Civil nº CC-305-22 de la Corte Suprema de Justicia (Honduras), 21-09-2023

JurisdicciónHonduras
Fecha de sentencia21 Septiembre 2023
Tipo de procesoCasación Civil
EmisorSupreme Court (Honduras)

CERTIFICACION

La Infrascrita Secretaria de la Sala de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia, Certifica el Auto que literalmente dice: CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. En la ciudad de Tegucigalpa, Municipio del Distrito Central, a los veintiún días del mes de septiembre del año dos mil veintitrés, la Sala de lo Civil integrada por los M..M.D.J. PUERTO, como Coordinador, R.E.G.B. y G.A.B.M., designado el primero como ponente para el conocimiento y redacción de la presente resolución, en la fecha supra indicada dictan el siguiente AUTO: SON PARTES EN ESTA JURISDICCIÓN: La sociedad mercantil denominada Crédito Real Honduras S.A. de C.V., representada en juicio por el abogado M.R.S.L., como recurrente; contra la sentencia dictada por la Corte Primera de Apelaciones de lo Civil del departamento de F.M., de fecha diez de agosto del dos mil veintidós. OBJETO DEL PROCESO: DEMANDA ORDINARIA SOLICITANDO EL CUMPLIMIENTO DEL CONTRATO DE CESION DE DERECHOS DE COBRO CON ANEXOS, ADENDAS, CONVENIOS MODIFICATORIOS Y DEMAS CONSENSOS QUE LE DERIVEN, promovida en fecha treinta de julio de dos mil veintiuno, ante el Juzgado de Letras Civil del departamento de F.M., por el abogado M.R.S.L., actuando en su condición de representante procesal de la sociedad mercantil denominada Crédito Real Honduras S.A. de C.V., contra la sociedad mercantil denominada Grupo CA Capital S.A. de C.V., por medio de su representante legal y Presidente del Consejo de Administración, el señor J.L.V.L.U.. I. ANTECEDENTES DE HECHO PRIMERO: En fecha uno de abril del dos mil veintidós, el Juzgado de Letras Civil del departamento de F.M., en audiencia preliminar, resolvió tener por no comparecido a la audiencia a la parte demandante, el señor F.G.R., quien ostenta la representación legal de la sociedad mercantil Crédito Real Honduras S.A. de C.V., desde el seis de mayo dos mil veintiuno, por no justificar debidamente su incomparecencia ante el juzgado y al abogado M.R.S.L., por no acreditar legalmente la representación procesal que ostenta, y como consecuencia de la incomparecencia injustificada de la parte demandante a la audiencia, se tuvo por desestimada la demanda interpuesta por el abogado M.R.S.L., como representante procesal de la sociedad Crédito Real Honduras, S.A. de C.V., contra la sociedad Grupo CA Capital, S.A. de C.V.; asimismo resolvió declarar sin lugar el recurso de reposición interpuesto por el abogado M.R.S.L., en virtud de que el mismo no señaló la infracción legal que contiene la resolución impugnada emitida por ese J., ya que dicha resolución impugnada es un auto definitivo que pone fin al presente proceso, inadmitiéndose el referido recurso por improcedente ya que no cumplió con los requisitos de procedencia y fundamentación, por lo cual se confirmó la resolución recurrida de la resolución oral dictada en esa audiencia, dejando expedito el derecho a las partes de presentar el recurso de apelación correspondiente dentro de los plazos que establece la ley en los artículos 705 y 707 del Código Procesal Civil, quedando las partes y sus representantes procesales debidamente notificados. Asimismo, el Juzgado de Letras Civil del departamento de F.M., en fecha ocho de abril de dos mil veintidós, aclaró la resolución oral dictada en fecha uno de Abril del año dos mil veintidós, en el sentido que la demanda ordinaria para el cumplimiento del contrato de cesión derechos de cobro, promovida por el abogado M.R.S.L., en su condición de representante procesal de la sociedad Crédito Real Honduras S.A. de C.V., fue desestimada ya que todas sus pretensiones se vieron rechazadas, en consecuencia se condenó en costas a parte demandante. SEGUNDO: En fecha diez de agosto del dos mil veintidós, la Corte Primera de Apelaciones de lo Civil del departamento de F.M., dictó sentencia mediante la cual, por mayoría de votos que conociendo en discordia fue integrado por haber disentido dos Magistrados, falló: “PRIMERO: Declarar sin lugar el Recurso de apelación interpuesto por el abogado M.R.S.L., en su condición de Apoderado Legal de la sociedad mercantil CREDITO REAL HONDURAS, S.A. de C.V. – SEGUNDO: SE CONFIRMA, la resolución oral emitida en audiencia preliminar que fuere celebrada en fecha 01 de abril de 2022 y su aclaración de fecha 08 de abril de 2022.- TERCERO: Con costas al apelante…” TERCERO: El abogado M.R.S.L., actuando en su condición de representante procesal de la sociedad mercantil denominada Crédito Real Honduras S.A. de C.V., en fecha veintisiete de octubre de dos mil veintidós, presentó escrito de interposición y formalización del recurso de casación contra la sentencia de fecha diez de agosto de dos mil veintidós, dictada por la Corte Primera de Apelaciones de lo Civil del departamento de F.M., resolviendo el Ad-quem, tener por interpuesto y formalizado el recurso de casación por parte del Recurrente y acordó conceder a la parte contraria el plazo diez (10) días hábiles para que se pronunciara sobre el contenido del mismo, debiendo entregársele copia del mismo. CUARTO: El abogado M.E.A.A., actuando en su condición de representante procesal de la sociedad mercantil denominada Grupo CA Capital S.A. de C.V., presentó escrito de pronunciamiento sobre el contenido del recurso de casación interpuesto y formalizado por la contraparte, resolviendo la Corte Primera de Apelaciones de lo Civil del departamento de F.M., tener por pronunciado al recurrido, ordenando remitir las presentes diligencias a la Honorable Corte Suprema de Justicia en el término que manda la ley, para proseguir con el trámite correspondiente. QUINTO: Recibidas las actuaciones en este Tribunal, los abogados M.R.S.L. y M.E.A.A., en sus condiciones ya indicadas, presentaron escrito de personamiento ambos en fecha veintidós de noviembre de dos mil veintidós, resolviendo este Tribunal mediante proveído de fecha treinta de noviembre de dos mil veintidós, tenerlos por personados dentro del plazo concedido. SEXTO: La parte recurrente, el abogado M.R.S.L., actuando en su condición de representante procesal de la sociedad mercantil denominada Crédito Real Honduras S.A. de C.V., planteó su recurso de casación contra la sentencia dictada por la Corte Primera de Apelaciones de lo Civil del departamento de F.M., de la manera siguiente: (Sic) PRIMER MOTIVO: ACLARACIÓN PREVIA En el presente motivo se establecerán los errores cometidos por el Iudex Ad-quem al dictar fallo en el Recurso de Apelación CONFIRMANDO la resolución oral emitida en audiencia preliminar que fuere celebrada en fecha 01 de abril de 2022 y su aclaración de fecha 08 de abril de 2022, por tanto, en todo momento debe entenderse que la presente recurrencia es contra la Sentencia dictada por la Corte Primera de Apelaciones de lo Civil del Departamento de F.M., de fecha diez de agosto de dos mil veintidós. De igual manera en ningún momento se está inobservando lo dispuesto en el artículo 720.1 del CPC. PRECEPTO AUTORIZANTE El presente motivo de casación se encuentra autorizado por el artículo 719.1.b) del CPC que establece: 1. Se podrá impugnar la aplicación e interpretación de las normas procesales que regulan: a ) ... b) Los actos y garantías procesales cuando su infracción suponga la nulidad o produjera indefensión. CONCEPTO DE LA INFRACCIÓN Se denuncia infracción por aplicación indebida del artículo 214 numeral 3 del Código Procesal Civil que a su letra dice: "MEDIOS PARA LOGRAR LA NULIDAD O ANULACIÓN DE UN ACTO PROCESAL. 3. En ningún caso podrá el tribunal, con ocasión de un recurso, decretar de oficio una nulidad de las actuaciones que no haya sido solicitada en dicho recurso, salvo que apreciare falta de jurisdicción o de competencia objetiva, funcional o territorial cuando ésta venga fijada imperativamente o se hubiese producido violencia o intimidación que afectare a
ese tribunal." DETERMINACIÓN DE LA INFRACCIÓN La sentencia de Apelación que se recurre, en su parte dispositiva SEGUNDO dice: "SE CONFIRMA, la resolución oral emitida en audiencia preliminar que fuere celebrada en fecha 01 de abril de 2022 y su aclaración de fecha 08 de abril de 2022". Avalando con la confirmación la Sentencia dictada por el Juez de Primera Instancia haciendo suyo y cada uno de los fundamentos y actos procesales recaídos en el proceso, mismos que son ajenos a derecho ya que como se puede observar en la audiencia preliminar de fecha 01 de abril del 2022 solo con verificar y decidir sobre la comparecencia de una de las partes, de plano da por desistida la demanda, ordenando se devuelvan los documentos previo recibo y ordena el archivo del expediente sin ulterior desarrollo. No obstante, mediante aclaración de sentencia el Juzgador modifica su Resolución de forma arbitraria resolviendo en auto posterior de fecha 08 de abril del 2022, resolviendo "PARTE DISPOSITIVA. En base a lo anterior, este Juzgado resuelve: PRIMERO: Admítase el escrito que antecede, el que se manda agregar a sus antecedentes. SEGUNDO: En consecuencia aclárese la resolución oral dictada en fecha uno (01) de Abril del año dos mil veintidós (2022), en el sentido que la DEMANDA ORDINARIA PARA EL CUMPLIMIENTO DEL CONTRATO DE CESION DE DERECHOS DE COBRO, promovida por el Abogado MAX R.S.L., en su condición de Representante Procesal de la Sociedad Mercantil CREDITO REAL HONDURAS SA. DE C.V, fue DESESTIMADA, ya que todas sus pretensiones se vieron rechazadas, en consecuencia; se condena en costas a la parte demandante.-NOTIFIQUESE»- Lo subrayado y negrito es nuestro Ello implica que los razonamientos esbozados en el FUNDAMENTO DE DERECHO QUINTO[1] y que sustentan el fallo de la Sentencia de II Instancia gira en torno a la aplicación del artículo 214.3 del Código Procesal Civil. En dicho fundamento de derecho el Tribunal de Alzada enfatiza que en el Recurso de Apelación no se solicitó la nulidad de actuaciones y que al no solicitarlo no puede decretarla de oficio. La sentencia de Apelación en los fundamentos de derecho QUINTO Y SEXTO dan por recibo nuestros agravios ya que han advertido las infracciones procesales incurridos durante la audiencia preliminar en su etapa inicial de la comparecencia de las partes y además al dictar las resoluciones del 01 y 08 de abril del presente año. El problema radica en la aplicación indebida del artículo 214.3 del CPC por la mayoría de los Magistrados en discordia, ya como es sabido dicha norma legal no es un impedimento restrictivo para declarar de oficio la nulidad de actuaciones. Tratándose de un Recurso de Apelación el cause procesal para decretar la nulidad es el que dispone el art 715.12[2] relacionado con el art 212[3], 215.5[4], 701.3[5] todos del Código Procesal Civil. En línea con lo anterior nos apegamos a lo ordenado por las normas supranacionales[6] y que constituyen derecho interno y que servido de precedente de la Sala de lo Constitucional[7] en diversos fallos, las mismas en que sustentan sus votos particulares los M.V. e I.