estaba subordinado a la misma, ni sujeto a condiciones de trabajo, en cuento al modo, tiempo o cantidad de trabajo ocasionalmente el demandante a su riesgo y cuenta, contrataba con la empresa la elaboración de palillos, pagándole contra entrega de los mismos, en razón de la cantidad; el demandante contrataba a sus propios trabajadores sin tener ninguna subordinación o dependencia con la empresa, la cual le pagaba contra la entrega de palillos que elaboraba por su propia cuenta. CUANTIA DE LA DEMANDA.- La cuantía de demanda se rechaza totalmente por no asistirle ningún derecho al demandante.- CONSIDERANDO (5): Que en todo contrato individual de trabajo deben entenderse incluidos por lo menos, las garantías y derechos que otorguen a los trabajadores la Constitución, el Código de Trabajo, sus Reglamentos y las demás leyes de trabajo o de previsión social.- CONSIDERANDO (6): Que la parte demandada alega que el demandante en ningún momento fue trabajador de su empresa, lo que no pudo probar fehacientemente, sin embargo en la Inspección realizada por el señor Juez de Paz comisionado del Municipio de Guayape, departamento de Olancho (ver folio No.46 vuelto) si se acredita la calidad de trabajador del demandante de la empresa perteneciente a la demandada.- CONSIDERANDO (7): Que en consideraciones legales anteriormente indicadas, este Tribunal de Primera Instancia es del criterio por declarar SI HA LUGAR el reclamo presentado.- ARTICULOS: 134,135,303 y 314 de la Constitución de la República; 1,38 párrafo 2do. Y 137 de la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales; 183 párrafo ultimo, 184,186,188,189,190 y 192 del Código de Procedimientos Civiles; 1, 2, 3, 4, 5, 6, 8, 10, 19, 20, 21, 25, 664, 665, 666 letra “a”,667, 668, 679 no.1, 690, 703, 704,738, 739,740 numeral 2, 744,759 y 858 del Código de Trabajo vigente.” RESULTA: Que la Corte de Apelaciones del Trabajo de esta Sección Judicial, conocedora en apelación del fallo dictado en primera instancia por el Juzgado segundo de Letras del Trabajo, de este departamento de F.M. FALLA: REVOCANDO la sentencia definitiva proferida por el Juez Segundo de Letras del Trabajo de este departamento, con fecha veintiséis de julio de mil novecientos ochenta y nueve que corre a folios cincuenta y uno (51) y cincuenta y dos (52) frente y vuelto de la primera pieza de autos, y en consecuencia este Tribunal DECLARA SIN LUGAR, la demanda incoada por el señor C.S. CRUZ contra la señora A.D.D.S. propietaria del Aserradero “J. de la Buena Esperanza”, ambos de generales expresadas, Y ABSUELVE de toda responsabilidad económica a la demandada por los conceptos de dicha demanda, SIN COSTAS EN AMBAS INSTANCIAS.” RESULTA: Que el Tribunal de Segunda Instancia fundo su fallo en los considerandos y disposiciones legales siguientes: “CONSIDERANDO : Que el apoderado demandado requirió de este Tribunal, la practica de un medio de prueba de inspección según el no cumplimentado por el señor Juez de Paz de Guayape del Departamento de Olancho, por facultades delegadas por el Juez que conoce del juicio según comunicación judicial solicitada en la primera audiencia de tramite que aparece a folios trece (13) de la primera pieza de autos.- CONSIDERANDO: Que si bien dicha parte demandada solicito una inspección a realizarse en la misma forma, por el Juez de Paz de Santa Cruz de Guayape para constatar “que el trabajador demandante no aparece como trabajador, en las planillas y además documentación del aserradero “J. de la Buena Esperanza” (ver folios trece 13 frente); esta comunicación en realidad no fue enviada pero consta a folio treinta y dos (32) de los mismos autos, que mediante inspección personal realizada por el señor Juez de conocimiento en las oficinas de dicho aserradero ubicadas en Tegucigalpa, este constato por tenerlas a la vista, que en las planillas de empleados de los trabajadores del aserradero J. de la Buena Esperanza de Guayape, departamento de Olancho, que revisándolas minuciosamente no aparece el nombre del trabajador C.S. C.”, siendo pues innecesaria su repetición.