[8] para disentir sobre decretar de oficio la nulidad de actuaciones aunque no se expresare en el Recurso de Apelación, todo en cara al control jurisdiccional y a la tutela judicial efectiva. El Tribunal de Alzada en su argumentación del fundamento de derecho QUINTO enfatiza e insiste erróneamente que en el Recurso de Apelación no se solicitó la nulidad absoluta de actuaciones y que al no solicitarlo no puede decretar la nulidad de oficio pese a las irregularidades evidentes de vicios que acarrean la nulidad de actuaciones. La facultad para poder anular lo reiteramos se encuentra sustentada en los artículos 701.3 y 715.1 del CPC., en la cual el Iudex Ad Quem SI tiene la facultad imperativa de ordenar la nulidad de actuaciones procesales que vician el proceso. Por lo cual los argumentos para aplicar indebidamente art. 214.3 del CPC de forma restrictiva, se encuentran superados, puesto que la aplicación del 214.3 del CPC entra en contravención al art. 64 Constitucional que dice: No se aplicarán leyes y disposiciones gubernativas o de cualquier otro orden, que regulen el ejercicio de las declaraciones, derechos y garantías establecidas en la Constitución, si los disminuyen, restringen o tergiversen." En el presente caso la aplicación indebida de forma restrictiva de la norma legal agravia y vulnera el derecho a la defensa y al debido proceso de mí M., tal como lo apuntan los Magistrados que emitieron su voto particular, ya que la resolución de Ia Instancia declara el DESESTIMIENTO por haber sido rechazadas todas las pretensiones. Lo anterior se considera una indefensión relevante determinante puesto que produce una lesión efectiva en el derecho fundamental de defensa y al debido proceso, provocando un perjuicio real y efectivo de los intereses de Mi mandante por la decisión judicial. Es por lo que la aplicación indebida del art. 214.3 del CPC provoca la procedencia del presente motivo de casación. LO QUE SE PIDE: El presente motivo tiene por objeto que la Honorable Corte Suprema de Justicia, dicte sentencia ordenando a la Honorable Corte Primera de Apelaciones de lo Civil de F.M., para que en su parte resolutiva de la sentencia, ordene la nulidad de actuaciones de la resolución oral emitida en audiencia preliminar que fuere celebrada en fecha 01 de abril de 2022 y su aclaración de fecha 08 de abril de 2022, debiéndose volver a celebrar desde el inicio la audiencia preliminar ya que la aplicación indebida del art. 214.3 del CPC, quebranta en espíritu de la Ley dejando en absoluta indefensión al no llevarse el debido proceso como lo determina la norma legal y en consecuencia conculcando el derecho a la defensa. SEGUNDO MOTIVO: ACLARACIÓN PREVIA En el presente motivo se establecerán los errores cometidos por el Iudex Ad-quem al dictar fallo en el Recurso de Apelación CONFIRMANDO la resolución oral emitida en audiencia preliminar que fuere celebrada en fecha 01 de abril de 2022 y su aclaración de fecha 08 de abril de 2022, por tanto, en todo momento debe entenderse que la presente recurrencia es contra la Sentencia dictada por la Corte Primera de Apelaciones de lo Civil del Departamento de F.M., de fecha diez de agosto de dos mil veintidós. De igual manera en ningún momento se está inobservando lo dispuesto en el artículo 720.1 del CPC. PRECEPTO AUTORIZANTE El presente motivo de casación se encuentra autorizado por el artículo 719.1.b) del CPC que establece: 1. Se podrá impugnar la aplicación e interpretación de las normas procesales que regulan: a) ... b) Los actos y garantías procesales cuando su infracción suponga la nulidad o produjera indefensión. CONCEPTO DE LA INFRACCIÓN Se denuncia infracción por interpretación errónea del artículo 214 numeral 3 del Código Procesal Civil que a su letra dice: "MEDIOS PARA LOGRAR LA NULIDAD O ANULACIÓN DE UN ACTO PROCESAL. En ningún caso podrá el tribunal, con ocasión de un recurso, decretar de oficio una nulidad de las actuaciones que no haya sido solicitada en dicho recurso, salvo que apreciare falta de jurisdicción o de competencia objetiva, funcional o territorial cuando ésta venga fijada imperativamente o se hubiese producido violencia o intimidación que afectare a ese tribunal.” DETERMINACIÓN DE LA INFRACCIÓN La sentencia de Apelación que se recurre, en su parte dispositiva SEGUNDO dice. “SE CONFIRMA, la resolución oral emitida en audiencia preliminar que fuere celebrada en fecha 01 de abril de 2022 y su aclaración de fecha 08 de abril de 2022*- Avalando con la confirmación la Sentencia dictada por el Juez de Primera Instancia haciendo suyo y cada uno de los fundamentos y actos procesales recaídos en el proceso, mismos que son ajenos a derecho ya que como se puede observar en la audiencia preliminar de fecha 01 de abril del 2022 solo con verificar y decidir sobre la comparecencia de una de las partes, de plano da por desistida la demanda, ordenando se devuelvan los documentos previo recibo y ordena el archivo del expediente sin ulterior desarrollo. No obstante mediante aclaración de sentencia el Juzgador modifica su Resolución de forma arbitraria resolviendo en auto posterior de fecha 08 de abril del 2022, resolviendo:
"PARTE DISPOSITIVA. En base a lo anterior, este Juzgado resuelve: PRIMERO: Admítase el escrito que antecede, el que se manda agregar a sus antecedentes.- SEGUNDO: En consecuencia aclárese la resolución oral dictada en fecha uno (01) de Abril del año dos mil veintidós (2022), en el sentido que la DEMANDA ORDINARIA PARA EL CUMPLIMIENTO DEL CONTRATO DE CESION DE DERECHOS DE COBRO, promovida por el Abogado MAX R.S.L., en su condición de Representante Procesal de la Sociedad Mercantil CREDITO REAL HONDURAS S.A. DE C.V., fue DESESTIMADA, ya que todas sus pretensiones se vieron rechazadas, en consecuencia; se condena en costas a la parte demandante.- NOTIFIQUESE”.- Lo subrayado y negrito es nuestro Ello implica que los razonamientos esbozados en el FUNDAMENTO DE DERECHO SEXTO[9] y que sustentan el fallo de la Sentencia gira en torno a la interpretación del artículo 214.3 del Código Procesal Civil. Bajo la premisa utilizada por Induex Ad Quem en su argumentación en el fundamento de derecho SEXTO emplea una interpretación errónea al considerar que solo puede enmendar y corregir los errores materiales observados en la Sentencia recurrida cuando es solicitado expresamente por el Recurrente, olvidando lo que al respecto expresan literalmente en los artículos 701.3 y 715.1 del CPC., en la cual el Indux Ad Quem tiene la facultad imperativa de ordenar la anulación de actuaciones procesales que vician el proceso, tal como lo dispone sabiamente la Honorable Sala de lo Constitucional en su sentencia de fecha 5 febrero 2020, dictada en Amparo Civil 592-2018, haciendo uso del control convencional establecido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos tal como lo señala el art. 8.1 y 25 en concordancia con el artículo 64 de la Constitución de la República, es por lo que el artículo 214.3 del CPC torna a ser interpretado erróneamente, conllevando a emitir un fallo ajeno a derecho al confirmar las resoluciones objeto del Recurso de Apelación. La sentencia de Apelación en los fundamentos de derecho QUINTO Y SEXTO dan por recibo nuestros agravios ya que se han advertido las infracciones procesales incurridas durante la audiencia preliminar en su etapa inicial de la comparecencia de las partes y además al dictar las resoluciones del 01 y 08 de abril del presente año. El problema radica en la interpretación errónea del artículo 214.3 del CPC por la mayoría de los Magistrados en discordia, ya como es sabido dicha norma legal no es un impedimento restrictivo para declarar de oficio la nulidad de actuaciones. Tratándose de un Recurso de Apelación el cause procesal para decretar la nulidad es el que dispone el art. 715.1[10] relacionado con el art. 212[11], 215.5[12], 701.3[13] todos del Código Procesal Civil. En línea con lo anterior nos apegamos a los fundamentos de las normas supranacionales[14] que constituyen derecho interno y de los cuales la Sala de lo Constitucional[15] ha dictado diversos fallos, mismas en que sustentan sus votos, particulares los M.V. e I.[16] para disentir sobre decretar de oficio la nulidad de actuaciones aunque no se expresare en el Recurso de Apelación, todo en cara al control jurisdiccional y a la tutela judicial efectiva. El Tribunal de Alzada en su argumentación del fundamento de derecho SEXTO es reiterativo y enfatiza erróneamente que en el Recurso de Apelación no se solicitó la nulidad absoluta de actuaciones sino que pedimos únicamente la revocación y hace una interpretación errónea y subjetiva del alcance de la revocación al afirmar que de revocar la sentencia incurriría en el mismo vicio denunciado en el agravio, reconociendo que no existe sentencia definitiva, aunque el auto definitivo de fecha 08 de abril del 2022, mediante aclaración de la resolución el Juez A-quo declaro: "SEGUNDO: En consecuencia aclárese la resolución oral dictada en fecha uno (01) de Abril del año dos mil veintidós (2022), en el sentido que la DEMANDA ORDINARIA PARA EL CUMPLIMIENTO DEL CONTRATO DE CESION DE DERECHOS DE COBRO, promovida por el Abogado MAX R.S.L., en su condición de Representante Procesal de la Sociedad Mercantil CREDITO REAL HONDURAS S.A. DE CV., fue DESESTIMADA, ya que todas sus pretensiones se vieron rechazadas, en consecuencia; se condena en costas a la parte demandante. NOTIFIQUESE", siendo este un auto que pone termino al pleito al ser confirmado mediante sentencia emitida por la Corte de Apelaciones. El argumento produce una falacia argumentativa y lo explico de la siguiente manera: Todos los Magistrados están de acuerdo en los desaciertos del Juez A-quo al momento de emitir las resoluciones objeto de apelación, y que constituyen infracciones, con ello reconocen las denuncias expresadas en los agravios nuestros, los Magistrados por mayoría se decantaron en interpretar errónea y de forma restrictivamente el art. 214.3 del CPC, a sabiendas que las resoluciones impugnadas causan grave estado de indefensión a mi M., además de ello no sentencian interpretando de la forma más apegada a ser garantes del debido proceso y al derecho a la defensa. En conclusión, la interpretación errónea y restrictiva del art. 214.3 del CPC que han realizado por el Tribunal en su mayoría, genera indefensión relevante determinante y la misma produce una lesión efectiva en el derecho fundamental de defensa y al debido proceso, implicando la procedencia del presente motivo de casación. LO QUE SE PIDE: El presente motivo tiene por objeto que la Honorable Corte Suprema de Justicia, dicte sentencia ordenando a la Honorable Corte Primera de Apelaciones de lo Civil de F.M., para que en su parte resolutiva de la sentencia, ordene la nulidad de actuaciones de la resolución oral emitida en audiencia preliminar que fuere celebrada en fecha 01 de abril de 2022 y su aclaración de fecha 08 de abril de 2022, debiéndose volver a celebrar desde el inicio la audiencia preliminar, ya que al interpretar erróneamente y de forma restrictiva el art. 214.3 del CPC, permitiría quedar firma el auto definitivo de fecha 08 de abril del 2022 que tiene por desistida y a su vez rechazadas todas las pretensiones, sin que haya existido un debido proceso tal como la establece la norma legal. TERCER MOTIVO ACLARACIÓN PREVIA En el presente motivo se establecerán los errores cometidos por el ludex Ad-quem al dictar fallo confirmando las resoluciones de primera instancia, por tanto, en todo momento debe entenderse que la presente recurrencia es contra la Sentencia dictada; por la Corte Primera de Apelaciones de lo Civil de este departamento. De igual manera en ningún momento se está inobservando lo dispuesto en el artículo 720.1 del CPC. PRECEPTO AUTORIZANTE El presente motivo de casación se encuentra autorizado por el artículo 719.1.c) que establece: La forma y contenido de la sentencia, en armonía con el 720.2 que reza: "Sin embargo, y dentro del literal c) del numeral 1 del Artículo anterior, se podrá solicitar en casación el control de la motivación fáctica de la sentencia para revisar su existencia, suficiencia, racionalidad y carácter lógico siempre que éste fuera determinante de un sentido diferente del fallo" NORMA DE DERECHO INFRINGIDA Se denuncia infracción contra el artículo 207 numeral 1 del Código Procesal Civil que dispone: 'MOTIVACIÓN. 