- CONSIDERANDO: Que del análisis de tales medias probatorios de inspección, lo mismo que de la prueba testifical de la parte demandada que aparece a folio 24 en que los testigos fueron contestes y no se contradijeron al declarar: que el actor siempre trabajo bajo el sistema de contratista no cobrando su sueldo por planilla; que se le pagaba a razón de L.50.00 por millar de palillos, y que tenia por su cuenta y bajo su responsabilidad tres o cuatro trabajadores que le ayudaban, y finalmente mediante la prueba documental de varios recibos extendidos por el actor a favor del aserradero (ver folios 15 al 19) quien (el actor) se llama a si mimo “contratista”, y llama a sus emulentos “cantidades a cobrar” y no salarios (advirtiendo que estos documentos no fueron refutados como apocritos y que el J. en su inspección personal constato además du existencia original agregándose a los autos las fotocopias respectivas folios 32 al 39), hacer plena prueba a este Tribunal de que el actor señor C.S.C. no fue un trabajador subordinado de la demandada, sino que trabajo bajo el sistema de contratista independiente por lo cual la sentencia apelada no se encuentra arreglada a derecho y procede su revocatoria.- ARTICULOS.- 134,135,303 y 314 de la Constitución de la República, 1º. Y 137 de la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales; 1º. 2º. 7º. Reformado 664, 665, 666 letra b), 672, 699 párrafo segundo, 760 y 858 del Código del Trabajo en relación este ultimo con los artículos 183, 187, 188, 190 y 200 del Código de Procedimientos Civiles.” RESULTA: Que en fecha seis de septiembre de mil novecientos ochenta y nueve, la Corte de Apelaciones del Trabajo de esta Sección Judicial, concedió el recurso de casación interpuesto por el Abogado O. D. C., en su condición de apoderado legal del señor C. S.C., de generales ya expresadas, ordenándose la remisión de los autos a este Supremo Tribunal de Justicia, para la substantacion del recurso de conformidad a derecho. RESULTA: Que mediante sentencia de fecha dos de octubre de mil novecientos ochenta y nueve, este Supremo Tribunal de Justicia, admitió el recurso de casación interpuesto por el Abogado OSCAR DOÑAS CHAVEZ, disponiéndose se llevara adelante la tramitación del recurso confiriéndose traslado de los autos al recurrente por el termino legal para que formulara la demanda de casación. RESULTA: Que con fecha diez de noviembre de mil novecientos ochenta y nueve, compareció ante este Supremo Tribunal el Abogado O.D.C., de generales ya conocidas, en su condición de apoderado legal del señor C.S.C., formalizando el recurso de casación que interpusiera oportunamente de la manera siguiente: “DESIGNACION DE LAS PARTES.- Son partes litigantes en este juicio: 1.- El demandante C.S.C., mayor de edad, soltero, labrador, del vecindario del Coyol de Guayape, departamento de Olancho, representado por el Abogado OSCAR DOÑAS CHAVEZ, mayor de edad, soltero, hondureño, de este vecindario y residencia con oficinas instaladas en el BUFETE ESTUDIO DE ABOGADOS, sito el edificio I.S.P., Segundo nivel, pieza No.200, frente a Cine Clamer Tegucigalpa, Municipio del Distrito Central, con carnet de colegiación profesional No.01275.- 2).- Como litigante demandado: A.D.D.S., mayor de edad, soltera, Comerciante de Madera, quien reside en las ciudad de Comayagüela, enfrente del Aserradero Fermín Chang, representada por el Licenciado ENRIQUE FLORES LANZA, mayor de edad, casado, Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales, hondureño, colegiado con el numero 18-05, de este vecindario y residencia, con dirección profesional en la Colonia Miraflores, bloque 66, casa No.10”a”, Tegucigalpa, Municipio del Distrito Central.- INDICACION DE LA SENTENCIA IMPUGNADA.- La sentencia impugnada es la dictada por la Honorable Corte de Apelaciones del Trabajo de esta Sección Judicial, el día treinta y uno de agosto de mil novecientos ochenta y nueve, que revoco la sentencia definitiva dictada por el Juzgado Segundo de Letras del Trabajo de la ciudad de Tegucigalpa, departamento de F.M., de fecha veintiséis de julio de mil novecientos ochenta y nueve, en el mencionado juicio, que en su parte resolutiva dice textualmente: POR TANTO: Esta CORTE DE APELACIONES DEL TRABAJO, impartiendo justicia a nombre de la República de Honduras, por MAYORIA DE VOTOS al haber disentido el Magistrado G.H. y en aplicación de los artículos 134, 135, 303 y 314 de la Constitución de la República; 1º y 137 de la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales; 1º,2º,7º reformado 664, 665, 666 letra b), 672,699 párrafo segundo, 760 y 858 del Código del Trabajo en relación este ultimo con los artículos 183, 187, 188, 190 y 200 del Código de Procedimientos Civiles, FALLA: REVOCANDO la sentencia definitiva proferida por el Juez Segundo de Letras del Trabajo de este departamento, con fecha veintiséis de julio de mil novecientos ochenta y nueve que corre a folios cincuenta y uno (51) y cincuenta y dos (52) frente y vuelto de la primera pieza de autos, y en consecuencia este Tribunal DECLARA SIN LUGAR la demanda incoada por el señor C. S. CRUZ contra la señora A. D. D.S. propietaria del Aserradero “J. de la Buena Esperanza”, ambos de generales expresadas, Y ABSUELVE de toda responsabilidad económica a la demandada por los conceptos de dicha demanda SIN COSTAS EN AMBAS INSTANCIAS”.- RELACION SINTETICA DE LOS HECHOS EN LITIGIO.- Los hechos alegados en la litis fueron los siguientes 1.- La parte demandante en su libelo sostiene: 1).- Empecé a laborar con la demandada a partir del 3 de junio de 1982, en una palillera que tiene dicha señora en el lugar denominado C. de Guayape, departamento de Olancho, siendo mi salario proporcional mensual de SEISCIENTOS DIECISIETE LEMPIRAS CON SETENTA CENTAVOS (Lps.617.70).- 2).- Resulta señor Juez que el día 18 de enero de 1988, el señor A.M., quien se desempeña como J. de Y. en el Aserradero ubicado en Coyol, departamento de Olancho, le manifesté en forma muy cordial y educada que no me pasara madera por la noche, pues me sentía mas cansado que trabajando por el día, y que por eso se me irritaba la vista al grado de ponérseme roja, solamente esto basto para que el señor J. de Y. me contestara que estaba despedido sin causa justificada, pues el se enojo de que las operaciones de dicho aserradero no se hicieran de noche para no tener la supervisión directa de la Corporación Hondureña Forestal (COHDEFOR). 3).- Por el hecho de haberme despedido al margen del articulo 117, del Código del Trabajo la demandada esta obligada a pagarme mis prestaciones laborales hecho este que no se realizo, a pesar de habérsele citado por varias veces en el Ministerio del Trabajo, razón por la cual es que vengo a presentar esta demanda para el pago de mis prestaciones laborales e indemnizaciones legales correspondientes .- II.- La parte demandada sostuvo en los hechos: El señor demandante nunca fue trabajador de mi empresa, por lo que no le asiste ningún derecho en contra de la misma.- El demandante no tenia una relación de dependencia con la empresa, ni estaba subordinado a la misma, ni sujeto a condiciones de trabajo en cuanto al modo, tiempo o cantidad de trabajo. Ocasionalmente, el demandante a su riesgo y cuenta, contrataba con la empresa la elaboración de palillos, pagándole contra entrega de los mismos en razón de la cantidad.- El demandante contrataba a sus propios trabajadores, sin tener ninguna subordinación o dependencia con la empresa, la cual le pagaba contra la entrega de palillos que elaboraba por su propia cuenta.- DECLARACION DEL ALCANCE DE LA IMPUGNACION.