1. Las sentencias se motivarán expresando los razonamientos fácticos y jurídicos que conducen a la apreciación y valoración de las pruebas, así como a la aplicación e interpretación del Derecho. En relación con el 200.2.b) que dice; b) En los antecedentes de hecho se consignarán, con la claridad y la concisión posibles y en párrafos separados y numerados, las pretensiones de las partes o interesados, los hechos en que las funden que hayan sido alegados oportunamente y tengan relación con las cuestiones que deban de resolverse, las pruebas que se hubiesen propuesto y practicado y los hechos probados, en su caso." DETERMINACIÓN DE LA INFRACCIÓN La sentencia de Apelación que se recurre, en su parte dispositiva SEGUNDO dice: "SE CONFIRMA, la resolución oral emitida en audiencia preliminar que fuere celebrada en fecha 01 de abril de 2022 y su aclaración de fecha 08 de abril de 2022" Avalando con la confirmación la Sentencia dictada por el Juez de Primera Instancia haciendo suyo y cada uno de los fundamentos y actos procesales recaídos en el proceso, mismos que son ajenos a derecho ya que como se puede observar en la audiencia preliminar de fecha 01 de abril del 2022 solo con verificar y decidir sobre la comparecencia de una de las partes, de plano da por desistida la demanda, ordenando se devuelvan los documentos previo recibo y ordena el archivo del expediente sin ulterior desarrollo. No obstante, mediante aclaración de sentencia el Juzgador modifica su Resolución de forma arbitraria resolviendo en auto posterior de fecha 08 de abril del 2022, lo siguiente: "PARTE DISPOSITIVA. En base a lo anterior, este Juzgado resuelve: PRIMERO: Admítase el escrito que antecede, el que se manda agregar a sus antecedentes. - SEGUNDO: En consecuencia aclárese la resolución oral dictada en fecha uno (01) de Abril del año dos mil veintidós (2022), en el sentido que la DEMANDA ORDINARIA PARA EL CUMPLIMIENTO DEL CONTRATO DE CESION DE DERECHOS DE COBRO, promovida por el Abogado MAX R.S.L., en su condición de Representante Procesal de la Sociedad Mercantil CREDITO REAL HONDURAS SA. DE C.V., fue DESESTIMADA, ya que todas sus pretensiones se vieron rechazadas, en consecuencia; se condena en costas a la parte demandante.- NOTIFIQUESE".- Lo subrayado y negrito es nuestro. En la sentencia impugnada en sus FUNDAMENTOS DE DERECHO QUINTO Y SEXTO, asumen nuestros agravios en el sentido que se ha señalado las infracciones legales en que incurre el Juez A-quo en las resoluciones que fueron objeto de Apelación, las cuales se evidencian una clara indefensión relevante y determinante, puesto que a la Sociedad Mercantil CRÉDITO REAL HONDURAS S.A. DE C.V., le fue DESESTIMADA la demanda, ya que todas sus pretensiones se vieron rechazadas. A manera de ejemplo se puede observar parte del FUNDAMENTO DE DERECHO SEXTO: SEXTO: De igual manera el recurrente le hace saber a este Tribunal sobre infracciones de índole procesal cometidos por el a-quo en el sentido que ha declarado desestimada la demanda y condenando en costas al demandante, cuando no existe sentencia en el cual se les haya vencido.- En dicho agravio el recurrente, a pesar de que tal infracción denunciada resulta en una aparente violación de normas procesales, su petitorio va encaminado a revocar la misma, lo que hace entender que al considerar como estimado dicho agravio, este tribunal estaría, como efecto de tal consideración, declarando entonces con lugar las pretensiones del demandante, sin que también exista sentencia definitiva que ponga fin al proceso;" Lo subrayado y negrita es nuestro. El Tribunal comete la infracción de insuficiencia en la motivación de la Sentencia de Apelación porque al confirmar la sentencia avala las resoluciones del 01 y 08 de abril del 2022, haciendo suyas los vicios en el procedimiento, observándose que no se ha seguido el rito procesal necesario para llegar a dictar una sentencia definitiva tal como así se advirtió y lo dejan relacionado en el fundamento de derecho SEXTO. Habida cuenta de lo anterior la falta de motivación en la sentencia de Primera Instancia provoca las infracciones en la sentencia de Apelación a tal grado que la mayoría de los Honorables Magistrados al momento de decidir sobre la apelación confirman las resoluciones de primera instancia, no teniendo una conexión lógica, en la relación de la motivación aunque la misma sea exigua con la parte dispositiva, siendo determinante a tal grado que de haberse realizado una motivación adecuada, el sentido diferente del fallo seria de conformidad a la previsión del 715.1, relacionando con los artículos 212, 215.5, 701.3 todos del Código Procesal Civil. Lo anterior en salvaguarda del debido proceso y derecho a la defensa porque la confirmación del Induex Ad-quem avala que el Tribunal de I Instancia declare que la demanda instada fue DESESTIMADA, Y rechazadas todas las pretensiones del Demandante, lo cual constituye un grave estado de indefensión relevante y determinante, puesto que, ha sido evidente en el presente expediente, no existiendo ni fase de conciliación, ni fijación de la pretensión, ni determinación del objeto del debate, mucho menos proposición y evacuación de pruebas, alegatos finales, tales fases procedimentales que deben seguirse para obtener un pronunciamiento de la procedencia o no de las pretensiones de la demanda, siendo garantías mínimas que debe estar incólumes, y al no haberse seguido han provocado una lesión efectiva en el derecho fundamental de defensa y al debido proceso, implicando la procedencia del presente motivo de casación. LO QUE SE PIDE: El presente motivo tiene por objeto que la Honorable Corte Suprema de Justicia, dicte sentencia ordenando a la Honorable Corte Primera de Apelaciones de lo Civil de este departamento, enmiende la parte resolutiva de su sentencia, debiendo dicta un nuevo fallo en el cual motive correctamente y que la misma tenga conexión lógica en el resultado de lo fallado. CUARTO MOTIVO ACLARACIÓN PREVIA En el presente motivo se establecerán los errores cometidos por el Iudex Ad-quem al dictar fallo confirmando las resoluciones de primera instancia, por tanto, en todo momento debe entenderse que la presente recurrencia es contra la Sentencia dictada por la Corte Primera de Apelaciones de lo Civil de este departamento. De igual manera en ningún momento se está inobservando lo dispuesto en el artículo 720.1 del CPC. PRECEPTO AUTORIZANTE El presente motivo de casación se encuentra autorizado por el artículo 719.1.c) del CPC que establece La forma y contenido de la sentencia, en armonía con el 720.2 del CPC que reza: "Sin embargo, y dentro del literal c) del numeral del Artículo anterior, se podrá solicitar en casación el control de la motivación fáctica de la sentencia para revisar su existencia, suficiencia, racionalidad y carácter lógico siempre que éste fuera determinante de un sentido diferente del fallo" NORMA DE DERECHO INFRINGIDA Se denuncia infracción contra el artículo 208 del Código Procesal Civil que dispone: "CONGRUENCLA. 1. Las sentencias deben ser congruentes con las demandas y con las demás pretensiones de las partes, deducidas oportunamente en el pleito. 2. En las sentencias se efectuarán las: declaraciones que aquéllas exijan, condenando o absolviendo al demandado y decidiendo todos los puntos litigiosos que hayan sido objeto del debate." En relación con el 200.2.c) que dice; c) En los fundamentos de derecho se expresarán, en párrafos separados y numerados, los puntos de derecho fijados por las partes y de las cuestiones controvertidas, dando las razones y fundamentos legales del fallo que haya de dictarse, con expresión concreta de las normas jurídicas aplicables al caso." DETERMINACIÓN DE LA INFRACCIÓN La sentencia de Apelación que se recurre, en su parte dispositiva SEGUNDO dice: "SE CONFIRMA, la resolución oral emitida en audiencia preliminar que fuere celebrada en fecha 01 de abril de 2022 y su aclaración de fecha 08 de abril de 2022*- Avalando con la confirmación la Sentencia dictada por el Juez de Primera Instancia haciendo suyo cada uno de los fundamentos y actos procesales recaídos en el proceso, mismos que son ajenos a derecho ya que como se puede observar en la audiencia preliminar de fecha 01 de abril del 2022 solo con verificar y decidir sobre la comparecencia de una de las partes, de plano da por desistida la demanda, ordenando se devuelvan los documentos previo recibo y ordena el archivo del expediente sin ulterior desarrollo. No obstante, mediante aclaración de sentencia el Juzgador modifica su Resolución de forma arbitraria resolviendo en auto posterior de fecha 08 de abril del 2022, lo siguiente: "PARTE DISPOSITIVA. En base a lo anterior, este Juzgado resuelve: PRIMERO: Admítase el escrito que antecede, el que se manda agregar a sus antecedentes. - SEGUNDO: En consecuencia aclárese la resolución oral dictada en fecha uno (01) de Abril del año dos mil veintidós (2022), en el sentido que la DEMANDA ORDINARIA PARA EL CUMPLIMIENTO DEL CONTRATO DE CESION DE DERECHOS DE COBRO, promovida por el Abogado MAX R.S.L., en su condición de Representante Procesal de la Sociedad Mercantil CREDITO REAL HONDURAS SA DE CV., fue DESESTIMADA, va que todas sus pretensiones se vieron rechazadas, en consecuencia; se condena en costas a la parte demandante.- NOTIFIQUESE".- Lo subrayado y negrito es nuestro. En la sentencia impugnada en sus FUNDAMENTOS DE DERECHO QUINTO Y SEXTO, asumen nuestros agravios en el sentido que se ha señalado las infracciones ilegales en que incurre el Juez A-quo en las resoluciones que fueron objeto de Apelación, las cuales se evidencian una clara indefensión relevante y determinante, puesto que a la Sociedad Mercantil CRÉDITO REAL HONDURAS S.A. DE C.V., le fue DESESTIMADA la demanda, ya que todas sus pretensiones se vieron rechazadas. A manera de ejemplo se puede observar parte del FUNDAMENTO DE DERECHO SEXTO: "SEXTO: De igual manera el recurrente le hace saber a este Tribunal sobre infracciones de índole procesal cometidos por el a-guo en el sentido que ha declarado desestimada la demanda y condenando en costas al demandante, cuando no existe sentencia en el cual se les haya vencido.- En dicho agravio el recurrente, a pesar de que tal infracción denunciada resulta en una aparente violación de normas procesales, su petitorio va encaminado a revocar la misma, lo que hace entender que al considerar como estimado dicho agravio, este tribunal estaría, como efecto de tal consideración, declarando entonces con lugar las pretensiones del demandante, sin que también exista sentencia definitiva que ponga fin al proceso;..." Lo subrayado y negrita es nuestro. El Tribunal comete la infracción de falta de congruencia en la Sentencia de Apelación porque confirmar la sentencia, al avalar las resoluciones del 01 y 08 de abril del 2022, haciendo suyas los vicios en el procedimiento, observándose que no se ha seguido el rito procesal necesario para llegar a dictar una sentencia definitiva tal como así se advirtió y lo dejan relacionado en fundamento de derecho SEXTO. Habida cuenta de lo anterior la falta de congruencia en la sentencia de Primera Instancia provoca las infracciones en la sentencia de Apelación a tal grado que la mayoría de los Honorables Magistrados al momento de decidir sobre el Recurso de apelación confirman las resoluciones de primera instancia, siendo incongruentes ya que los fundamentos de derecho reconocen la procedencia de los agravios en el sentido de las infracciones del Juez A-guo puesto que se pronunció sobre el fondo del juicio en un momento procesal en donde únicamente quedo en la verificación de la comparecencia de las partes, pero que en la aclaración introdujo que al haber declarado desestimado fue por haberse rechazado todas las pretensiones de la demanda, incurriendo en infracciones al haber confirmada la sentencia de Ia Instancia acarreando los vicios e impregnando la Sentencia de II Instancia en la falta de congruencia con las demandas y con las demás pretensiones de las partes, deducidas oportunamente en el pleito, porque nunca se fijaron las pretensiones ni se determinó el objeto del debate, no se propusieron pruebas, ni su evacuación, no se expusieron las alegaciones, mucho menos sentencia definitiva. La Sentencia de II Instancia devenía acudir a la previsión del 715.1, relacionando con los artículos 212, 215.5, 701.3 todos del Código Procesal Civil. Lo anterior en salvaguarda del debido proceso y derecho a la defensa porque la confirmación del Induex Ad-quem avala que el Juez de I Instancia declare que la demanda instada fue DESESTIMADA, porque todas las pretensiones del D. se vieron rechazadas. De todo lo anterior es preciso declarar la procedencia del presente motivo de casación. LO QUE SE PIDE: El presente motivo tiene por objeto que la Honorable Corte Suprema de Justicia, dicte sentencia ordenando a la Honorable Corte Primera de Apelaciones Civil de F....M., emendar la parte resolutiva de su sentencia por incongruencia en la parte dispositiva del fallo en su resolutivo SEGUNDO los cuales tienen incidencia en el resultado del fallo que afecta las pretensiones a la demanda principal. II NULIDAD DE ACTUACIONES. Sin perjuicio que la Honorable Sala de lo Civil en el expediente CC 35-2018 de fecha veinticinco de febrero del 2020, establece que el cause para declarar la nulidad de actuaciones es el art. 719.1.b) del Código Procesal Civil, aunque no sea solicitado por el interesado. Por lo cual de manera subsidiaria se pide se decrete la nulidad absoluta de actuaciones a partir de la audiencia preliminar de fecha veinte de enero del 2022 y que finalizó el 1 de abril de 2022 y posteriores actuaciones. Hacemos nuestros los argumentos de los considerandos SEXTO y SEPTIMO del voto particular de la Magistrada Z.C....M.V.O., que se encuentran apegados y sustentados dentro del marco legal vigente, cuando dice: "SEXTO: La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, ha establecido que, consagrado dentro del derecho a la defensa, el debido proceso, es un derecho para el respeto y estricto cumplimiento de las garantías y derechos derivados de la Constitución; y que se generan en pro de la tutela real y efectiva de esos derechos. Por ello, se afirma que el debido proceso es un derecho que contiene, agrupa o engloba otros derechos, los cuales se encuentran contemplados como garantías judiciales. Que el derecho que tienen las partes a un proceso judicial, sin alteraciones o deformaciones durante el transcurso, devenir o desenvolvimiento lógico procesal del mismo. Consecuentemente, es claro que, las partes tienen derecho a un juicio donde se les garantice el desarrollo procesal debido, y, además, una latan decisión judicial que presente las suficientes motivaciones, fundamentos o argumentos jurídicos, que justifiquen lo acontecido en las diversas etapas de dicho proceso; y, que sea congruente con la demanda oportunamente deducidas de las pretensiones de las partes, en cualquier clase de proceso. También la Sala Constitucional ha señalado que debe admitirse en procesos judiciales convencionales y que estén llenos de vicios jurídicos intrínsecos provoca que este debe encausar la pureza del procedimiento y su desenvolvimiento por los cauces legales adecuados, sin olvidar que la tutela judicial efectiva, se debe aplicar al principio de la trascendencia de la nulidad procesal siendo el que procede cuando la irregularidad que sirva de antecedente, corrompe la sustancia del acto del proceso y le impide en consecuencia cumplir el fin para el que fue establecido en la Ley." Por ello y en Aplicación a lo dispuesto en los artículos 80, 82, 90, 321 de la Constitución de la República; 12.5, 211, 212.4, 701.3, 715.1 del Código Procesal Civil. La Convención Americana sobre Derechos Humanos, en su artículo 8.1), dispone: "Toda persona tiene derecho a ser oída, con las debidas garantias y dentro de un plazo razonable, por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial, establecido con anterioridad por la ley, en la sustanciación de cualquier acusación penal formulada contra ella, o para la determinación de sus derechos y obligaciones de orden civil, laboral, fiscal o de cualquier otro carácter", además se establece que es deber de las autoridades judiciales adoptar, con arreglo a sus garantías constitucionales y las previsiones legales, las medidas que fueran necesarias para que al máximo se hagan efectivos los derechos y libertades aludidos en las consideraciones que anteceden. SEPTIMO: En este asunto, resulta imperativo aplicar el principio de nulidad, como medio indispensable para salvaguardar el debido proceso y restablecer el derecho de defensa de las partes, dado que el A quo, ha dictado una resolución que a todas luces es incongruente a lo acontecido en la audiencia, además por el descontrol generado en la audiencia, en que se confundieron o resolvieron concentradamente el tema de la comparecencia o incomparecencia a la audiencia preliminar y uno de los defectos procesales; pero además se cambió el defecto procesal de falta de capacidad procesal y falta de postulación del actor demandante y de su representante procesal, que fue lo alegado en la contestación de la demanda, y en su lugar se resolvió la incomparecencia ante la falta de legitimación del representante de la parte y del apoderado. Además, porque se desestimaron todas las pretensiones, como si se hubiese celebrado el juicio. Si bien, el recurrente plantea la incongruencia de la decisión y la violación al derecho de defensa y debido proceso, este último punto (nos referimos al subrayado y resaltado en negritas), no ha sido atacado a profundidad y exhaustivamente en el recurso de apelación, pareciera que el recurrente no ha reparado que, le han desestimado todas las pretensiones en un auto; sin embargo, esta es una decisión errada y contraria a ley, que evidentemente violenta el derecho de defensa de las partes y el debido proceso, genera un desencanto en la población y los inversionistas, en acudir a los tribunales de justicia a pedir la tutela de sus derechos, errores que el Tribunal de Apelación, no puede avalar.... El Induex Ad-Quem no cumplió con salvaguardar su obligación legal de revisar el irrestricto respeto a los actos y garantías procesales que se han denunciado y que obran en los autos, violaciones que no puede ser confirmadas ni ratificadas por las partes, ya que la nulidad absoluta de actuaciones conforme al art. 212.4 en relación con el 211, 215, 701.3 y 715.1 todos del Código Procesal Civil le impone a los Justiciables que al ser notaria la nulidad procedan a declarar la nulidad absoluta de actuaciones ya que se aprecia la existencia de infracciones procesales que originan la nulidad absoluta de las actuaciones o de parte de ellas, el juzgado o tribunal lo declarará así, y ordenará la retroacción de las actuaciones al estado inmediatamente anterior al defecto que la originó. (art. 715.1 CPC). Es clara el estado de efectiva indefensión relevante y determinante que produce una lesión efectiva en el derecho fundamental de defensa y al debido proceso.” SÉPTIMO: El abogado M.E.A.A., plantea su pronunciamiento sobre la formalización del recurso de casación hecho por la contraparte, de la siguiente manera: (Sic) PRONUNCIAMIENTO DE LOS MOTIVOS DE CASACIÓN. PRIMERO: En cuanto al primer motivo de casación planteado, estableciendo como precepto autorizante comprendido en el Artículo 719.1 letra b del Código Procesal Civil. Basado en esta causal planteada por el recurrente como precepto autorizante, relacionado con el concepto que ha establecido como infracción, pues al someter como motivo de casación este precepto, debe de cumplir los requisitos exigidos para su admisión, siendo que el recurrente establece dentro del concepto de la infracción la denuncia como infracción por aplicación indebida del Articulo 214 numeral 3 del Código Procesal Civil; esto H.M., sin determinar las normas o preceptos que indiquen o demuestren que se ha aplicado indebidamente por la Corte de Apelaciones en la sentencia emitida en fecha 10 de agosto de 2022, pues no es congruente con lo exigido con la causal del recurso de casación, debiendo inadmitirse en aplicación del numeral 2 letra (a) del Artículo 723 del Código Procesal Civil. Honorables Magistrados, el recurrente no señala en concreto la infracción de ley, digo que no señala en concreto la infracción de ley que le indique al Tribunal que haya una excepción a la disposición legal, o sea del Artículo 214 numeral 3 del Código Procesal Civil, que como lo señala el mismo recurrente, tal disposición le manda a las Cortes de Apelaciones en aplicación de normas civiles, que en ningún caso podrá con ocasión de un recurso, decretar de oficio una nulidad de las actuaciones que no haya sido solicitada en dicho recurso, siendo que únicamente hace la excepción que si apreciare la falta de jurisdicción o de competencia objetiva, funcional o territorial cuando venga fijada imperativamente o se hubiese producido violencia o intimidación que afectare al Tribunal, excepciones que no se enmarcan en el debate del asunto sometido en apelación, pues se trata de la comparecencia o incomparecencia de las partes a la audiencia preliminar por tratarse de un juicio ordinario la cual fue señalada y evacuada en fecha 20 de enero de 2022 y en este caso devino la aplicación del Artículo 446 del Código Procesal Civil por la incomparecencia del representante legal de la parte actora, o sea del señor F.G.R., en su condición de Presidente del Consejo de Administración de la empresa demandante, o sea la Sociedad Denominada CRÉDITO REAL HONDURAS, S.A. DE C.V., representante legal que estaba en la obligación de concurrir a la audiencia preliminar de conformidad al Artículo 445 del Código Procesal Civil, y sin mediar su justificación se produce su incomparecencia. Con