- En el párrafo denominado “INDICACION DE LA SENTENCIA IMPUGNADA”, señale como sentencia impugnada la dictada por la Corte de Apelaciones del Trabajo de esta sección judicial, con fecha treinta y uno de agosto de mil novecientos ochenta y nueve, cuya parte resolutiva copie íntegramente y que en la parte conducente dice: “FALLA: REVOCANDO la sentencia definitiva proferida por el Juez Segundo de Letras del Trabajo de este departamento, con fecha veintinueve de julio de mil novecientos ochenta y nueve, que corre a folios cincuenta y uno (51) y cincuenta y dos (52) frente y vuelto de la primera pieza de autos, y en consecuencia este Tribunal DECLARA SIN LUGAR la demanda incoada por el señor C.S.C., contra la señora A.D.D.S. propietaria del Aserradero “J. de la Buena Esperanza” ambos de generales expresadas, Y ABSUELVE de toda responsabilidad a la demandada por los conceptos de demanda, SIN COSTAS EN AMBAS INSTANCIAS.” Con la presente demanda de casación se persigue la anulación total de este fallo, porque es violatorio de normas sustantivas de orden nacional y por consiguiente al casar la sentencia recurrida, ser reemplazado dicho ordenamiento en la forma siguiente: “POR TANTO: La Honorable Corte Suprema de Justicia, en nombre del Estado de Honduras, y en aplicación de los artículos: 303 y 319 numeral 7 de la Constitución de la República; 1 y 80 de la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales, 11 ordinal 2 párrafo 2º, 738,739 del Código del Trabajo; 190 del código de Procedimientos Civiles, 858 del Código del Trabajo, FALLA: CASANDO la sentencia recurrida, y en consecuencia declara con lugar la demanda promovida por el señor C.S.C., mayor de edad, soltero, labrador, del vecindario del Coyol de Guayape, departamento de Olancho, contra la señora A. D. D. S., mayor de edad, soltera, comerciante de madera, residente en la ciudad de Comayagüela, Municipio del Distrito Central, enfrente del A.F.C., condenando a la demandada A.D.D.S. a pagar el trabajador C.S.C., la cantidad de CINCO MIL OCHOCIENTOS UN LEMPIRAS CON CINCUENTA Y CINCO CENTAVOS (Lps.5,801.55) por los siguientes conceptos: dos meses de preaviso: Lps.1,235.40; cinco meses de auxilio de cesantía Lps.3,088.50; auxilio de cesantía proporcional a 225 días: Lps.386.06; vacaciones últimos dos años; Lps.823.60 vacaciones proporcionales a 225 días Lps.257.38; aguinaldo proporcional 1988, 18 días Lps.10.61; mas los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta que se encuentra firme la sentencia condenatoria CON COSTAS.- EXPRESION DE LOS MOTIVOS DE CASACION.- PRIMER MOTIVO……..Ser la sentencia violatoria de Ley sustantiva de Orden Nacional por infracción indirecta de los artículos 7 reformado por decreto no.45, 20,30 y 47 del Código del Trabajo.- PRECEPTO AUTORIZANTE……Este motivo de casación esta comprendido en el ordinal 1, párrafo 1 del articulo 765 del Código del Trabajo.- Esta Honorable Corte Suprema de Justicia tiene establecido que la infracción indirecta de la Ley se encuentra establecida cuando ocurre por error manifiesto de hecho en la apreciación de las pruebas. LA VIOLACION PASO A EXPLICARLA EN LA SIGUIENTE FORMA.- Mediante decreto numero 45 reformado el articulo 7 del Código del Trabajo que en su párrafo segundo dice textualmente: “Son contratistas y por tanto verdaderos patronos de sus trabajadores y no representantes ni simples intermediarios las personas que contraten la ejecución de una o varias obras o labores en beneficio ajeno, por un precio determinado, asumiendo todos los riesgos para realizar con sus propios medios u on libertad o autonomía técnica y directiva. Pero el beneficio del trabajo, dueño de la obra o base industrial, a menos que se trate de labores extrañas a las actividades normales de su empresa o negocio, será solidariamente responsable con el contratista por el valor de los salarios y de las prestaciones e indemnizaciones a que tenga derecho los trabajadores, solidaridad que no consta para que el beneficiario estipula con el contratista las garantías del caso y para que repita contra el lo pagado a sus trabajadores. El contratista pagara a sus trabajadores los mismos salarios, prestaciones e indemnizaciones que paga el beneficiario del trabajo, a sus trabajadores en sus labores, obras o negocios.” – Cuando la Honorable Corte de Apelaciones del Trabajo sostiene en su considerado ultimo que con la prueba testifical de la parte demandada, la cual aparece a folio (24) de la primera pieza que los testigos fueron contestes y no se contradigeran al declarar se esta violando en forma abierta la norma legal antes descrita por los extremos siguientes: a) O. H. M. que de conformidad con el articulo 30 del Código del Trabajo, la inexistencia del Contrato escrito exigido por este Código es imputable al patrono. El patrono que no celebre por escrito los contratos u omita alguno de sus requisitos, hará presumir en caso de controversia que son ciertas las estipulaciones de trabajo alegados por el trabajador sin perjuicio de prueba en contrario. La anterior norma y la ya antes descrita tal como lo sostengo ha sido violentada indirectamente, porque no consta en autos la existencia de un contrato por escrito de la naturaleza que ha venido alegando la parte demandada debió haberlo hecho por escrito, pues esta debidamente demostrado que la actividad del trabajador fue permanente en el Aserradero Jesús de la Buena Esperanza, en virtud de las labores que consistió en hacer palillos, pues no esta de menos citar que el articulo 47 del Código del Trabajo, se refiere que los contratos relativos a labores que por su naturaleza sean permanentes o continuos en la empresa se consideraran como celebrado por tiempo indefinido extremo legal que la Honorable Corte de Apelaciones del Trabajo, no quiso atender, pues la actividad o parte de ella para el Aserradero era hacer palillos.- b) Al sostener el Tribunal de Segunda Instancia que los testigos fueron conteste de la parte demandada, estaba contradiciendo los hechos relatados por los testigos de la demandada, pues el señor C.G.R.S. declaro que el señor C.S.C. trabajaba de día, pero a veces le ordenaba el J. de Yarda trabajar de noche, que se entiende bajo estos términos que mi representado no tenia libertad o autonomía técnica y directiva al realizar sus labores, porque se encontraba subordinado al Jefe inmediato, y lo mas extremo que consta en declaración del testigo de la parte demandada don JOSE DESPOSARIO BARAHONA ANTUNEZ, confirma al Capitulo Quinto que lo que paso fue que lo corrieron al señor C.S., este hecho demuestra que realmente existió el despido injusto y directo de parte de la demandada, mas adelante el señor MARCIAL A.M. afirma en su declaración que la materia prima se la entregaba el señor A. M., J. de Y. del A. y que la maquinaria es completamente de la demandada, las razones antes expresadas debidamente fundamentadas dejan claro que la tesis de Contratista que ha venido sosteniendo la demandada no se puede configurar jurídicamente, pues el señor C.S. no actuaba con sus propios medios ni con libertad o autonomía técnica ni directiva, pues siempre recibía ordenes; que el articulo 7 reformado por el decreto 45 establece los requisitos esenciales para que se pueda configurar un contrato como de la magnitud de un contratista, amen de que este tipo de documentos deberá constar por escrito, pues en caso contrario los tribunales deberán aplicar forzosamente la norma que para estos casos deberá regir, que es exclusivamente el articulo 30 del Código del Trabajo. C) No queda mas Honorable Corte Suprema de Justicia bien establecido que la Honorable Corte de Apelaciones del Trabajo violo las normas legales citadas al no aplicarlas correctamente, razón por la cual hace admisible este motivo de casación.- SEGUNDO MOTIVO DE CASACION…….Ser la sentencia violatoria de Ley sustantiva de ordena nacional con infracción indirecta de los artículos 19,20,21 y 26 en relación con el 739 del Código del Trabajo, derivado de la apreciación errónea de los medios de prueba documentales que a continuación cito: a) Recibo por Lps.176.00 de fecha 13 de agosto de 1987, b) Recibo por Lps.182.65 de fecha 27 de agosto de 1987; c) Recibo por Lps.180.25 de fecha 10 de septiembre de 1987, e) Recibo por Lps.384.85 de fecha 3 de diciembre de 1987, los cuales obran del folio 15 al 19 de la primera pieza.- PRECEPTO AUTORIZANTE……..Este motivo de casación esta comprendido en el ordinal 1 párrafo 2 del articulo 765 del Código del Trabajo.- LA VIOLACION PASO A EXPLICARLA DE LA SIGUIENTE FORMA: Los de prueba que fueron apreciados erróneamente son los siguientes: a) El recibo por la suma de Lps.176.00 (CIENTO SETENTA Y SEIS LEMPIRAS) que en su contenido expresa lo siguiente: “Recibo del Aserradero Jesús de la Buena Esperanza la cantidad de Lps.176.00 (CIENTO SETENTA Y SEIS LEMPIRAS EXACTOS), valor que me corresponde como pago Contratista Palillera y se detalla así: 3,200 P.T. Palillo a Lps.50.00 millar…….Lps.160.00, 400 P.T.Tampa a Lps.40.00 millar……..16.00 TOTAL NETO A COBRAR…….Lps.176.00. Este documento se encuentra a folio 15, lo mismo que los recibos detallados por la suma de Lps.182.65; 180.25; 165.95 y Lps.384.85 esta el folio 15 al 19 de la primera pieza. Si bien es cierto la Prueba Documental que antes detallaremos consta que fue admitida, no se le pruebe dar el requisito esencialmente de formalista, en virtud que el señor C.S. C., H. M. no saben leer ni escribir, por esta razón los recibos antes mencionados no se acredito que esa era la huella digital de mi poderdante, circunstancia que el Apoderado demandado no puedo demostrar.- Por este factor tan importante y decisivo en el presente juicio la Honorable Corte de Apelaciones del Trabajo en su sentencia, no pudo haberse aferrado que el trabajador laboro bajo el sistema de Contratista no cobrando su sueldo por planilla, que se le pagaba a razón de Lps.50.00 por millar de palillos donde mi poderdante se le llamaba contratista y sus emolumentos cantidades a cobrar y no salarios; según la Honorable Corte de Apelaciones del Trabajo, dichos documentos no fueron refutados como apocritos, pues si hubiere existido firmas se hubiera hechos; con lo anterior queda debidamente demostrado la apreciación errónea de la prueba documental que antes me refiriera, por la circunstancias que considero sumamente lógicas. b) El señor C.S.C. no sabe leer ni escribir por esta razón no puede decir que el contenido de los recibos que obran a folios 15 al 19 de la Primera Pieza sea exactamente la huella digital de mi Representado no se podría determinar que el contenido de estos documentos, reflejan la relación de trabajo que existió, y mucho menos, aun que a un campesino se le pueda llamar Contratista, porque sabiendo nosotros los letrados este Contrato debe constar por escrito y no verbalmente.- c) Por otro lado nuestras leyes, principalmente la que se refiere al notariado indica que es cuando una persona no puede firmar deberá hacerlo un testigo instrumental y en los documentos antes referidos no se encuentra ninguna firma que pudiera dar fe que efectivamente el señor C.S.C. puso su huella digital en dichos documentos que con lo anterior es mas que razón para desestimar el considerando ultimo de la sentencia de la Honorable Corte de Apelaciones del Trabajo.- Por ultimo Honorable Corte Suprema de Justicia dichos documentos ni tan siquiera fueron llevados a confesión para que el señor C.S. pudiera haber dado fe del contenido de los mismos; o que se halla nombrado un perito para determinar si la huella digital que se encuentra en los recibos detallados pertenece al señor C.S.C., situación que no se hizo.- TERCER MOTIVO DE CASACION…….Ser la sentencia violatoria de la ley sustantiva de orden nacional por infracción indirecta de las normas contenidas en los artículos 4, 6, 7, 18, 19, 20 y 30 en relación con el 739 y 858 del Código del Trabajo; por apreciación errónea en error de hecho de los medios de prueba que consiste en la inspección personal del señor Juez que mediante comunicación se libro al Juzgado de Paz del Municipio de Guayape, departamento de Olancho que consta a folio 46 y 47 de la primera pieza.- PRECEPTO AUTORIZANTE….Este motivo de casación esta comprendido en el numeral 1 párrafo 1 del articulo 765 del código del Trabajo.- LA VIOLACION PASO A EXPLICARLA DE LA SIGUIENTE FORMA: La sentencia de segunda instancia dictada por la Honorable Corte de Apelaciones del Trabajo de esta Sección Judicial en abierta contraposición a lo que dispone la ley, circunstancia que trabajo como consecuencia la apreciación errónea por error de hecho de los medios de prueba que se encuentran agregados a los folios relacionados en este motivo y que fueron presentados en tiempo y forma en la primera instancia y que al apreciarse erróneamente como repito, condujeron a que la sentencia de segunda instancia violara las normas sustantivas de orden nacional señaladas en este motivo de casación, La Honorable Corte Suprema de Justicia, puede apreciar que a folio 46 vuelto se encuentra el Acta de Inspección que el señor Juez de Paz del Municipio de Guayape, departamento de Olancho, constato los extremos siguientes: a) Que el señor C.S.C. trabajaba en el Aserradero Jesús de la Buena Esperanza del termino municipal en un predio de aproximadamente 100 varas cuadradas y 60 del rio Jutiapa.- b) La labor que el señor S.C. desempeñaba era como trabajador de palillera de la empresa.- c) La maquina que el señor S.C. manejaba era un motor IZUSU T.X. el que pertenece a la empresa.- d) El señor A.M. se desempeñaba como Administrador de la empresa y Jefe de Personal.- No obstante lo anterior Honorable Corte Suprema de Justicia al apreciar erróneamente la inspección personal la Honorable Corte de Apelaciones del trabajo en su ultimo considerando fija que del análisis de los medios probatorios de inspección se constato que el demandante fue trabajador bajo el sistema de Contratista independiente.- Habrase visto Honorable Corte que con la prueba anterior el Tribunal de Segunda Instancia al no apreciarlo en su contexto legal, de termino que el demandante es un contratista, aunque para ello no se haya cumplido con lo establecido en el articulo 7 del Código del Trabajo, en cuento a los requisitos que un trabajador como contratista asume todos los riesgos para realizar la obra con sus propios medios y no con los de la Empresa, tiene autonomía técnica y directiva circunstancia que quedo debidamente demostrado que mi representado estaba subordinado incluso a un horario de seis de la mañana hasta altas horas de la noche, en virtud que el representante de la demandada, administrador del Aserradero Jesús de la Buena Esperanza lo obligaba a realizar trabajos extraordinarios, los cuales no eran pagados, así como quería el trabajo. Al apreciar la Honorable Corte de Apelaciones del trabajo erróneamente la prueba de inspección, y demás pruebas encontramos H.M. que la Apreciación errónea de que ha sido objeto el medio de prueba anterior discrepan con la ley sustantiva en especial con lo que es un trabajador, al no resolver el caso conforme a la ley y ha desvirtuado lo que es un contrato individual de trabajo, asimismo el no haber aplicado el articulo 20 del Código del Trabajo en cuanto a la actividad personal del trabajador, la subordinación y el salario que recibía, que en nuestro Código no explica como lo debe recibir, si a través de planillas o recibo.- Estos Hechos relacionados Honorable Magistrados demuestran que por la Vía de apreciación errónea en el error de hecho, se violentaron las normas sustantivas de orden nacional, sustentadas en este motivo por lo cual procede se case la sentencia y que la Honorable Corte sentenciadora haga suya todas y cada una de las apreciaciones del Juzgador de Primera instancia.-“ RESULTA: Que en fecha trece de noviembre de mil novecientos ochenta y nueve, se dio en traslado al opositor por el termino de diez días para que contestara la demanda de merito; y quien no haciéndolo en proveído del dieciocho de enero de mil novecientos noventa, se declaro caducado de derecho y perdido irrevocablemente el termino dejado de utilizar por el opositor para que contestara la demanda de casación. RESULTA: Que no habiéndose solicitado la audiencia correspondiente, se nombro Magistrado Ponente en estas diligencias al Abogado J.D.A.D., quien en su oportunidad informo tener redactado el proyecto de sentencia respectivo, ordenando este Tribunal se dictase lo que procediere de conformidad a derecho. CONSIDERANDO: Que el Recurrente en su primer motivo de casación alega: “Ser la sentencia violatoria de ley sustantiva de orden nacional por infracción indirecta de los artículos 7 reformado por decreto No.45,20,30 y 47 del Código del Trabajo”, y cito como precepto autorizante el comprendido en el Ordinal 1º., párrafo 1º. Del articulo 765 del Código del Trabajo.- Pero es de hacer notar: a) Que el recurrente no precisa el párrafo del articulo 7 que se refiere a intermediario y contratista y los demás artículos que cita, son disposiciones de carácter general inviolables para los efectos de casación como reiteradamente lo tiene declarado este Tribunal; b) El recurrente omitió indicar las normas procesales por cuyo quebranto se llego a la infracción de las normas que cita; c) O. indicar si la infracción se produjo por error de hecho o de derecho y si este fue por apreciación errónea o falta de apreciación de la prueba y d) Las infracciones a través de los errores de hecho o de derecho se encuentran comprendidas en el ordinal 1º., párrafo 2º. Del artículo 765 del Código del Trabajo, como así lo reconoce el casacionísta al citar el precepto autorizante de su segundo motivo. CONSIDERANDO: Que el recurrente en su segundo motivo alega: “ Ser la sentencia violatoria de la ley sustantiva de orden nacional con infracción indirecta de los artículos 19,20,21 y 26 en relación con el 739 del Código del Trabajo, derivado de la apreciación errónea de los medios de prueba documentales que a continuación cito”.- Cabe observar que los artículos citados por el recurrente como infringidos son disposiciones de carácter general inviolables para los efectos de casación y además omite indicar si la apreciación errónea se produjo por error de hecho o de derecho. CONSIDERANDO: Que el recurrente en su tercer motivo de casación alega: “Ser la sentencia violatoria de lay sustantiva de orden nacional por infracción indirecta de las normas contenidas en los artículos 4,6,7,18,19,20 y 30 en relación con el 739 y 858 del Código del Trabajo; por apreciación errónea en error de hecho de los medios de prueba que consiste en la inspección personal del señor Juez que mediante comunicación se libro al Juzgado de Paz del Municipio de Guayape, departamento de Olancho que consta a folio 46 y 47 de la primera pieza” cito como precepto autorizante el comprendido en el numeral 1, párrafo 1 del articulo 765 del Código del Trabajo; pero las infracciones a través de los errores de hecho o de derecho se encuentran comprendidas en el numeral 1 párrafo 2º. Del artículo 765 del Código del Trabajo, como así lo cita el recurrente al indicar el precepto autorizante de su segundo motivo de casación. CONSIDERANDO: Que por las razones expuestas es procedente desestimar la pretensión que encierra los tres motivos de casación invocados por el recurrente y a que prospere el recurso de casación de que se ha hecho merito. POR TANTO: La Corte Suprema de Justicia en nombre del Estado de Honduras por unanimidad de votos y en aplicación de los artículos 303 y 319 atribución 7ª. De la Constitución de la República; 1º. Y 80 numeral 1º. De la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales; 666 letra c), 769,776 y 777 del Código del Trabajo, FALLA: DECLARANDO NO HA LUGAR el recurso de casación de que se ha hecho merito en sus tres motivos, Y MANDA: Que con certificación de este fallo se devuelvan los antecedentes al Tribunal de su procedencia para los efectos legales consiguientes. R. el M. A. D..- NOTIFIQUESE.