esto, el recurrente no determina dentro de la infracción la norma o precepto que establezca lo contrario y que el Tribunal de Alzada pueda estar autorizado para decretar de oficio nulidad de actuaciones aunque no se le haya solicitado en el planteamiento de los recursos, es así como tanto en la sentencia emitida por mayoría y en los votos particulares, han establecido el principio dispositivo o de justicia rogada de los Artículos 10 y 701 del Código Procesal Civil, es así que la Sala de lo Civil estará en la misma situación al revisar y resolver la admisión de este recurso de casación, por no haberse solicitado la supuesta nulidad de los actos procesales que según le causan, reiterando declarar inadmisible el recurso de casación planteado. En cuanto al desarrollo que hace el recurrente en la determinación de la infracción, sin perjuicio de lo antes relacionado, debe revisarse si los actos y garantías procesales suponen la nulidad o si produce indefensión. Honorables Magistrados, no es procedente el argumento planteado en este motivo de casación, esto es que al leer los fundamentos de derecho, tanto el quinto como el sexto, por aplicación del Articulo 214 numeral 3 del Código Procesal Civil, se entiende que no pueden dar por cierto o no la constitución de infracciones o las disposiciones legales violadas y los conceptos de la violación a fin de confrontar la decisión del juzgador como su motivación, pues el recurrente en el planteamiento del recurso de apelación ante el Tribunal de Alzada, ejerció el derecho de defensa y se limitó a peticionar la revocación de las resoluciones impugnadas, lo que es contrario al efecto que produce la nulidad, siendo que el recurrente en casación olvida que el Artículo 701 numeral 3 CPC debe estar en armonía con lo establecido en el Artículo 214 numeral 3 CPC, que si bien es cierto dicho 701. 3 establece que el órgano judicial deberá entrar a conocer y resolver los defectos procesales apreciables de oficio aunque no se hubieran denunciado por el recurrente, pero no es menos cierto que esta oficiosidad se refiere a las excepciones establecidas en el Artículo 214.3 y son los defectos procesales como ser la falta de jurisdicción o de competencia objetiva, funcional o territorial cuando venga fijada imperativamente o se hubiere producido violencia o intimidación que afectare al Tribunal, es así como quedó relacionado y fundamentado en los numerales cuarto v quinto de los fundamentos de derecho de la sentencia recurrida de fecha 10 de agosto de 2022. Asimismo, la sentencia recurrida no produce indefensión, ya que se trata de un asunto civil y el recurrente en casación, tuvo el derecho de recurrir el apelación, debiendo cumplir con los requisitos exigidos en los Artículos 700, 701, 704 del Código Procesal Civil, habiendo identificado el vicio o error que produce en congruencia con lo pedido, ya que se limitó a solicitar la revocación de las resoluciones impugnadas, efecto que no es armónico con la nulidad que debió haberse pedido para que el Tribunal Ad-Quem estuviera vinculado a resolver sobre el fondo de dichos agravios, es así que la Sala de lo Civil estará en la misma situación al revisar y resolver la admisión de este recurso de casación, por no haberse solicitado la supuesta nulidad de los actos procesales que según le causan, por lo tanto deberá declarar no ha lugar este motivo de casación. SEGUNDO: En cuanto al segundo motivo de casación, estableciendo como precepto autorizante comprendido en el Artículo 719.1 letra b del Código Procesal Civil, el cual dicha disposición legal dice: "ARTÍCULO 719.- CAUSALES DEL RECURSO. 1. Se podrá impugnar la aplicación e interpretación de las normas procesales que regulan: a)...; b) Los actos y garantías procesales cuando su infracción suponga la nulidad o produjera indefensión". Basado en esta causal planteada por el recurrente como precepto autorizante, pues lo alegado es improcedente, estableciendo que como infracción la interpretación errónea del Artículo 214.3 del Código Procesal Civil y en este sentido es meritorio transcribirlo y dice: "3. En ningún caso podrá el tribunal, con ocasión de un recurso, decretar de oficio una nulidad de las actuaciones que no haya sido solicitada en dicho recurso, salvo que apreciare falta de jurisdicción o de competencia objetiva, funcional o territorial cuando ésta venga fijada imperativamente o se hubiese producido violencia o intimidación que afectare a ese tribunal", como podrá apreciar Honorable Sala, no se enmarca en una interpretación errónea de dicha disposición legal, se trata de la interpretación que contiene, ya que de conformidad a lo establecido en el Artículo 17 del Código Civil, no se le podrá atribuirse a la ley otro sentido que el que resulta explícitamente de sus propios términos; esto es que no se trata de una interpretación antojadiza mas que solo lo que resulta de los propios términos, siendo que no puede dársele una interpretación distinta a la prohibición que le establece tanto en los recursos de apelación como de casación y en este segundo, tuvo que haberse reproducido la petición de nulidad, o sea peticionarse en la apelación para plantearse en el recurso de casación el cual nos ocupa, siendo improcedente que se le solicite a la Sala que le ordene a la Corte Primera de Apelaciones de lo Civil ordene la nulidad de actuaciones de la resolución de fecha 01 de abril de 2022 y 08 de abril de 2022 dictadas en la audiencia preliminar, por lo tanto el recurrente no ha establecido de forma concreta la interpretación errónea y cuál sería la interpretación correcta para resolver la apelación y que nos ocupa en esta casación, debiendo declarar inadmisible este recurso o en su defecto desestimarlo. TERCERO: En cuanto al tercer motivo de casación planteado, estableciendo como precepto autorizante comprendido en el Artículo 719.1 letra c del Código Procesal Civil, referente a la motivación fáctica para revisar la existencia de la resolución, suficiencia, racionalidad y carácter lógico siempre que éste fuera determinante de un sentido diferente del fallo. Basado en esta causal planteada por el recurrente como precepto autorizante, relacionado con la determinación y lo pedido en este motivo, debe de cumplir los requisitos exigidos para su admisión, siendo que el recurrente establece como norma de derecho infringida los Artículos 200.2 letra b y el 207 numeral 1 del Código Procesal Civil, esto es contradictorio, ya que por un lado relaciona que la sentencia de apelación omite los requisitos de los preceptos antes referidos, sin precisar o señalar los requisitos tanto de forma como de fondo que ha omitido la sentencia recurrida, lo que dificulta como parte recurrida, emitir pronunciamiento al respecto; es así que por otro lado se vuelve contradictorio, en vista que refiere el recurrente que en la parte dispositiva SEGUNDO que confirma la resolución oral emitida en audiencia preliminar el 01 de abril de 2022 y la aclaración de 08 de abril de 2022, dice que avala con la confirmación la sentencia dictada por el Juez de Primera Instancia haciendo suyo cada uno de los fundamentos y actos procesales recaídos en el proceso; lo que significa que el recurrente entiende que la sentencia se encuentra con los requisitos para tal fin. Asimismo por un lado, bajo la premisa del precepto autorizante que pone como condición que el control de la motivación fáctica de la sentencia que se revise y que siempre que fuera determinante de un sentido diferente del fallo, siendo que el objeto de debate de la sentencia recurrida en casación y que el recurrente al decir que la Corte de Apelaciones al confirmar las resoluciones de primera instancia de fecha 01 y 08 de abril de 2022, las avala, haciendo suyo cada uno de los fundamentos y actos procesales, el recurrente se retrotrae al momento procesal de dichas resoluciones, pues el fondo de debate es la comparecencia o incomparecencia de la parte actora, o sea el representante legal de la Sociedad Denominada CRÉDITO REAL HONDURAS, S.A. DE C.V., el señor F.G.R., en su condición de Presidente del Consejo de Administración de la empresa demandante, estando en la obligación de concurrir a la audiencia preliminar de conformidad al Artículo 445 del Código Procesal Civil, sin mediar su justificación se produce su incomparecencia en aplicación del Artículo 446 del Código Procesal Civil, circunstancia que el Órgano Jurisdiccional no debe suplir y es privativamente de las partes en juicio, actuación procesal que no causa indefensión ni modifica la situación del momento procesal, ya que se materializó la incomparecencia de la parte actora, indistintamente de los términos utilizados por el Juzgador para resolver la actuación procesal delimitada por la ley; por otro lado, tampoco cambia el sentido del fallo, en vista que el recurrente en el planteamiento de la apelación ha dejado de solicitar una nulidad bajo los lineamientos que establece el Artículo 214 numeral 3 del Código Procesal Civil y como se puede observar en el desarrollo de este motivo de casación, hace caso omiso en fundamentarse en dicho precepto, como si no formara parte del proceso en los recursos que ha hecho uso, siendo que al no proceder de conformidad, no es procedente reproducir esta omisión ante el recurso de casación en el ejercicio del derecho de defensa por tratarse del principio dispositivo que tiene la obligación de como parte del proceso de peticionar ante los Tribunales, por tener delimitado las actuaciones de conformidad a lo establecido en los Artículos 214 numeral 3, 701 numeral 1 del Código Procesal Civil, por lo tanto es improcedente este motivo de casación planteado. CUARTO: En cuanto al cuarto motivo de casación planteado, estableciendo como precepto autorizante comprendido en el Artículo 719.1 letra c del Código Procesal Civil, referente a la motivación fáctica para revisar la existencia de la resolución. suficiencia, racionalidad y carácter lógico siempre que éste fuera determinante de un sentido diferente del fallo. En ésta causal planteada por el recurrente como precepto autorizante el referido, relacionado con la determinación y lo pedido en este motivo, también debe de cumplir los requisitos exigidos para su admisión, en ese sentido, el recurrente establece como norma de derecho infringida el Artículo 208 del Código Procesal Civil, que también es contradictorio, ya que por un lado relaciona que la sentencia de apelación omite los requisitos del precepto antes referido, sin precisar o señalar los requisitos tanto del primer o segundo numeral sobre la incongruencia en la sentencia recurrida; es así que por otro lado se vuelve contradictorio, en vista que refiere el recurrente que en la parte dispositiva SEGUNDO que confirma la resolución oral emitida en audiencia preliminar el 01 de abril de 2022 y la aclaración de 08 de abril de 2022, dice que avala con la confirmación la sentencia dictada por el Juez de Primera Instancia haciendo suyo cada uno de los fundamentos y actos procesales recaídos en el proceso; lo que significa que el recurrente entiende que la sentencia se encuentra con los requisitos para tal fin. también, el recurrente relaciona que en los fundamentos de derecho quinto-y-sexto, asumen sus agravios, lo que es falso, ya que como se podrá leer en el texto que inserta, dicha resolución motiva y se refiere al recurrente y que es una aparente violación de normas procesales, su petitorio va encaminado a revocar la misma; como puede apreciar que no pueden entrar a conocer el fondo de los agravios planteados en la apelación por lo establecido en el Artículo 214 numeral 3 del Código Procesal Civil. El recurrente acomoda a su conveniencia la motivación en el numeral sexto de los fundamentos, pues en ningún momento reconoce la procedencia de los agravios referente a las infracciones establecidas por el recurrente en la apelación, tal como se ha relacionado anteriormente. Es improcedente el señalamiento bajo el contexto de incongruencia, ya que la Corte de Apelaciones en la sentencia de fecha 10 de agosto de 2022, le ha establecido al recurrente el motivo por el cual declara sin lugar el recurso de apelación y por ende confirma las resoluciones de primera instancia, indistintamente de los términos utilizados por el Juzgador, el resultado es el mismo, ya que se le puso fin al proceso por la incomparecencia de la parte actora a la audiencia preliminar de conformidad a lo establecido en el Artículo 446 del Código Procesal Civil y el recurrente bien entiende que en ningún momento ha quedado juzgada la pretensión planteada en la demanda y que le ha quedado a salvo el derecho para volver a accionar a los Tribunales, lo que no produce indefensión, ya que el recurrente pretende es subsanar el error cometido en el momento procesal de la audiencia preliminar, lo que no es procedente por haberse materializado la incomparecencia del representante legal de la Sociedad demandante. OPOSICIÓN A LA NULIDAD DE ACTUACIONES. Es improcedente la nulidad de actuaciones planteadas por el recurrente, en vista que de conformidad al Artículo 726 del Código Procesal Civil, la Corte Suprema de Justicia estará vinculada por los motivos alegados por el recurrente; también en caso que se haya invocado motivos referidos a la infracción de normas procesales y de normas materiales, se pronunciará sobre las segundas después de haber examinado las primeras; como se podrá apreciar por ser un recurso extraordinario y no de instancia, la Honorable Corte también deberá resolver de conformidad a los motivos invocados (Art. 719 PC) y a lo pedido respecto a los mismos y en lo que proceda, en este sentido, deberá basar su decisión en caso que exista incumplimiento de las exigencias y requisitos para la interposición y formalización del recurso de casación lo inadmitirá en baso al Artículo 723 y en caso contrario de conformidad a los Artículos 727 y 728 del Código Procesal Civil, según lo que proceda, ya sea estimando o desestimando la casación. Sin perjuicio de lo anterior, también es improcedente lo establecido por el recurrente respecto a que hace suyo los argumentos de los considerandos sexto y séptimo del voto particular de la Magistrada Z.C.M.V.O., por no concretar lo que quisiera que la Corte revise, analice, ya que solamente transcribe dichos considerandos, aparte que se entiende que el voto particular en mención según lo transcrito, solamente menciona que la Sala Constitucional de la Corte he establecido una serie de argumentos, si que se establezca los recursos en que ha emitido dichos pronunciamientos al menos 3 sentencias conformes, en consonancia al Artículo 73 de la Ley Sobre Justicia Constitucional, para establecer que existe doctrina legal al respecto, o sea que haya establecido que existe nulidad de actuaciones de oficio sin que el recurrente lo peticionara.” II. FUNDAMENTOS DE DERECHO 1. Conforme el artículo 718 del Código Procesal Civil, la Sala de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia, es competente para conocer del recurso de casación. 2. Esta Sala de lo Civil viene reiterando la naturaleza y función del recurso de casación, así pues, el recurso de casación tiene una función nomofiláctica, en virtud de lo cual el artículo 716 del Código Procesal Civil dispone dos fines expresos, el primero de ellos, es la protección de las normas del ordenamiento jurídico, y esto se hace, procurando y promoviendo la más adecuada aplicación e interpretación del derecho objetivo. El segundo fin es la unificación de la jurisprudencia nacional. Por su parte el numeral dos del artículo precitado, conmina a este alto tribunal a que aplique e intérprete las normas referidas al recurso de casación atendiendo a la finalidad de unificación de la jurisprudencia, esto como instrumento de garantía de la igualdad de todos ante la ley, y de la seguridad y certidumbre jurídicas. (Ver resoluciones de fechas 13-12-2013 exp. S.C. 236-2012; 18-03-2014 exp. S.C. 003-2013; y 06-05-2014 exP. S.C. 135-2013). 3. De conformidad con el artículo 719 del Código Procesal Civil, se podrá impugnar la aplicación e interpretación de las normas procesales, así como la aplicación e interpretación de las normas de derecho empleadas para la solución de fondo del litigio, y de conformidad con el artículo 721 del mismo código, el recurso de casación se interpondrá por escrito ante la Corte de Apelaciones que hubiere dictado la sentencia dentro de los veinte días siguientes al de la notificación. En ese escrito se harán constar los motivos en que la casación se base, con expresión de las normas de derecho cuya infracción sustente cada motivo. Todo ello se deberá fundar con la suficiente separación y claridad, precisando y justificando la incidencia de la infracción en el sentido de la resolución impugnada, también se hará constar si el recurrente estima necesario la celebración de la audiencia. 4. Con los requisitos formales establecidos en el artículo 721 del Código Procesal Civil queda reconocido el denominado principio de “Debida Técnica”, que constituyen los mínimos requerimientos que debe contener la demanda de casación a efectos de ser tenida como un verdadero juicio técnico de impugnación, valorativo y preciso. 5. RESPUESTA DE LA SALA DE LO CIVIL RESPECTO AL PRIMER MOTIVO DE CASACION INTERPUESTO POR EL ABOGADO MAX R.S.L.. Al examinar el presente motivo, esta Sala observa que el recurrente ha incumplido las exigencias y requisitos establecidos por el Código Procesal Civil para el escrito de interposición y formalización en virtud de que el mismo no es suficientemente claro y preciso, ya que si el recurrente arguye la indebida aplicación de una norma, esto supone que por parte del recurrente se argumente el porqué de su indebida aplicación, y que también señale a la Sala cual es la norma que el tribunal de alzada debió de haber aplicado al fallo por la norma indebidamente aplicada; además, se aprecia que el recurrente no ha acreditado en la interposición del recurso que haya procedido a denunciar el defecto procesal que acusa en la instancia en que se produjo o que en su caso reprodujo la denuncia en apelación, tal y como lo prevé el artículo 700.1 del mismo código. Asimismo, no se estimará la procedencia si el Recurrente se limita a transcribir, sin más, el texto de cada precepto o artículo, sin razonar, por tanto, debidamente el por qué la sentencia recurrida lo ha infringido, como ocurre en el caso en donde existe solo la transcripción del artículo citado como infringido y que no se precisa ni justifica la incidencia de la infracción en el sentido de la resolución impugnada. Por las razones apuntadas, este primer motivo resulta inadmisible conforme el artículo 723 numeral 2 inciso a) del Código Procesal Civil. 6. RESPUESTA DE LA SALA DE LO CIVIL RESPECTO AL SEGUNDO MOTIVO DE CASACION INTERPUESTO POR EL ABOGADO MAX R.S.L.. Esta Sala es del criterio que el recurrente ha incumplido las exigencias y requisitos establecidos por el Código Procesal Civil para el escrito de interposición y formalización, en virtud de faltar al requisito fundamental de hacer constar el motivo en que la casación se basa, con expresión de las normas cuya infracción sustenta el mismo, y con la suficiente separación y claridad, tal y como lo demanda el artículo 721 numeral 2) del Código Procesal Civil. En el presente motivo, el recurrente básicamente viene abordando la misma norma infringida y el mismo argumento del motivo anterior, solo que en éste el Censor señala la interpretación errónea del artículo 214 numeral 3) del Código Procesal Civil. Al examinar el presente motivo, esta Sala señala que la interpretación errónea supone la elección correcta de la norma por parte del juzgador, pero otorgándole un sentido o alcance que ésta no tiene; al examinar los argumentos del recurrente, no se observa que haya expuesto en que consiste el error en la interpretación que el juzgador otorgó a la norma que viene cuestionando, faltando la claridad que se precisa para efectos de poder determinar si la incidencia de la infracción en el sentido de la resolución impugnado que fustiga, dimana de la errónea interpretación del precepto impugnado, sin embargo, al haber guardado el censor silencio acerca de la errónea interpretación del precepto, no es posible relacionar la incidencia con la infracción por interpretación errónea; por otra parte, se le hace saber al recurrente que al momento de argumentar sobre la interpretación errónea de una norma, supone también que el impetrante señale a la Sala la incidencia de tal infracción en el sentido de la resolución impugnada, cuestión que el Censor no ha desarrollado en el presente motivo. Aunado a lo anterior, resulta notoria la falta de claridad del motivo expuesto, ello porque el impetrante, como se ha apuntado en el primer motivo, señala también la infracción por aplicación indebida del artículo 214.3 del Código Procesal Civil por parte del tribunal de alzada, con lo cual dice se le ha causado indefensión al demandado; pero también aduce que la Corte de Apelaciones en su fallo vulnera el referido artículo por una interpretación errónea. Sobre lo anterior, la Sala establece que la pretensión del recurrente en cuanto a la vulneración de tal artículo resulta confusa, ello porque los dos supuestos de infracción que arguye para un mismo artículo (como lo es el 214.3 del Código Procesal Civil) resultan excluyentes, es decir que no se puede alegar la aplicación indebida y la interpretación errónea, consecuentemente concurre una causal de inadmisión del motivo en aplicación del artículo 723. 2 a) del Código Procesal Civil. 7. RESPUESTA DE LA SALA DE LO CIVIL RESPECTO AL TERCER MOTIVO DE CASACION INTERPUESTO POR EL ABOGADO MAX R.S.L.. Esta Sala es del criterio que el recurrente ha incumplido las exigencias y requisitos establecidos por el Código Procesal Civil para el escrito de interposición y formalización conforme el artículo 723.2 inciso a) de dicho Código, por las razones siguientes: a) En su recurrencia, el impetrante no establece el tipo de infracción cometida por el sentenciador respecto al artículo 207.1 del Código Procesal Civil, es decir si ocurrió una falta de aplicación, aplicación indebida o interpretación errónea de la norma considerada como infringida. b) Falta al requisito fundamental de exponer el motivo con la debida separación y claridad, en virtud de que siendo una causal que autoriza la revisión del control de la motivación fáctica de la sentencia para revisar su existencia, suficiencia, racionalidad y carácter lógico de la misma; es necesario entender que el control de la motivación fáctica de la sentencia comprende varios supuestos que han de exponerse por separado, el primero de ellos es la existencia, que implica, en principio, revisar si existe o no la motivación; el segundo caso nos habla de la suficiencia, lo que supone ya la existencia de la motivación fáctica, pero lo que se revisa acá es si la motivación fáctica empleada es suficiente para arribar a determinada conclusión; y finalmente la racionalidad y carácter lógico, en donde ha de examinarse el ejercicio intelectivo utilizado por el juzgador, determinando si ha sido guiado por los postulados de la lógica. Esta separación para realizar el control fáctico no ha sido utilizada por el recurrente, faltando consecuentemente a la claridad que permita entender cómo se produce la infracción denunciada (véase resolución en expediente 29-2019), lo que constituye una causal de inadmisión del motivo de conformidad con el artículo 723.2.a) del Código Procesal Civil. c) En su recurrencia, el Censor impugna la motivación de la sentencia, la exhaustividad, la precisión y la congruencia, todas y cada una de las anteriores se refieren a distintas situaciones, que debió hacer de manera separada e independiente. d) No establece tampoco el tipo de infracción cometida por el sentenciador, es decir si ocurrió una falta de aplicación, aplicación indebida o interpretación errónea de las normas consideradas como infringidas (artículos 212, 215.5, 701.3 todos del Código Procesal Civil). Todos y cada uno de los defectos enunciados vuelven inadmisible el motivo casacional conforme el artículo 723.2 inciso a) del Código Procesal Civil. 8. RESPUESTA DE LA SALA DE LO CIVIL RESPECTO AL CUARTO MOTIVO DE CASACION INTERPUESTO POR EL ABOGADO MAX R.S.L.. Esta Sala es del criterio que el recurrente ha incumplido las exigencias y requisitos establecidos por el Código Procesal Civil para el escrito de interposición y formalización, tal y como lo demanda el artículo 721 numeral 2) del Código Procesal Civil; por lo siguiente: a) No establece el tipo de infracción cometida por el sentenciador, respecto al artículo 208 del Código Procesal Civil, es decir, si ocurrió una falta de aplicación, aplicación indebida o interpretación errónea de la norma considerada como infringida. b) Viene señalando como causal, la relacionada con la forma y contenido de la sentencia de conformidad con el artículo 719 numeral 1) letra c) del Código Procesal Civil; sin embargo, comete el yerro de pretender incorporar como norma infringida, no solo el artículo 208 sino que también los artículos 200.2 literal c), 212, 215.5 y 701.3 todos del mismo Código, por lo que invoca como preceptos infringidos un conjunto heterogéneo de normas cuya cita vicia el precitado motivo, a esta cita que el Censor hace se le conoce como: “cita acumulada de una sucesión de normas que rigen determinada materia”, y que doctrinalmente establece: “…el casacionista no debe incurrir en el defecto de alegar como infringidas un conjunto indiscriminado de las normas que rigen determinada materia... una adecuada técnica casacional exige que en cada uno de los motivos de casación se precise la infracción legal que se considera cometida, debiendo por tanto evitarse la concentración en un solo motivo de todos o la mayor parte de los artículos, mediante una interpretación conjunta de normas con diferentes alcances…”[17]; por lo que falta al requisito fundamental de hacer constar el motivo en que la casación se basa, con expresión de las normas cuya infracción sustenta el motivo con la suficiente separación y claridad. c) E.S. también hace notar que el recurrente viene señalando como norma infringida el artículo 208 del Código Procesal Civil referente a la congruencia de la sentencia que forma parte de los requisitos internos de la misma. Se ocupa en establecer que la congruencia consiste en la adecuada relación que ha de existir entre la pretensión procesal y la parte dispositiva de la misma; para afirmar luego que “El Tribunal comete la infracción de falta de congruencia en la Sentencia de Apelación, porque confirma la sentencia”, que se incurre en la infracción alegada ya que “al haber confirmado la sentencia de I Instancia acarreando los vicios e impregnando la sentencia de II Instancia en la falta de congruencia”; y así sucesivamente, confunde totalmente la congruencia de la sentencia con la motivación, pues se ocupa de cuestionar la congruencia de la motivación que no se examina en casación por la vía casacional optada por el censor, pues para ello es necesario interesar el control fáctico de la sentencia como vía causal. d) Igualmente, el recurrente en sus argumentaciones, es reiterativo con respecto al desistimiento de la demanda, pero no establece con claridad cual es la norma que considera violentada. Por todo lo anterior, concurre la causal de inadmisión prevista en el artículo 723.2.a) del Código Procesal Civil. 9. RESPUESTA DE LA SALA DE LO CIVIL A LA PRETENSION DE NULIDAD SUBSIDIARIA. Alega el pretensor se decrete la nulidad de absoluta de actuaciones a partir de la audiencia preliminar de fecha veinte de enero del 2022 y que finalizo el 1 de abril de 2022 y posteriores actuaciones. Hacemos nuestros los argumentos de los considerandos SEXTO Y SEPTIMO voto particular de la magistrada Z.C.M.V.O.”; luego manifiesta el recurrente “El Induex Ad-quem no cumplió con salvaguardar su obligación legal de revisar el irrestricto respeto a los actos y garantías procesales que se han denunciado y que obran en autos”, reconociendo con ello que ya introdujo su reclama por los motivos de casación. Aparte de lo anterior, esta Sala concluye lo siguiente: a) Conforme lo dispone el artículo 8.1 de la Convención Americana Sobre Derechos Humanos: Toda persona tiene derecho a ser oída, con las debidas garantías…”; en ese sentido, para que en un proceso existan verdaderamente las garantías judiciales –también conocidas como garantías procesales–, es preciso que se observen todos los requisitos que “sirvan para proteger, asegurar o hacer valer la titularidad o el ejercicio de un derecho”[18], es decir, las “condiciones que deben cumplirse para asegurar la adecuada defensa de aquellos cuyos derechos u obligaciones están bajo consideración judicial”[19]. En consonancia con la Convención, dispone la Constitución hondureña en su artículo 90 párrafo primero que: “Nadie puede ser juzgado sino por Juez o Tribunal competente con las formalidades, derechos y garantías que la Ley establece”, principio que ha sido recogido por el Código Procesal Civil en el artículo 3. b) Tal como lo establece el artículo 12.1 del Código Procesal Civil, la dirección del proceso está a cargo del Juez, quien ejerce esa potestad de conformidad con lo dispuesto en la Constitución de la República y el precitado Código. c) El artículo 7 en sus numerales 1) y 2) del Código Procesal Civil, establece que: 1. “El Proceso Civil se desarrollará según las disposiciones de este Código, de acuerdo a la Constitución de la República. Las formalidades previstas en él, son imperativas”. 2. “Las normas contenidas en este Código son obligatorias para el órgano jurisdiccional, las partes y terceros que intervengan en el proceso…”. d) El artículo 211 del Código Procesal Civil manda que el incumplimiento de los requisitos contemplados por las leyes con relación a los actos procesales da lugar a la nulidad o anulabilidad de acuerdo con lo establecido en el citado Código. e) En nuestra legislación vigente, el Código Procesal Civil ha previsto los canales para que la nulidad tenga cabida, así ha dispuesto que la nulidad y los defectos de forma en los actos procesales que impliquen ausencia de los requisitos indispensables para alcanzar su fin o determinen efectiva indefensión, se harán valer por medio de los recursos establecidos en la ley contra la resolución de que se trate o mediante el procedimiento para incidentes según el caso (artículos 214.1 y 215.1.2.3 del CPC), pero tratándose de un recurso de casación, esta tiene su propia vía de examen de conformidad con lo previsto en el artículo 719. 1 b) del Código Procesal Civil, cuando se trate de normas procesales que regulen los actos y garantías procesales cuando su infracción suponga la nulidad o produjera indefensión, vía que ha intentado el impetrante en su primer y segundo motivo de casación sin éxito, debido a las falencias en su técnica recursiva, no obstante, en virtud del control procesal de los órganos jurisdiccionales, podrá el Tribunal decretar nulidad de los actos procesales cuando se prescinda de normas esenciales del procedimiento, siempre que, por esa causa, se haya producido indefensión, (artículo 212.4 del Código Procesal Civil), y en ningún caso podrá el tribunal, con ocasión de un recurso, decretar de oficio una nulidad de actuaciones que no haya sido solicitada en dicho recurso (artículo 214.3 del Código Procesal Civil), lo que significa que si ha sido solicitada, entonces sí puede entrar a considerarla el Tribunal de Casación; sin embargo, al examinar la pretensión de nulidad, esta Sala observa que el recurrente ha tenido las vías procesales autorizadas por la ley para llevar al examen jurisdiccional aquellas falencias que según su opinión podrían redundar en nulidades procesales, que como se explicó antes, fracasaron por su inobservancia de los requisitos y exigencias propios del recurso extraordinario de casación, consecuentemente no es labor del tribunal de casación, vía nulidad, subsanar la incapacidad del recurrente de hacer valer correctamente su impugnación por las vías casacionales legalmente instituidas, amén de observar oficiosamente que no existen razones para dar lugar a una nulidad procesal. III. PARTE DISPOSITIVA Por lo antes expuesto, la Sala de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia, pronunciándose por unanimidad de votos e impartiendo justicia en nombre del Estado de Honduras, en base a los fundamentos de derecho citados y haciendo aplicación de los artículos 303, 304, 313 numeral 5) y 316 de la Constitución de la República; 1 y 80 numeral 1) de la Ley de Organización y Atribuciones de los Tribunales; 3, 7, 21, 115, 118 numeral 1), 129, 169, 170, 190, 191, 193 numeral 2) literal b), 716, 717, 718, 719, 720, 721, 722, 723.2 a) y b), 724, 725 del Código Procesal Civil; profiere el presente auto irrecurrible y declara: 1) La INADMISIÓN del recurso de casación en sus Cuatros Motivos, interpuesto y formalizado por el abogado M.R.S.L. en representación procesal de la sociedad Crédito Real Honduras S.A. de C.V. 2) SIN LUGAR la pretensión de Nulidad Absoluta de Actuaciones, por improcedente. 3) FIRME la sentencia recurrida dictada en fecha diez de agosto del año dos mil veintidós, por la Corte Primera de Apelaciones de lo Civil del departamento de F.M., en el expediente de apelación número 0801-2021-04832-CPCO, originado en los autos que conforman la primera pieza que se registra bajo el mismo número del Juzgado de Letras Civil del departamento de F.M.. 4) Condenar en costas a la parte recurrente. Y MANDA: Remitir las presentes actuaciones, junto con la certificación de esta resolución al Tribunal de su procedencia, previa notificación de este auto a las partes personadas, por medio de sus apoderados legalmente constituidos en juicio. Redactó el Magistrado J.P.. NOTIFIQUESE. M.D.J. PUERTO. MAGISTRADO COORDINADOR. R.E.G.B.. MAGISTRADA. G.A.B.M.. MAGISTRADA. FIRMA Y SELLO. B.J.P. O´CONNOR. SECRETARIA SALA DE LO CIVIL”.

Extendida en la ciudad de Tegucigalpa, Municipio del Distrito Central, a los diecinueve días del mes de octubre del año dos mil veintitrés; Certificación del auto de fecha veintiuno de septiembre del año dos mil veintitrés, recaído en el Recurso de Casación registrado bajo el No. S.C. 305=2022

B.J.P. O’CONNOR

SECRETARIA SALA DE LO CIVIL

22


[1] Art. 200.2.d) del Código Procesal Civil.

[2] Art. 715.1 del Código Procesal Civil. ALCANCE DE LA DECISIÓN DE LA APELACIÓN. 1. Si se apreciare la existencia de infracción procesal que origine la nulidad absoluta de las actuaciones o de parte de ellas, el juzgado o tribunal lo declarará así, y ordenará la retroacción de las actuaciones al estado inmediatamente anterior al defecto que la originó.

[3] Art. 212.4 del Código Procesal Civil. NULIDAD. Los actos procesales serán nulos en los casos siguientes: 4. Cuando se prescinda de normas esenciales del procedimiento, siempre que, por esa causa, se haya producido indefensión.

[4] Art. 215.5 del Código Procesal Civil. NULIDAD DE ACTUACIONES. 5. Si se estima la nulidad, se repondrán las actuaciones al estado inmediatamente anterior al defecto que la haya originado y se seguirá el procedimiento legalmente establecido.

[5] Art. 701.3 del Código Procesal Civil. EFECTO DEVOLUTIVO. ÁMBITO DEL RECURSO. No obstante lo anterior, el órgano judicial deberá entrar a conocer y resolver los defectos procesales apreciables de oficio aunque no se hubieran denunciado por el recurrente.

[6] Art. 8.1 y 25 de la Convención Americana Sobre Derechos Humanos. Caso Petro Urrego Vs Colombia, párrafo 120; Caso Tribunal Constitucional Vs Perú, párrafo 70; C.B.R. y otros Vs Panamá, párrafo 125.

[7] Sentencia de fecha 5 de febrero 2020, dictada en A.C. 592-2018 por la Sala de lo Constitucional.

[8]

[9] Art. 200.2.d) del Código Procesal Civil.

[10] Art. 715.1 del Código Procesal Civil. ALCANCE DE LA DECISIÓN DE LA APELACIÓN. 1. Si se apreciare la existencia de infracción procesal que origine la nulidad absoluta de las actuaciones o de parte de ellas, el juzgado o tribunal lo declarará así, y ordenará la retroacción de las actuaciones al estado inmediatamente anterior al defecto que la originó.

[11] Art. 212.4 del Código Procesal Civil. NULIDAD. Los actos procesales serán nulos en los casos siguientes: 4. Cuando se prescinda de normas esenciales del procedimiento, siempre que, por esa causa, se haya producido indefensión.

[12] Art. 215.5 del Código Procesal Civil. NULIDAD DE ACTUACIONES. 5. Se si estimara la nulidad, se repondrán las actuaciones al estado inmediatamente anterior al defecto que la haya originado y se seguirá el procedimiento legalmente establecido.

[13] Art. 701.3 del Código Procesal Civil. EFECTO DEVOLUTIVO. ÁMBITO DEL RECURSO. No obstante lo anterior, el órgano judicial deberá entrar a conocer y resolver los defectos procesales apreciables de oficio aunque no se hubieran denunciado por el recurrente.

[14] Art. 8.1 y 25 de la Convención Americana Sobre Derechos Humanos. Caso Petro Urrego Vs Colombia, párrafo 120; Caso Tribunal Constitucional Vs Perú, párrafo 70; C.B.R. y otros Vs Panamá, párrafo 125.

[15] Sentencia de fecha 5 de febrero 2020, dictada en A.C. 592-2018 por la Sala de lo Constitucional.

[16]

[17]1 S.C., A.. Práctica Procesal de los Recursos de Casación, E.. Thomson Reuters ARAZANDI. P.. 64 y ss.

[18] Corte IDH. Caso H., C. y B. y otros vs. T. y Tobago, párr. 147, y Caso Mohamed vs. Argentina, párr. 80.

[19] Corte IDH. Opinión Consultiva OC-9/87, párr. 28, y Caso Mohamed vs. Argentina, párr. 80.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR