Penal nº CP-276-19 de la Corte Suprema de Justicia (Honduras), 06-09-2023

JurisdicciónHonduras
Fecha de sentencia06 Septiembre 2023
Tipo de procesoCasación Penal
EmisorSupreme Court (Honduras)

CERTIFICACIÓN

La Infrascrita Receptora Adscrita a la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, CERTIFICA la Sentencia recaída en el expediente del Recurso de Casación SP-276-2019, que literalmente dice: SENTENCIA En la ciudad de Tegucigalpa, Municipio del Distrito Central, a los seis días del mes de septiembre del año dos mil veintitrés, el pleno de la Sala de lo Penal, integrado por los Magistrados, W.R.M.S., en su calidad de coordinador, N.D.M.F. y M.R.D.F., pronuncian EN NOMBRE DEL ESTADO DE HONDURAS La siguiente sentencia en el Recurso de Casación SP-276-2019 por Quebrantamiento de Forma, interpuesto contra la sentencia de fecha treinta de noviembre de dos mil dieciocho, dictada por el Tribunal de Sentencia de Siguatepeque, departamento de Comayagua, mediante la cual falló: Primero: Absolvió a E.J.G. y B.M.M., de los delitos de Abuso de Autoridad, Detención Ilegal y Vejámenes, en perjuicio de La Administración Pública y O.C.R.. Segundo: Se ordenó librar las respectivas cartas de libertad a favor de E.J.G. y B.M.M.. Tercero: No procedió la condena en costas procesales, personales ni gastos ocasionados por el juicio. SON PARTES: La Abogada M.D., en su condición de Fiscal del Ministerio Público, como parte recurrente; y las A..A.G.M.A. y A.M.F.M., en su condición de defensoras privadas de E.J.G. y B.M.M., como parte recurrida. HECHOS PROBADOS " Primero: En fecha uno de Agosto del año dos mil diecisiete, en el Municipio de San Juan departamento de Intibucá, como a eso de la tres de la tarde, se conducía el señor O.C.R.R., en estado de ebriedad y con una botella de aguardiente, precisamente en la calle que conduce al Municipio de Dolores y San Miguelito, de Aquella Jurisdicción, cuando fue requerido y aprendido por la policía Nacional, por existir decreto municipal de prohibición de consumir y portar bebidas alcohólicas. Segundo: En fecha dos de agosto del mismo año, como a eso de la una de la tarde el señor O.C.R., fue puesto en libertad, por haber cumplido el plazo que establece la ley de convivencia ciudadana para aprehensión de ciudadanos por contravenir esta ley.RECURSO DE CASACION, MOTIVOS Y ARGUMENTOS La recurrente Abogada R.R.S.M., en su condición de Fiscal del Ministerio Público, procedió a formalizar su Recurso de Casación de la manera siguiente: Exposición del motivo de casación por quebrantamiento de forma. Motivo único: "No haber observado el sentenciador en la valoración de la prueba, las reglas de la Sana Crítica". Precepto autorizante: El presente motivo de casación se encuentra comprendido en la parte final del numeral 3 del Artículo 362 del Código Procesal Penal. Explicación D.M.: Como sabemos, el sistema de valoración de prueba en el proceso penal hondureño, permite al Juzgador una cierta autonomía en la estimación de las probanzas que le son ofertadas, para alcanzar determinado convencimiento; para lo cual está obligado a aplicar las reglas de la lógica, la psicología y el sentido común, asegurando el más certero juicio en su decisión. Voluntad del legislador establecida en los artículos 202 y numeral 2 de la regla cuarta del artículo 338 de la normativa penal adjetiva. De esa forma, al analizar los razonamientos que el Juzgador plasmó para arribar al fallo que hoy se impugna por esta vía recursiva, se advierte que efectúa una apreciación intelectiva ineficaz, dado que la probanza que se le ha allegado, no fue valorada de forma integral o conjunta, en desapego a los principios básicos de la R. de la Lógica, como el de la razón suficiente, lo que lo llevó a concluir erróneamente, que existe insuficiencia probatoria, a favor de los encartados E.J.G. y B.M.M., defecto de valoración que se hace patente, a partir de las consideraciones que se exponen a continuación: Se contó en la vista pública, con los Testimonios de: 1 .-) O.C.R., quien se constituye como el sujeto pasivo de la acción ilícita y en síntesis señaló: "El 1 de agosto de 2017 yo venía de donde mi suegra T.C., cuando iba por las minas por D., en un lugar desolado veo un patrulla, me cruzan la patrulla tres policías dos varones y una muchacha se bajan, no me dicen nada, entre los tres me empujaron y se me soltó la bolsa que eran dos botellas de guaro, cuando me sacan de la zanja el de atrás me agarra del cuello y otros dos de las manos, la mujer cuando me sacan del zanjo me pone las chachas y los otros dos me golpean, entre los tres me suben a la paila de la patrulla...- Refiriéndose a los dos acusados, a quienes señala e identifica durante el juicio agregó: ellos iban en la paila parados en mi cuello, los dos que están aquí..., cuando llegamos a San Miguelito me metieron al pasillo, me golpean en la cabeza y en todo, en la cabeza me golpea el que ésta aquí, en el cuerpo ella, y con el tolete no está aquí, el que manejaba la patrulla no está acá, el que me dobló los dedos.... Al llegar a la posta me tiran ellos de la patrulla y el otro me dio golpes en el pasillo...Respondió ante preguntas de las partes; los golpes que recibe me dan en todo el cuerpo con patadas y toletes, no me dijeron por qué me detenían, me detienen a las 3:30 y salí a la 1:30, mi mamá me fue a traer, ella me llamó a mi número y un policía le contestó... al día siguiente uno de los que se levantó al pasillo a barrer me llenó de agua la cartera y las botas paso con pesadillas, dolor de cabeza, a veces salgo a medianoche...(Pág.4 frente y vuelto Declaración O.C.R., Acta de Debate). 2.-) Asimismo, rindió declaración su madre la señora T.R., quien manifestó ante el Sentenciador lo siguiente: "el uno de Agosto de 2017, mi hijo C.R. se fue a trabajar al rodeo y no regresó, insistí a llamarle desde las tres de la tarde, hasta la nueve de la noche me contestó un policía y me dijo que fuera al día siguiente, al día siguiente llegué y no me dejaron entrar comida, me dijeron que era prohibido, entré dos minutos, estaba irreconocible, descalzo, golpeado, con los dientes quebrados, no lo conocía, tenía golpes en la cara, en el abdomen, en la planta de los pies, estaba inflamado lleno de tierra, mojadas sus pertenencias en el suelo, su cartera, sus botas de hule revueltas con tierra y agua; el 2 de agosto fue la salida de él, después de llevármelo arrojaba sangre y no podía pararse posteriormente de eso, varias veces hemos venido al H.M.M., estos problemas fueron después de los hechos, yo soy quien sufro con él, le duele la cabeza ( Acta Debate pág. 4 vuelto y cinco frente). 3) Declaró también, el analista de investigación del Ministerio Público, J.E.R., quien realiza Inspección en los libros de novedades y de detenidos en la Jefatura Policial de San Juan Intibucá, respondiendo ante interrogantes de las partes en el acto de debate: si fue detenido por el artículo 101 de la Ley de Convivencia ciudadana. Si existe un registro de la detención de O., la salida fue a la 1:30 de la tarde; ratificando además, tres actas de Reconocimiento Fotográfico de fecha 22 de Enero de 2018, que hizo el ofendido respecto de los acusados.- Documental: a) Certificaciones de fechas 15 de Diciembre de 2017, de las fotocopias del libro de personas aprehendidas de la jefatura policial; b) Certificación de fechas 15 de Diciembre de 2017, de las fotocopias del libro de control de novedades de la jefatura policial; c) Cronograma de los policías asignados a la posta de S.J., Intibucá en la fecha de los hechos y d) Acuerdos de nombramientos de los acusados, quienes son policías en funciones, documentos ratificados por el Comisionado J.H.R.. Se allegó al juicio como prueba Pericial, la Evaluación Física 2017100107000346 realizada en el cuerpo de O.C.R., experticia que fue ratificada y explicada por la Forense Doctora Dilcia Adilia Flores Del Cid, quien establece que al examen físico encontró las lesiones siguientes:" A) 4 escoriaciones con costra hemática en la región derecha frontal de la cara B.) escoriación en parpado derecho superior, área de escoriaciones en la región maxilar y mandibular derecha C) Área de escoriaciones localizadas en maxilar y mandibular derecha D) Equimosis negruzca en la región periorbitraña izquierda, E) Escoriación en la región anterior del cuello, que se extiende hasta la región lateral derecha del cuello en forma de equimosis horizontal F) Dos equimosis paralelas entre sí en la región lateral derecha de cuello G) Equimosis rojiza, oblicua, en el segundo y tercer arco costal, línea clavicular derecha, H) Dos equimosis rojizas, lineales, localizadas en mezogastrio I) Excoriación con costar hepática en el abdomen g) dos escoriaciones en región escapular izquierda J) Tres escoriaciones en región escapular derecha, K) dos escoriaciones en región lumbar izquierda, L) Área de excoriaciones en la región lumbar izquierda a nivel de la axila posterior, M) Excoriación en la región para vertebral a nivel de primera vértebra lumbar N), Dos excoriaciones cara lateral antebrazo izquierdo Ñ), 4 escoriaciones en tercio distal cara interna de antebrazo izquierdo y dos en tercio medio, O) excoriación cara lateral interna del antebrazo derecho, P) Excoriación cara anterior antebrazo derecho, Q) 3 equimosis rojizas, paralelas entre sí, muslo derecho, R) Excoriación tercio proximal muslo derecho, S) equimosis en tercio distal cara anterior de muslo derecho T) Dos equimosis rojizas e tercio proximal muslo derecho, U) Equimosis rojiza localizada en región lateral izquierda del pie izquierdo. Manos con dificultad para flexionar y extender el dedo índice de la mano izquierda y el dedo anular de la mano derecha; agregando ante preguntas de las partes: "hay lesiones horizontales, verticales irregulares, no sé cómo se hicieron, sí sé que se produjeron con objeto romo, donde encontró esas lesiones: pues en todo en la cara, cuello, tórax anterior y extremidades. El D.J.M.R., compareció ante el Juzgador a ratificar su Dictamen Pericial Psiquiátrico 2017-0801-0201-298, quien bajo la metódica entrevista de Clínica Forense a la víctima O.R. y aplicándole las correspondientes pruebas psiquiátricas, destacó como diagnósticos: 1.-Trastomo por estrés postraumático, sugiriendo que el evaluado realice tratamiento médico psiquiátrico, asimismo, ante interrogantes de las partes en la audiencia de debate explicó: el evento que le relató el evaluado tiene relación con los hechos. Este trastorno le acompañará al evaluado el resto de la vida (Véase pág. 9 vuelto Acta de Debate) Al valorar las pruebas supra, en sus apreciaciones el sentenciador se aparta del criterio lógico, al estimar: "que el relato de la víctima O.C.R.R., no es creíble, pues en su opinión, no guarda armonía con la demás probanza científica, haciendo especial énfasis, en que de acuerdo a la D.D.A.F.d.C., quien realiza Pericia Física, dijo que las lesiones pudieron ser provocadas por cuerpo u objeto romo, por lo que no se descarta la caída o precipitación que le pudieran causar esos golpes en su cuerpo; agrega además, que no creen en dicha narración, porque de acuerdo a la lógica tres personas no pueden tomar del cuello a una persona al mismo tiempo y finalmente este testigo refiere lesiones en sus pies y según el dictamen físico, no hay lesiones en esa parte del cuerpo.. (Pág. 2 vuelto, Sentencia). Referente a la declaración de la señora T.R., concluyó: "las manifestaciones de esta testigo de cómo encontró a su hijo en la celda donde se encontraba detenido, manifestando que se encontraba golpeado y que tenía cuatro dientes quebrados, al ser confrontadas con el Dictamen médico no son coherentes el tribunal entiende el dolor de una madre al ver a su hijo golpeado y querer buscar un culpable, dejando de observar que su hijo al ser detenido tenía una botella de licor y ya había consumido, por lo que el Tribunal no descarta que las lesiones que tiene en su cuerpo son por caídas por sí mismo, por el estado de embriaguez que andaba el mismo, por esto, no le damos valor probatorio a los dichos de la señora T.R..." (Pagina 3 frente, Sentencia) En relación a la Pericia Física consideró: "El presente Dictamen es claro y conciso al manifestar que las lesiones en el señor O.R. son producto de fricción provocadas por objeto o cuerpo romo, sin descartar que las mismas hayan sido producto de caída, por lo que al analizar la prueba testifical en su conjunto, la misma no es coherente, ni se puede concatenar con la prueba científica, toda vez que los testigos manifestaron más lesiones de las narradas en el examen físico, por lo que se le debe dar valor a la prueba científica." (Pág. 4 frente, Sentencia)". A., a la experticia de evaluación Psiquiátrica, estableció:" con el presente dictamen no cabe duda para estos J. que el señor O.R. tiene problemas mentales, producto de acciones que pudieron poner en riesgo su vida, mismo que no coadyuvan con el cuadro factico narrado por el Ministerio Publico, en virtud que el forense manifiesta que pudieron ser varias las situaciones que pudieron ocasionar dicho trastorno, existiendo la probabilidad que la narración hecha por O.R. hubiese sido la que la provocó... "( Pág. 4 Frente Sentencia). Resulta evidente el yerro en el que incurre el juzgador al efectuar las apreciaciones de la prueba de cargo allegada legalmente al juicio, pues apartándose de las reglas de la sana crítica, ha plasmado una valoración totalmente aislada de cada una de ellas, expresando juicios que vulneran la regla lógica de la razón suficiente en su característica de veracidad, al contener premisas falaces derivadas de estimaciones meramente subjetivas, tal es el caso, que equívocamente concluye que el testimonio de O.C.R. no es creíble, en virtud que en su opinión no es posible y lógico que tres personas puedan tomado del cuello al mismo tiempo[1] consideración del Tribunal que realmente no se deriva del testimonio de O.R., ya que si bien, en algún momento dijo "me agarran del cuello los tres" tal afirmación no implica necesariamente, como ha querido entender el ente jurisdiccional, que dicha agresión ocurre al mismo tiempo, explicando ante interrogatorio que le hiciera la Defensa "el de atrás me agarró del cuello y los otros dos de las manos". En ese sentido, el J. se abstrae de ver la coherencia interna que ofrece el relato del ofendido, quien a partir de su propia forma de transmitir la información derivada de su individual naturaleza humana y del entorno en el cual se ha desarrollado, sigue un hilo argumental concordante en su testimonio, al detallar durante la audiencia de debate de viva voz, las acciones ilícitas que ha percibido por sus propios sentidos, por ser el afectado directo de los mismos, cuya riqueza es amplia y fiable e identificando a las autoridades policiales que lo agreden, como así lo dejó ver ante el Sentenciador. Esta desacertada valoración del Tribunal, que lo conduce a concluir que el ofendido O.C.R. miente, ocurre, por cuanto no ha realizado un adecuado examen de este medio probatorio al que está obligado prima facie, en el recorrido a determinar su fiabilidad, como bien lo ha establecido la Honorable Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, mediante fallo SP 424-2014, que se detalla más adelante. Continuando con su errada apreciación, ha sostenido además el juzgador, que el reconocimiento físico practicado a la víctima, no es congruente con su relato, en vista que el mismo hizo mención a lesiones en la plantas de los pies y según el dictamen Físico supra referido no presenta lesiones en esa parte del cuerpo, siendo por esas argumentaciones que no les merece credibilidad su testimonio (véase Valoración Probatoria Testimonio Orbin Reyes Sentencia, Pág. 2 vuelto), tal cuestionamiento carece de soporte, por cuanto basta realizar una confrontación de la narración de hechos del ofendido, con la prueba científica en comento para determinar, la existencia de coincidencia entre ambas probanzas, como se expone a continuación: La experta D.F. consignó en su pericia: Actualmente el paciente O.R. refiere dolor de moderada intensidad en dedos lesionados, planta del pie izquierdo y resto de áreas lesionados[2] evaluado consciente, orientado, marcha claudicante o expensas del pie izquierdo, con ropas sucias y con la manga de derecha de la camina rota, en la descripción número 20 de examen físico Preliminar estableció: V) Equimosis rojiza que mide 4 x 3 centímetros, localizado en la región lateral izquierda del pie izquierdo Manos con dificultad para flexionar y extender el dedo índice de la mano izquierda y el dedo anular de la mano derecha. H., que, en contraposición a los razonamientos esbozados por el Tribunal, vienen a explicar y reforzar lo referido por la víctima al indicar "el conductor se sube encima de mí y me da en la cara y me dobló el dedo, luego me quitó las botas y me dio en las palmas de los pies[3]. Asimismo, en esta pericia que goza de la credibilidad del sentenciador, se han destacado en el cuerpo del ofendido, diversas y considerables excoriaciones en cara, parpado derecho, mandíbula, equimosis paralelas de forma horizontal en cuello, clavícula, mesogastrio, abdomen, región escapular, región infraescapular, región lumbar, región paravertebral, antebrazos, derecho e izquierdo, muslo derecho, brazos y cuello, que calzan cabalmente con lo que él, ha manifestado ante el Juzgador, al indicar: "ellos me llevaban los pies en mi cuello, cuando llegamos a San Miguelito me tiran al pasillo, me golpean en la cabeza, el conductor se sube encima de mí y me da en la cara Me dan en todo el cuerpo con patadas y toletes me agarran del cuello y otros dos de los brazos ( Declaración Testifical O.C.R.). Entonces, cuando el Tribunal atribuye las lesiones que presenta la víctima a caída o precipitación, por el estado de embriaguez que andaba el mismo, al momento de ser requerido por los acusados como autoridad policial, amparado en que la médico forense ha establecido dicho evento como una probabilidad, pues sólo puede determinar que fueron ocasionadas por objeto o cuerpo romo, demuestra que no valora este dictamen en todo el contexto de la prueba, ya que de la simple lectura de la versión del ofendido se desprende, que ha explicado con suma precisión la manera en que es detenido y atacado por los policías imputados, dejando claro, que fue agredido mediante patadas y toletes, es por ello, que su conclusión de que las lesiones que fueron encontradas en el cuerpo del señor O.C.R., obedecen a una caída, no corresponden o se derivan del contenido de las probanzas antes aludidas. Sumado a los medios de prueba supra descritos, se encuentra el diagnóstico contenido en el dictamen pericial Psiquiátrico practicado a la víctima, en el que se indica que el mismo presenta un trastorno por estrés postraumático, explicando el experto al Tribunal, que dicho diagnóstico si puede tener relación con los hechos narrados, agregando ante preguntas formuladas por las partes: no encontré otro evento que se pueda atribuir, el único evento es el que él relató y por lo tanto si se relaciona, conclusiones a las cuales llega a partir del examen mental que realiza y lo narrado por el evaluado (pág. 3 frente Acta Debate). No obstante, que la Sala de lo Penal ha indicado en reiteradas resoluciones, que el relato colocado en la historia médico legal, como protocolo de la evaluación, no constituye una declaración; en el caso subjudice, destacaremos lo manifestado por el señor O.R., con la única finalidad de establecer, que el mismo se ha mantenido constante en su versión, en torno a que: "...desde que ocurrieron estos hechos, le cuesta conciliar el sueño, despertando tras presentar pesadillas en las cuales es agredido por los policías, experimentando miedo sin motivo aparente, teniendo la certeza de que la policía irá a buscarlo. Lo que nos conduce a recordar y fortalecer, lo dicho por el ofendido en la Audiencia de Juicio: "paso con pesadillas, dolor de cabeza, a veces salgo a medianoche" (Pág. 4 frente Acta Debate). Cuando se vinculan los hallazgos mentales encontrados en el ofendido, con la deposición de éste y su evaluación física, es notorio, que el juzgador al emitir un fallo concluyendo que no se logró determinar que las lesiones que presentaba la víctima fueron ocasionadas por los imputados, se aparta del sentido común; ello, tomando en cuenta, que no se ha determinado otro suceso cercano a los hechos objeto de juicio que le causara un daño siquiátrico como el descrito en la pericia, pues es sabido, que un evento de tal naturaleza (caída por embriaguez) no dejaría la secuela mental de por vida, que presenta el ofendido y que ha sido acreditada científicamente. Recordando aquí lo dicho por la Sala de lo Penal mediante fallo SP 424-2014. “La prueba testifical además debe calzar con el resto de la prueba, en especial con la prueba científica, explicando una lo que la otra no puede, reforzando recíprocamente la información brindada y construyendo entre todas el relato histórico objeto de juzgamiento; la coincidencia perfecta entre la prueba es improbable y jamás debe ser la exigencia del Juzgador, sino la coherencia entre los medios de prueba lógica, razonable y verosímil, que construya unos hechos necesarios, descañando toda otra posibilidad razonable inclusive a nivel de duda, y por tanto dejando como resultado la certeza de lo declarado probado." Finalmente, otro elemento corroborativo es[4] el que arroja el testimonio de su madre T.R.R., ya que, a partir de esta probanza, la testigo viene a confirmar que ha visto a su hijo O.R. dentro de una celda policial irreconocible, inflamado por los golpes, descalzo, con sus pertenencias mojadas, con golpes en la cara, el abdomen en los pies. Aquí debemos mencionar, que si bien se aprecia, que esta testigo ha magnificado lo ocurrido intentado hacer que parezca más grave, esta circunstancia per se, no es suficiente para considerar que está faltando a la verdad,[5] tanto menos que tal incidente no ha ocurrido, sobre todo cuando sus dichos forman un todo con el resto de la probanza, al calzar en la esencia de lo que ha narrado, además, tal como lo dijo el Sentenciador en su valoración: "es comprensible el dolor de un madre al ver a su hijo con lesiones y querer buscar una persona culpable”[6], y no debe esperarse que su testimonio sea necesariamente objetivo, pues aspira a que se le crea. En lo atinente la Sala de lo Penal ha fijado la siguiente postura jurisprudencial al referir: "Por otra parte, el Tribunal de Sentencia debe considerar que ningún testigo es objetivo con su relato, pues toda persona al declarar aspira a que se le crea, en especial aquellas cuyas vidas han sido afectadas por el acontecimiento narrado y por ello buscarán presentar su relato lo más creíble posible, lo que no implica necesariamente falsedad, sino una forma de presentar los hechos en procura de que sean aceptados.”[7] Resulta evidente, que frente a un análisis acertado, y realizado de manera conjunta y armónica de estas probanzas, las censuras esgrimidas por el Tribunal, no resultan relevantes, para contrarrestar la autoría de los procesados E.J.G.M., B.M.M., en los hechos que se les atribuyen. Es por ello, que el Ministerio Público reitera, que el Tribunal a-quo ha inobservado la regla lógica en su modalidad de la derivación, integrado por el Principio de Razón Suficiente. en su característica de veracidad V suficiencia: en tanto, que ha dado razones para restarle credibilidad al testimonio rendido en juicio por la víctima y su madre T.R., bajo consideraciones que carecen de un verdadero sustento, en vista que son meras apreciaciones subjetivas, sin rescatar o considerar la esencia de cada prueba, interrelacionándola para encontrar su concordancia y vinculación lógica, que le permitieran una reconstrucción cierta del hecho sometido a su decisión, pronunciando erróneamente un fallo absolutorio.[8] En virtud de lo anteriormente expuesto, solicitamos se declare procedente el presente motivo, anulando el fallo recurrido y ordenando la devolución de los antecedentes al respectivo Tribunal de Sentencia, para que el trámite de que se trate sea substanciado de conformidad con la ley. Por haberse producido el vicio in procedendo denunciado en el presente motivo, en el acto mismo de sentenciar, no ha podido efectuarse reclamación alguna para la subsanación del mismo.” FUNDAMENTACIÓN JURÍDICA Del Recurso de Casación por Quebrantamiento de Forma. Establece el artículo 362 del Código Procesal Penal que el recurso de Casación por Quebrantamiento de Forma podrá interponerse cuando la sentencia recurrida adolezca de algunos de los vicios siguientes: 1. Que falte la declaración de los hechos que el tribunal estime aprobados, que tal declaración no sea clara y terminante o que sea contradictoria. 2. Que se base en medios o elementos probatorios no incorporados legalmente al juicio o incorporados por su lectura en violación de las normas contenidas en el Título IV del Libro Segundo de este Código o excluya o deje de considerar alguna prueba de valor decisivo. 3. Que carezca de motivaciones fácticas o jurídicas, que dichas motivaciones sean insuficientes o contradictorias o sí en la valoración de la prueba no se observaron las reglas de la sana crítica; 4. Que en la parte resolutiva se omitan elementos esenciales, tales como la individualización precisa del imputado, la resolución de todas las cuestiones debatidas y la determinación exacta de la pena en caso de condena; 5. La inobservancia de las reglas establecidas en el presente Código para la realización del juicio oral y público; 6. La incongruencia entre la sentencia y las pretensiones de las partes según el artículo 337; 7. Que falte la firma de alguno de los miembros del Tribunal de Sentencia salvo los casos previstos en el artículo 145. Es así como la ley procesal vigente, refleja que el proceso penal lo constituye una serie de hechos y actos realizados por los sujetos y partes del proceso, mismo que desemboca en una sentencia en la cual el órgano jurisdiccional resuelve el fondo del conflicto. Para que esta sentencia tenga validez debe estar revestida de legalidad derivado del respeto de las formalidades establecidas en la ley, no solo para la emisión de la misma, sino para el curso total del proceso penal; es mediante el respeto de estas formalidades que se asegura el derecho de las partes litigantes y la rectitud del juicio. Las normas de derecho procesal instituyen un conjunto de reglas a las que el órgano juzgador debe subordinar su actividad, ya que es éste el destinatario de dichas normas, las que le imponen un modo de actuación y regulan su conducta en el proceso. Si no se cumple con los requisitos establecidos por la ley procesal y se garantiza un juicio justo respetando todas las garantías, formalidades y derechos conferidos por la ley y por el contrario se ejecutan actos contra la voluntad de la ley, se produce entonces una inejecución de la ley procesal, que puede ocurrir cuando no se ejecuta lo que norma procesal ordena (inejecución in omitiendo), se ejecuta lo que la norma procesal prohíbe (inejecución in faciendo) o se realiza una acción de diverso modo del que dispone la norma procesal; esta inobservancia de las normas procesales constituye una irregularidad en el proceso que se denomina actividad procesal defectuosa o defecto de construcción y que el derecho común llama vicio in procedendo. El Recurso de Casación por Quebrantamiento de las Formas Procesales tiene la tarea de comprobar la observancia o inobservancia de las formas procesales debidas, fijadas en la ley. Del Recurso de Casación por Quebrantamiento de Forma. Interpuesto por el Ministerio Público. Único Motivo. Norma autorizante: Artículo 362 numeral 3 del Código Procesal Penal. Norma adjetiva que se denuncia infringida: Artículo 202 y 338 del Código Procesal Penal. Concepto de la infracción: No haber observado el sentenciador en la valoración de la prueba las reglas de la Sana Crítica. Reclamación Ex Ante: El vicio se produjo en el acto de sentenciar. Pretensión: Que se case la sentencia y se anule. El Ministerio Público presenta formal denuncia de que la sentencia impugnada se aparta de la regla lógica de derivación, integrado por el principio de razón suficiente, al estimar el a quo en la valoración de la prueba lo siguiente: “el relato de la victima O.C.R.R., no es creíble”, pues en su opinión no guarda armonía con la demás probanza científica. Que para el juzgador - “de acuerdo a la lógica tres personas no pueden tomar del cuello a una persona al mismo tiempo” así como: “finalmente este testigo refiere lesiones en sus pies y según el dictamen físico, no hay lesiones en esa parte del cuerpo.” - “el tribunal entiende el dolor de una madre al ver a su hijo golpeado y querer buscar un culpable, dejando de observar que su hijo al ser detenido tenia una botella de licor y ya había consumido, por lo que el tribunal no descarta que las lesiones que tiene en su cuerpo son por caídas por si mismo, por el estado de embriaguez que andaba el mismo, por esto, no le damos valor probatorio a los dichos d la señora T.R..” -Que las consideraciones hechas por el tribunal a la valoración de los testigos de cargo carecen de un verdadero sustento, en vista que son meras apreciaciones subjetivas, sin rescatar o considerar la esencia de cada prueba, interrelacionándola para encontrar su concordancia y vinculación lógica, que le permitieran una reconstrucción cierta del hecho sometido a su decisión, pronunciando erróneamente un fallo absolutorio. De las Reglas de la Sana Crítica. El Código Procesal Penal da exclusiva competencia a los jueces de sentencia para la estimación valorativa de las pruebas y las conclusiones fácticas que de ellas extraigan, siendo ello inatacable por la vía recursiva casacional, siendo solamente controlable el proceso seguido por los jueces para la construcción de tales conclusiones. El artículo 362 No. 3) del Código Procesal Penal prevé que “el recurso por quebrantamiento de forma podrá interponerse cuando la sentencia recurrida adolezca de los vicios siguientes… 3) Que (...) en la valoración de la prueba no se observaron las reglas de la sana crítica.”. Esta Sala de lo Penal ha considerado que: “… La sentencia debe contener una relación clara, precisa y circunstanciada de los hechos acreditados, que se conoce como fundamentación fáctica, sobre la cual se realiza el ejercicio valorativo. Este cuadro fáctico se sustenta en un acervo probatorio, que se plasma en lo que se conoce como fundamentación probatoria, dividida en descriptiva e intelectiva. La primera implica para el Tribunal, señalar en lo resuelto los medios probatorios recibidos en el debate para efectos de controlar el valor de la prueba por las reglas del correcto entendimiento humano, describir su contenido, es decir, el elemento probatorio. Luego de esa fundamentación probatoria descriptiva, el Tribunal debe decidir en sentencia la apreciación de los medios y elementos de prueba, o sea, la fundamentación intelectiva…”. (fallos de fecha 30 de noviembre del 2001, en el Exp. 194-2009 y de fecha 30 de noviembre del 2011, en el Exp. 297-09; también en ese sentido el fallo de fecha 20 de octubre del 2011, contenido en el Exp. 360-09 y de fecha 05 de abril del 2011, del Exp. 385-09, todos de la Sala de lo Penal). Valoración de la Prueba. En el apartado de la valoración intelectiva el juzgador debe valorar la prueba, conforme al sistema que establece la ley procesal penal. Históricamente han existido tres sistemas de valoración de la Prueba: Íntima Convicción (propio del Sistema de Juzgamiento por Jurados), Prueba Legal o Tasada (en donde la ley establecía de manera previa el valor que debe darle el juzgador a la prueba que se encontrase en ciertas circunstancias) y la Sana Crítica, es este último el que debe observar el juzgador penal hondureño, conforme lo ordena el artículo 202 del Código Procesal Penal. En el sistema de la Sana Crítica en la valoración de la prueba, existe plena libertad de convencimiento de los jueces, pero exigiéndoseles que las conclusiones guarden una necesaria relación con las premisas que le sustentan, las cuales son a su vez construidas como fruto razonado de las pruebas. En este sistema, el juzgador no tiene reglas legales que le establezcan el valor que debe consignarle a cada prueba, pero esa libertad tiene límites: las normas que gobiernan la corrección del pensamiento humano. En la sana crítica racional, el juzgador logra sus conclusiones sobre los hechos de la causa valorando la eficacia de convicción de cada prueba con total libertad, pero respetando al hacerlo, los principios de la recta razón, es decir, las normas de la lógica, la psicología y la experiencia común; De este modo “… las reglas de la sana crítica aseguran que el juzgador no arribe a juicios de valor en forma arbitraria, subjetiva o antojadiza…” (Fallo Sala Penal de fecha 20 de octubre del 2011, en el Exp 88-09). La Sana Crítica como sistema de valoración de la prueba se asienta en tres pilares fundamentales: 1) Reglas de la Experiencia común o Máximas de la Experiencia. Se refieren a juicios o valoraciones que el hombre común posee y por ende el juzgador, relevados de demostración probatoria por adquirirse a partir de experiencias reiterativas en el vivir y que por este hecho son compartidas con las demás personas, aun cuando no formen parte de su mismo grupo social. Nos referimos a fenómenos de la naturaleza cuyo conocimiento se adquiere mediante la observación y reflexión o hechos de la cultura común, siendo el antónimo de éstos los conocimientos especializados ganados a través del estudio científico que realiza solo un grupo determinado de personas y que por lo tanto no tienen el carácter de común. Como consecuencia de lo anterior, el conocimiento privado del juzgador no es permitido en la valoración de la prueba al no tener el carácter de común y por no poder ser objeto de control de las partes mediante el debido contradictorio. a. El juzgador deberá analizar los medios de prueba, partiendo de la experiencia de vida que comparte con el resto de los individuos, ergo vulneraría las reglas de la experiencia común, entre otros: Cuando desarrolle razonamientos que revelen ignorancia pura y simple acerca del hecho. b. Cuando cite como común un hecho que no lo sea, por no ser aprehensibles de manera espontánea por el profano, sino que solo mediante experiencias extraordinarias o mediante estudios especializados; o c. Cuando afirme como común un hecho que exija demostración probatoria. Las reglas de la experiencia común se basan en la probabilidad, es decir, al momento en que el juzgador valora un hecho, considerará el acontecer que por lo común se da respecto a ese hecho en particular, pudiendo encontrarse en situaciones extraordinarias en donde el hecho vaya en contra de la experiencia común, debiendo razonar en estos casos por qué lo considera así. 2) Las Reglas de la Psicología. Están referidas, no a las normas elaboradas por la ciencia conjetural de la psicología, sino al conocimiento empírico adquirido del comportamiento humano como consecuencia de la convivencia que desarrolla la persona como ser social, a través de procesos sensibles e intelectuales, que permiten hacer una valoración de aquél. Las Reglas de la Psicología se basan en la interpretación del comportamiento humano, a través del método deductivo. Para la correcta aplicación de estas reglas y siendo que parten no solo del comportamiento de un individuo frente a un fenómeno natural, sino también del comportamiento del individuo en relación al grupo social, se requiere que el juzgador sea parte de dicho grupo social, a efecto de que interiorice sus valores, creencias y sentimientos. Al igual que la Experiencia Común, las reglas de la Psicología se basan en la probabilidad a partir del común comportamiento y su significado; y 3) Las Reglas de la Lógica. La Lógica es el razonamiento coherente (concordancia entre los elementos) y derivado (necesidad de una razón y justificación adecuada para pretender ser estatuto de verdad) que permite la inteligencia humana (habilidad para la resolución de problemas) y cuya observancia es de carácter obligatoria para el juzgador al momento de motivar los autos y sentencias. La lógica aplicable es la “Lógica no formal”, llamada en el ámbito como Razón del Juicio donde las conclusiones se muestran bajo el espectro que irradia la prueba. Las leyes de la Lógica se fundamentan sobre leyes universales: a) La Coherencia: Manda que la fundamentación de la sentencia contenga afirmaciones, deducciones y conclusiones que guarden la debida correlación y concordancia entre sí. La coherencia en su valoración negativa exige descartar fundamentos contradictorios, siendo tales aquellos que al confrontarse entre sí se anulen mutuamente. De la Ley de la Coherencia se desprenden los principios de identidad, contradicción y de tercer excluido: i. El Principio de Identidad: Que exige que toda noción empleada en el razonamiento debe tener una sola y única significación en el todo contextualizado, es decir: una proposición sólo puede ser esa proposición y no otra. Trasladado a la valoración de la prueba en sentencia, la conclusión "X" solo puede ser "X", sin que pueda al mismo tiempo ser “Y”. ii. El Principio de Contradicción: Las proposiciones “A” es igual que “B”, y “A” no es igual de “B”, se concluye que ambas no pueden ser verdaderas, por cuanto solo una de ellas lo será. En valoración de prueba: un hecho, una persona o una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo, ya que solamente una de las dos afirmaciones es verdadera. iii. El Principio de Tercero Excluido: Dos proposiciones que se niegan entre sí: una es necesariamente falsa; a contrario sensu, la otra necesariamente es verdadera y ninguna tercera posibilidad es posible. b) La Derivación: Exige que cada conclusión afirmada o negada, debe corresponder necesariamente al elemento de prueba del cual se ha inferido aquella; cada pensamiento debe provenir de otro, con el cual está relacionado, salvo que se trate de un principio, es decir de un juicio inicial. Pero, además, la conclusión debe derivar de elementos suficientes para que justifique la producción de aquella. Existirá omisión al principio lógico de derivación: i. Cuando la conclusión no encuentre correspondencia con el medio de prueba por una indebida inferencia. ii. Cuando la conclusión no sea producto derivado de un medio de prueba, debiendo serlo por tratarse de la afirmación o negación de un hecho de carácter no notorio. iii. Cuando la conclusión sea construida en base a medios de pruebas inexistentes; o iv. Cuando la conclusión está basada en el contenido de un medio de prueba cuyo contenido este falseado. De la Derivación se extrae el Principio de Razón Suficiente, por el cual toda conclusión requiere una razón suficiente que justifique su existencia; la conclusión debe ser el final del iter lógico seguido en la valoración de las pruebas apoyándose en inferencias razonables; cada conclusión expuesta puede formar una sucesión que al final lleven a una conclusión última en donde se afirme o niegue el hecho juzgado. De la Rúa (F. de la Rúa, La Casación Penal, Ediciones Depalma, Buenos Aires, Argentina, pág. 156), señala que la motivación para ser lógica debe responder a las referidas leyes que presiden el correcto entendimiento humano, observando como características: 1. Congruente: En donde las afirmaciones, deducciones y conclusiones guarden una adecuada correlación y concordancia entre sí. 2. Concordante: Cada conclusión afirmada o negada, debe corresponder necesariamente al elemento de prueba del cual se ha inferido aquella. 3. No Contradictoria, por estar libre de razonamientos que al oponerse se anulen entre sí al reflejar verdades incompatibles. 4. Inequívoca: al no dejar margen para cuestionar el alcance y significado de los razonamientos y de las conclusiones que le deriven; y 5. Suficiente: al estar constituida por un entramado de conclusiones interrelacionadas, que se deriven de múltiples cadenas de pensamientos, todos ellos aptos para producir razonablemente un convencimiento. De la Valoración de la Prueba Testifical Ciertamente la valoración del medio de prueba testifical es uno de los procesos más difíciles en la tarea de un Juzgador, aun cuando sea la más común de las pruebas; Ello debido a la multiplicidad de variables a tener en cuenta al momento de hacer dicha valoración, que van desde los aspectos relativos a la percepción de los hechos objeto de relato, hasta la forma en que el testigo da a conocer dicha información. La valoración individual de las declaraciones testificales debe partir de la concepción que toda declaración es el relato de un hecho pasado que ha percibido una persona por conducto de sus sentidos, ergo es el acto mediante el cual la persona acude a su memoria para describir un suceso, reproduciendo no solo hechos sino también sentimientos y sensaciones, por tanto, su captación y reproducción puede verse condicionada por muchos factores. Es común el error en los Tribunales de Justicia de hacer la valoración binaria de la prueba testifical, al señalar que el testigo dice la verdad o miente, más esta es una forma de valoración simplista que desconoce la propia naturaleza humana, la cual es mucho más compleja. - En principio el Tribunal de Sentencia debe de valorar las condiciones imperantes al momento de que el testigo percibió por sus sentidos los hechos objetos del relato, tales como: a. Aspecto Biológico: Capacidad biológica del testigo de percibir los hechos por medio de sus sentidos; Así pues, la capacidad visual, auditiva, olfativa, gustativa o táctil del testigo debe de ser objeto de valoración por el Tribunal; b. Aspecto Ambiental: Condiciones imperantes al momento del hecho que le hayan permitido al Testigo poder percibir con sus sentidos los hechos objeto del relato; c. Aspecto Psicológico: Estado anímico del Testigo al momento del hecho; Así pues, en condiciones estresantes los hechos se percibirán de una forma distinta que en condiciones relajantes o de alegría, viéndose afectado las ideas sobre tiempo, distancia, colores, etc. Además, el aspecto psicológico nos manda a tener en consideración la capacidad de mantener en la memoria los hechos y que dichos recuerdos no se vean condicionados por vivencias anteriores (como por ejemplo perjuicios preexistentes sobre un hecho o una persona) o afectados por vivencias posteriores (Como por ejemplo la captación de información sobre el hecho de otras fuentes como otros testigos o medios de comunicación). Adicional la valoración del testimonio el Tribunal de Sentencia debe de realizar un debido análisis del contenido del relato prestado en la audiencia de debate, discerniendo aquellos aspectos de la personalidad del testigo que pudiesen afectar la forma de transmitir la información, con otros que sean parte de una intencionalidad de ocultar, tergiversar o inventar una verdad.- Así pues considérese que el nerviosismo, miedo o timidez en una declaración no necesariamente son signos de que el testigo está faltando a la verdad, sino que pueden obedecer a la personalidad, al hecho de enfrentarse ante una situación nueva (prestar declaración testifical) o al hecho de verse obligado a revivenciar un hecho estresante (en especial para las víctimas); Por otro lado el enojo, reticencia o hasta la arrogancia de un testigo no deben de ser necesariamente valorado como una actitud adoptada para ocultar la verdad, pues igual puede obedecer a los mismos aspectos antes apuntados. Por otra parte, el Tribunal de Sentencia debe de considerar que ningún testigo es objetivo con su relato, pues toda persona al declarar aspira a que se le crea, en especial aquellas cuyas vidas han sido afectadas por el acontecimiento narrado, y por ello buscaran presentar su relato lo más creíble posible, lo que no implica necesariamente falsedad sino una forma de presentar los hechos en procura de que sean aceptados. El análisis individual, después de la consideración de los aspectos personales, debe de implicar un estudio sobre la coherencia interna del relato, de modo que las diferentes partes del suceso están relacionadas de forma lógica entre sí, confirmándose unas a otras; Además que la actitud descrita del testigo de las otras personas presentes y de la propia sea acorde con las reglas de la psicología y finalmente que el hecho sea verosímil al obedecer a las máximas de la experiencia común; De lo contrario el relato resultaría poco o nada fiable. La labor de valoración no termina con el análisis individual de la prueba testifical, sino que además debe de hacerse una valoración conjunta, entendiéndose como la confrontación de la información proporcionada por el testigo con la información que se deriva de otros medios de prueba, incluyendo otros testigos, para determinar las coincidencias o disparidades que permitan establecer su veracidad, reconstruyendo el hecho histórico donde cada una de los medios de prueba sea una pieza articulada de un todo. Tratándose de la valoración conjunta de medios de prueba testifical, el Tribunal de Sentencia no puede limitarse hacer una simple confrontación en espera de una coincidencia perfecta, pues nunca dos personas declararan de manera idéntica aun cuando hayan percibido el hecho al mismo tiempo, pues como se ha señalado ya, los aspectos de personalidad, desarrollo intelectivo, capacidades biológicas y psicológicas determinaran que el relato sea distinto, inclusive a veces hasta contradictorio en algunos detalles, sin que ello implique falsedad por parte de alguno de los testigos; Por el contrario, partiendo de la naturaleza humana, el relato increíblemente coincidente de dos testigos debe alertar al Tribunal de Sentencia por su anormalidad. Así entonces los testigos valorados conjuntamente deben de brindar una visión amplia del hecho, con detalles informados a depender del lugar, distancia y oportunidad de percibir el hecho, pudiendo ser hasta contradictorios en aspectos periféricos pero necesariamente articulados en la dinámica general y coincidentes en aspectos medulares para ser ambos calificados como creíbles.- La prueba testifical además debe de calzar con el resto de la prueba, en especial con la prueba científica, explicando una lo que la otra no puede, reforzando recíprocamente la información brindada y construyendo entre todos un relato histórico objetivo; La coincidencia perfecta entre la prueba es improbable y jamás debe de ser la exigencia del Juzgador, sino la coherencia entre los medios de prueba de modo lógico, razonable y verosímil, que construya unos hechos necesarios, descartando toda otra posibilidad razonable inclusive a nivel de duda, y por tanto dejando como resultado la certeza de lo declarado probado. Retomando entonces: En la declaración testifical, el Tribunal imprescindiblemente deberá de hacer una valoración individual como conjunta, en la que tenga en cuenta la multiplicidad de los factores apuntados, ello le permitirá diferenciar los casos en donde un/a testigo sea sincero/a, es decir que crea estar diciendo la verdad, aun cuando el hecho narrado sea poco probable o, por el contrario, cuando el relato sea probable aun cuando el testigo no reúna las condiciones de idoneidad; R. que la valoración de un testimonio no consiste en un examen de “verdadero” o “falso”, sino en el análisis conjunto de condiciones y aspectos que puedan indicar la probabilidad alta de que el relato corresponde a un hecho real, o su falta de probabilidad a causa de la valoración negativa. En todos los casos, la valoración solo podrá realizarse mediante una correcta Inmediación del Tribunal con la persona declarante, donde puedan evaluarse las Reglas de la Psicología (lenguaje corporal, tono de voz, espontaneidad o timidez, sencillez o elocuencia, nerviosismo o seguridad, estado anímico, sentido de colaboración o renuencia, memoria, capacidad de percepción, etc.), los Principios de la Lógica (logicidad del relato en sí mismo y coherencia con la demás prueba) y las Máximas de la Experiencia Común (comparación del relato con modelos típicos cuyo conocimiento se encuentra dentro de la esfera del profano).- (Al respecto ver fallo de fecha 23 de enero del 2008, en el Exp 014-2007 y fallo de fecha 28 de julio del 2011, en el Exp 060-2010 de la Sala de lo Penal). De la procedencia del Recurso de Casación Por Quebrantamiento de Forma en su único motivo. El recurso es de recibo. La resolución impugnada es la sentencia emitida por el tribunal de la ciudad de Siguatepeque, departamento de Comayagua en fecha 30 de noviembre de dos mil dieciocho, mediante la cual absuelven a E.J.G. y B.M.M., por suponerlos responsables como autores directos de los delitos consumado de Abuso de Autoridad, Detención Ilegal y Vejámenes, en perjuicio de la Administración Pública del Estado de Honduras y del señor O.C.R.. La sentencia in comento es el resultado del desarrollo del proceso penal y en específico, de la actividad probatoria evacuada en la audiencia de debate que se celebró en fecha 24 de septiembre de 2018.- En la resolución los jueces emiten pronunciamiento de fondo sobre tres imputaciones, teniendo como base aquellos hechos declarados probados que constituyen la recreación histórica de las conductas imputadas; factum que se forma a partir de la valoración intelectiva de la carga probatoria, por lo que una mala valoración repercute en la construcción de los hechos probados y, consecuentemente da paso a una decisión ilegitima. La importancia de una correcta valoración probatoria exige de los jueces de sentencia un esfuerzo intelectivo, minucioso y técnico; no se trata de reducir tal arduo trabajo en la relación del contenido de la prueba, en la de hacer un resumen de ésta o de formar una antología de contenido; tampoco la valoración puede reducirse en indicar si un medio de prueba es creíble o no lo es, tal cual si se tratase de un sistema binario de calificación.- El proceso de valoración intelectiva requiere no solo el análisis de cada medio probatorio, sino determinar si existe o no relación con otros medios de prueba (los que a su vez deben de ser analizados individualmente), de modo de que a partir de los fragmentos de información que vayan proporcionando se va construyendo o desvaneciendo (por contradicción, por inexistencia o por inexactitud) el hecho que es objeto de debate; todo ese proceso culmina con una valoración conjunta en donde los jueces dan a conocer su visión panóptica de los hechos. La Sala de lo Penal ha indicado que el estilo de redacción y la metodología de valoración puede ser variada, respetando la individualidad de cada tribunal de justicia, pero si ha sido enfática en que se exige de todo tribunal de justicia que su motivación sea completa y clara, de modo que cualquier persona, con solo la capacidad de saber leer, pueda entender cuáles fueron las consideraciones que tomaron en cuenta los juzgadores para tomar su decisión, aun cuando en algunos casos no la comparta; sentencias con esquemas complicados, con excesivamente elocuentes pero insustanciales o con abusivo uso de términos técnicos no son características de un juez conocedor de la ley, sino por el contrario, un juez que no entiende que la sentencia es una vía de comunicación dirigida en primer término a la víctima y al acusado y, en segundo término a la población en general, y por ello debe de ser una construcción que se legitime a sí misma, por su sencillez, claridad y respeto a la ley. Siendo el fundamento del recurso de casación la denuncia por violación a las reglas de la sana critica, la Sala de lo Penal centró su análisis en el apartado de la sentencia en donde los jueces hacen el proceso de valoración probatoria, es decir donde consta o debería de constar la motivación descriptiva y la motivación intelectiva de la prueba evacuada en la audiencia de debate. El título “Valoración Probatoria”, esta subdividido en cinco apartados, y en cada uno de ellos se hace descripción de un grupo de medios de prueba (testifical, documental y pericial) del que enumera y realiza la valoración individual de cada medio de prueba; es pues que los jueces optaron por un sistema de valoración por bloques, mediante un análisis individual de la prueba, sin el proceso de identificar la relación o la colisión con otro medio probatorio.- Es de hacerse notar que al final del quinto y último apartado no existe una valoración conjunta de la prueba, necesaria ante su abundancia, por lo que al finalizar la lectura de la valoración probatoria el lector desconoce cuáles son las consideraciones del tribunal, las conclusiones generales a las que arribo, cuáles fueron los hechos que consideraron acreditados y cuáles no. Esta Sala estima que las razones vertidas por el juzgador para restar credibilidad a la prueba de cargo son débiles e insuficientes, para con ellas negar la participación de los acusados, en el hecho ilícito que se les imputa. Esta Sala considera que los razonamientos vertidos por el tribunal de juicio infringen la regla de sana crítica de la lógica de derivación integrado por el principio de razón suficiente, que requieren de una razón y justificación adecuada para pretender ser estatuto de verdad, y establece la obligatoriedad que las afirmaciones, deducciones y conclusiones de la sentencia resulten congruentes y guarden adecuada correlación entre sí. En este caso, la sentencia recurrida infringe la regla 1ógica de derivación pues, en el testimonio de el señor O.C.R., el a quo infiere que la declaración del testigo carece de credibilidad, expresando como razones que el deponente declaró que le golpearon todo su cuerpo, y que lo golpearon con tolete en los pies y que no podía caminar, que lo agarraron los tres policías al mismo tiempo del cuello, y que de acuerdo a la lógica no es posible, la declaración del testigo (ofendido), que relata el acto ilícito imputable a los acusados, es clara, contundente y sostenida en el tiempo; se ha dado lectura a la declaración del Testigo O.C.R., (ofendido), quien expresó: El 1 de agosto del 2017 yo venía de donde mi suegra maría T.C., yo había caminado 1 kilómetro por el rodeo y veo un patrulla y me la cruza, y no me dicen nada me tiran a un zanjo me tiran y luego los tres me suben a un carro, se buen un femenino y masculino y ellos llevaban los pies en mi cuello, cuando llegamos a san miguelito me tiran al pasillo me gol- pean en la cabeza y todo, el conductor se sube en sima de mí y me da en 1 acara y me doblo el dedo y me dijo a si te traque la vida hijo de puta, luego me quito las botas y me dio en las palmas de los pies luego me dijo que me subiera y no podía tenía aquí hinchado los pies y un policía dijo que metan esa mierda me quitan la cartera y me quitan el dinero, un policía dice que mejor me hubieran matado y en mi cartera vieron mi carnet de militar dijo que con razón aguantaste militar de mierda, un policía limpio donde me golpearon lo que traía era una honda y 2 botellitas lo que había tomado era dos octavos. Interrogantes M.P., a qué horas fueron los hechos. R 3:30. P/qué lugar fue. R/ las minas por dolores. P como es el lugar. R es desolado hay casas, pero es curva no hay visibilidad. P que hacen los policías cuando le cruzan la patrulla. R me la cruzan entre los tres me botaron y entre los 3 me levantaron. P/ usted iba solo. R sí. P había gente en el lugar. R no. P de donde venia. R de donde mi tía Teolinda. P cuantos policías se bajan. R 3. P de que sexo. R dos varones y 1 muchacha P descríbanlos. R a aquellos que están allá. P le comunican porque delito lo requieren. R no. P le leen sus derechos. R no. P. mostraron documento alguno. R no nada. P firmo algo en la posta. R en la llegada no al salir sí. P llamaron ellos a sus familiares. R no mi mama llamo. P quiénes lo golpean. R 3 falta uno aquí. P que golpes le dio cada uno. R en la cabeza el que está ahí. R en el cuerpo ella. Y con el tolete no está. P recibió atención médica. R si en Tegucigalpa, el M. algo así se me escapa el nombre del hospital. P que tipo de tratamiento. R ellos cuando llegue me pusieron N. para el cerebro, pero no re- cuerdo exactamente. P del lugar donde lo detienen hasta san juna la posta. R ellos dos iban en la paila iban parados en mi cuello. P quiénes son ellos dos. R los que están aquí. P que pasó en la posta. R me tiran ellos 2 de la paila y el otro me dio golpes en el pasillo. P quién le doblo los dedos. R no está presente acá. P que pasó el siguiente día. R uno de los se levantó al pasillo a barrer me lleno de agua la cartera y las botas de huele. P me puede describir que paso luego de los hechos cuando sale de la posta. R pasó con pesadillas, dolor de cabeza) Interrogantes de la defensa. P usted con quién iba cuando ve la patulla. R so- lo. P cuantos se bajan. R 3. P que le dice. R nada. P que le hacen. P me agarran del cuello los tres. P y en el zanjo que paso. R me suben los tres. P Que llevaba en las manos. R alcohol, donde lo compró, R en la cantina, el rodeo, R la patrulla se detuvo en el transcurso hasta la jefatura. R no, P y en el transcurso que pasó, R se pararon en mi cuello. P cuanto tiempo duró su detención a la llegada a la posta. R no sabría decirle, como 20 minutos. P. que otros golpes recibe? R me dan en todo el cuerpo con patadas y toletes. P quién manejaba la patrulla. R no está acá. P como es el. R no es tan alto fornido chaparro colocho. P/ que horas lo detienen. R 3:30. Y Salí a las 1 :30. P con quién salió. R mi mama me fue a traer. P quién le aviso a su mama. R ella llamo a mi número y un policía le contesto. P. dijeron por- que lo detuvieron. R no boda. P. dijeron cuando saldría. R no. P en qué momento le quietan las botas. R cuando me daban en la cara. P donde fue. R en la posta. P en qué momento le regresan las botas. R el siguiente día. P usted estuvo descalzo todo el día. R si. P de la celda donde usted estaba a donde estaba el encargado como es la distancia. R es corta. P usted escucho la llamada entonces. R si. P usted solo escucho que estaba detenido. R sí. P en algún momento los tres lo agreden. R si en la posta y cuando me sacan del zanjo. P que tan profundo es el zanjo. R no es hondo. P como callo usted R parado. P y como lo sacan. R el de atrás me agarró del cuello y los otros dos de las manos mostrándolas. Interroga el Tribunal: Se te dijo porque se te detenía. R no nunca. P que te dijeron cuando saliste. R nada solo firme la salida. P que hiciste cuando saliste. R bueno me fui a sentar al parque porque no aguantaba la boca. P donde fue eso. R en la posta de san J.. P del trayecto donde te detienen y la posta fue lo demás. R si ahí fue lo demás. P usted dices que la patrulla se te cruza que te dicen ahí. R no nada los tres me rempujaron y se me soltó la bolsa que eran 2 botellas de guaro. P cuando te sacan de la zanja quiénes te sacan. R los 3. P que hizo la mujer. R cuando me sacan del zanjo me puso las chachas. P y los otros dos. R me golpean. P como te sacan de la zanja. R me agarran de cuello y otras dos del brazo. P quién te saco del cuello. R si el que esta haya. P te dijeron cuando te suben al carro. R no. P y en la posta. R no. P a qué horas te detienen. R 3:30 p.m. p cuando te suben a la paila iban dos policías quienes era. R hombre y una mujer. P y que hacían ellos. R iban con los pies en mi cuello.” Esta declaración que ha vertido el señor O.R., en audiencia de juicio oral y público, se corrobora con la prueba de cargo consistente en La declaración de los testigos: T.R.R., J.E. ramos Matamoros; Prueba documental consistente en: Cronograma del listado de las personas asignadas, Certificación de fecha 15 de septiembre de 2017 (f. 24-31), Certificación de fecha 15 de septiembre de 2017 (f. 32-34), Acuerdo de nombramiento de E.J.G. y B.M.M.; Prueba pericial: Dictamen Psiquiátrico practicado al señor O.C.R. y Dictamen de Evaluación Física. La declaración del señor O.R., efectivamente se encuentra concatenada por la prueba científica: Dictamen de Evaluación Física, (practicada al ofendido) ratificado por la Dr. Dilcia Adilia Flores del Cid, Médico Forense. Interrogantes de la fiscalía: P/Hace cuanto ejerce su labor como doctora. P puede señalar las partes del cuerpo donde usted encontró las lesiones. R en forma general pues sería todo, en la cara, cuello, tórax anterior y extremidades. P las lesiones que encontró en el ofendido son coherentes con lo que narra el mismo. R hay lesiones horizontales, verticales, irregulares, no sé cómo se hicieron más que se produjeron por un objeto romo. P hay coherencia o no. R bueno no podría pronunciarme, pero si fue por objeto romo. P cuanto tiempo tarda en sanarse esas lesiones. R/ de 5-7 días. P que secuelas deja esas lesiones. R no deja. P esas lesiones o secuelas son temporales o permanentes. R no hay secuelas. P hubo lesiones de órganos vi- tales. R no P estas lesiones extendidas en superficie tiene algún grado de profundidad. R no, no hay ni en equimosis ni escoriaciones. P puede explicar los términos forenses en cuánto a las conclusiones que usted llego en el dictamen. R contusiones, lesión que se causa por objeto romo, Equimosis, no es compleja se produce glóbulos rojos en la piel a un golpe. Interrogantes de la defensa. P que es una escoriación en términos comunes que es. R la piel tiene 3 capas y la de arriba es superficial es carne que se desprende que es la parte superficial. P cuánto tiempo tarda en producir una excoriación. R de 6-24 horas. P como se produce una excoriación. R por un cuerpo u objeto romo, golpe contundente después de una herida también, pero que no sea profunda. P cuando una persona anda en estado de ebriedad que lesiones tendría. R escoriaciones, equimosis son objetos romos.” Examen Físico Preliminar: Evaluado consiente, orientado, marcha claudicante a expensas del pie izquierdo. Con ropas sucias y con la manga derecha de la camisa rota. Presenta: A) Cuatro Excoriaciones con costra hemática color rojizo, de forma irregular, que miden: 0.8 x 0.2, 1 x 0.2, 1.2 x 0.2 y 0.5 x 0.5 centímetros, localizadas en la región frontal derecha de cara. B) Excoriación con costra hemática, color rojizo, en parpado superior derecho, que mide: 0.8 x 0.5 centímetros. C) Área de Excoriaciones pardo rojizas, lineales, dispuestas horizontal y oblicuas, que mide: 7 x 6 centímetros, localizada en la región maxilar y mandibular derecha. Donde la mayor mide: 1.5 x 0.2 centímetros, y la menor: 0.5 0.2 centímetros. O) Equimosis negruzca, de forma irregular, que mide: 4 x 3.2 centímetro, localizada en la región peri orbitaria izquierda. D) Excoriación con costra hemática, color rojizo, que mide: 1.5 x 0.2 centímetros, localizada en la región anterior de cuello, que se continua hacia la región lateral derecha de cuello en forma de equimosis rojiza, que mide: 2.2 x 0.2 centímetros, localizadas en la región lateral derecha de cuello. F) equimosis rojiza, de disposición oblicua, que mide: 3.3 x 0.5 centímetro, localizada en el segundo y tercer aro costal, lineo clavicular derecha. G9 Dos equimosis rojizas lineales, de disposición horizontal, que miden: 17 x 0.8 y 7.5 x 0.5 centímetros, localizada en el mesogastrio. F excoriación con costra hemática color rojizo, lineal, de disposición horizontal, que mide: 3.5 x 0.2 centímetros, localizada en el cuadrante inferior de abdomen. G) Dos excoriaciones con costra hemática, color rojizas, que. miden: 0.5 x 0.5 y 0.6 x 0.5 centímetros, con hiperemia perilesional, localizada en la región escapular izquierda. H) Tres excoriaciones con costra hemática, color rojizas, que miden: 0.5 x 0.5, 0.5 x 0.4 y 0_6 x 0.5 centímetros, localizada en la región escapular derecha. 1) Dos excoriaciones con costra hemática, color rojizas, que miden: 2 x 0.6 y 1 x 0.5 centímetros, localizada en la región infraescapular izquierda. J) Dos excoriaciones, con costra hemática, color rojizo, lineales, de disposición horizontal, que miden: 6.5 x 0.8 y 3 x 0.8 centímetros, localizadas en la región lumbar izquierda. K) Área de excoriaciones, con costra hemática, color rojizo, lineales, de disposición horizontal, que mide: 13 x 10 centímetros, donde la mayor mide: 3 x 0.5 y la menor mide: 0.8 x 0.3 centímetros, localizadas en la región lumbar izquierda, a nivel de la línea axilar posterior. L) Excoriación, con costra hemática, color rojizo, de forma irregular, que miden: 1 x 0.8 centímetros, localizadas en la región paravertebral derecha, a nivel de la primera vértebra lumbar. M) Dos Excoriaciones con costra hemática, color rojizo, lineales, de disposición horizontal, que miden: 6 x 0.2 y 0.8 x 0.5 centímetros, localizadas en el tercio distal, cara lateral interna del antebrazo izquierdo. N} Cuatro Excoriaciones con costra hemática, color rojizo, lineal, de disposición horizontal, que mide: 2.5 x 0.2, 2 x 0.2 centímetros, localizadas en el tercio distal, cara lateral interna del antebrazo izquierdo y dos en el tercio medio, que miden: 2 x0.2 y 4 x 0.2 centímetros. O) Excoriación con costra hemática, color rojizo, lineal, de disposición horizontal, que mide: 1 x 0.2 centímetros, localizadas en el tercio distal, cara posterior del antebrazo derecho. P) Excoriación con costra hemática, color pardo rojiza, lineal, de disposición oblicua, que mide: 4.5 x 0.3 centímetros, localizadas en el tercio distal, cara lateral interna del antebrazo derecho. Q) Excoriación con costra hemática, color pardo rojiza, lineal, de disposición horizontal, que mide: 4 x 0.2 centímetros, localizadas en el tercio distal, cara anterior del antebrazo derecho. R) Tres equimosis rojizas, paralelas entre sí, lineales, de disposición horizontal, que miden: 9 x 0.5 centímetros. Localizadas en tercio proximal, cara pastero lateral de muslo derecho. S} Excoriación, con costra hemática, color rojizo, lineal, de disposición vertical, que mide: 2.5 x 0.2 centímetros, localizada en la cara anterior, tercio proximal de muslo derecho. T) Equimosis rojo negruzca, de forma irregular, que mide. 6 x 4 centímetros, localizada en tercio distal, cara anterior de muslo derecho. U) Dos Equimosis rojizas, de forma lineal, de disposición horizontal y oblicua, que miden: 6 x 4 centímetros, localizada en tercio proximal, cara anterior de muslo derecho. V) Equimosis rojiza, que mide: 4 x 3 centímetros, localizada en la región lateral interna del pie izquierdo. Manos: con dificultad para flexionar y extender el dedo índice de la mano izquierda y el dedo anular de la mano derecha. Resto del examen físico sin evidencia externa de lesiones. Conclusiones: en base examen físico: 1) Tipo de lesiones: A) Contusiones simples: Excoriaciones en cara, excoriaciones y equimosis en cuello, tórax anterior y posterior, y extremidades. 2) Incapacidad temporal: Cinco (5) día a partir de ocurridos los hechos. 3) Se recomienda nueva evaluación en 180 días en esta clínica forense a fin de determinar si quedará marca indeleble en rostro. 4) no hubo peligro de muerte.” El Tribunal no ha logrado vincular en forma conjunta y armoniosa la declaración del testigo O.R., con la totalidad de las pruebas incorporadas al juicio, que de haberlo logrado lo hubiese conducido a una conclusión diferente, en conexión a los cargos que se le imputan al acusado, contando de igual manera con el testimonio de: la testigo T.R., (madre del ofendido), quien declaró que: El primero de agosto del 2017 mi hijo concepción reyes se fue a trabajar al rodeo y no regreso insiste a llamarle desde las 3 de la tarde a las 9 de la noche y un policía me contesto y le dije que era la mama y me dijo que si era la mamá me dijo de que fuera el siguiente día, y yo le dije que se lo recomen- daba y dijo que estaba muy bien, al siguiente día llegue y no me dejaron entrar para dejarle comida me dijeron que era prohibido, entre 2 metros y estaba irreconocible con dientes quebrados, descalzo, mojado, sus pertenencias en el suelo, su cartera, sus botas de huele revueltas con tierra y agua, salí y le dije que cuando lo entregaban que no sabían que ellos salía y le dije que si me dejaban entrara a dejar comida me dijeron que no y la celda estaba cerrada. Interrogatorio: P Como se da cuenta que estaba detenido su hijo. R porque insistí llamando porque no se sabía extraviar un policía me contesto. p este policía se identificó. R no. P antes recibió una llamada de la posta diciendo que si su hijo estaba detenido. R no. P En qué condiciones estaba él. R golpeado, dientes quebrado, descalzo, no lo conocía. P podría indicarme los golpes de él. R en la cara, no podía parase, arrojaba sangre, en el abdomen también. Cuantas horas estuvo detenido el. R des- de las 4 a las 1:30 p.m. del siguiente día. P/ le comunico el motivo de la de- tención 1 policía cuando contesto. R no. P a qué horas ale su hijo de la posta. R 1 :00 pm. P recibió asistencia médica él. R en él. MP. P/ además del Ministerio público donde más. R.M.M.. P le índico algún tratamiento él. R si se me escapa el nombre. P que ha pasado después con su hijo. R dolor de cabeza, caminar no camina bastantes el que do bien raro. P que pasa en la cabeza de él. R/ contesta cosas sin fundamento. P que afectación cree que son de estos hechos. R sí. P donde creía que estaba O. el primero de agosto. R en la aldea el rodeo. P que hacía ahí. R trabajando con T.C.. P desde cuando trabaja con ella. R es jornalero trabaja por trabajitos. P a qué horas regresaba él. R 4 p.m. p y si no había trabajo. R en la casa. P sabe si su hijo consume alcohol. R no haya de vez en cuando haya a los 6 meses. P a quién llamo el primero de agosto. R al celular de O.. P a qué horas le contesto. R a las 9. P como sabía que era policía. R porque él me dijo. P que le dijo el policía. R que si era la madre que fuera el siguiente día. P a qué hora llego usted. R no di tiempo no estaban estaba cerrado en la mañana y me di una espera en el parque y cuando abren me entre, P a qué horas entro. R 9 por ahí. P a qué horas vio a su hijo. R a las 9 a 10. P en qué estado lo vio. R inflamado exagerado, dientes quebrado, lleno de tierra desclase. P cuántos dientes quebrados tenía. R 4. P dónde tenía golpes. R en 1 a cara, abdomen, planta de los pies. P. parte tenía tierra. R aquí en la cara bueno todo el cuerpo. P usted dice que la camisa está rota. R sí. P cuanto tiempo estuvo con él. R 2 metros, P en 2 metros vio todo eso. R si claro. P en la jefatura usted lo espero. R sí el arrojaba coágulos de sangre y no podía pararse, luego estaba cerrado. P eso fue antes o después de llevárselo. R después. P pudo darle algo de tomar cuando estaba dentro. R sí jugo. P a qué horas el salió de la jefatura. R/ ala 1 d el otro día. P de que día. R el 2 de agosto fue la salida de él. P quién le dijo que era prohibido entrar comida. R si ella. P y si era prohibido como entro el jugo. R lo metí en la cartera. P usted dice que él tiene problemas con el golpe en la cabeza. R sí. P que tipo de problemas son estos. Objetada por impertinente, ella solo dice que es dolor de cabeza, pero científicamente no puede describirlo. No ha lugar, es de conocimiento. R estoy segura porque es mi hijo porque yo soy quién sufro con él a él le duele cabeza y sangra la cabeza. P lo llevan al médico. R sí. P existe un registro entonces. R sí. P cuántas veces han venido al hospital, R/ si, P a cuál hospital, R/ a este y al M.M..” La declaración testifical de cargo que se ha vertido en audiencia de juicio oral y público, se corrobora con la prueba de Dictamen Psiquiátrico forense, practicado por el perito del Ministerio Público, Dr. J.M.R., que establecen las secuelas del trauma psíquico que presenta el señor O.R., del Diagnóstico, se observa :1.-Trastorno de estrés postraumático. Comentario: se realizó dictamen psiquiátrico forense, a requerimiento de la Fiscalía Especial de Derechos Humanos; por suponerlo víctima de tortura por. parte de miembros de la Policía Nacional Al evaluar el estado mental considero -- que él evaluado presenta trastorno de estrés postraumático. Según la bibliografía citada la característica esencial de este trastorno es la aparición de sintomatología específica posterior a la exposición a un acontecimiento traumático y donde la persona se ve envuelta en hechos que representan un peligro real para la vida o cualquier otra amenaza a la integridad física. La respuesta a este acontecimiento traumático debe incluir temor, desesperanza y horror intenso. La persona re experimenta persistentemente el acontecimiento traumático mediante pesadillas, recuerdos recurrentes e intrusos. Cuando la persona se expone a estímulos que recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático (aniversarios del acontecimiento traumático, por ejemplo) experimentan un malestar psicológico intenso o una respuesta de tipo fisiológica. Los estímulos asociados al acontecimiento traumático son evitados persistentemente, evita pláticas o actividades asociadas, El trauma psíquico es la consecuencia de un gran evento traumático (actos de tortura en el presente caso) o de una secuencia temporal de traumas parciales de menor envergadura que han operado sobre el psiquismo del sujeto sobrepasando su barrera protectora (mecanismos de defensa). El trauma se establece como acontecimiento psíquico sólo cuando la barrera protectora ha sido superada por la intensidad energética del evento y se ha roto el principio de constancia; recién bajo estas condiciones internas del psiquismo emergen las manifestaciones propias del trauma. Finalmente, es de señalar que desde el punto de vista psiquiátrico legal el trastorno de estrés postraumático se considera daño psiquiátrico. Sugiero que el evaluado realice tratamiento médico psiquiátrico, por lo que deberá ser remitido al Servicio de consulta externa del Hospital Psiquiátrico "Doctor Mario Mendoza”. Conclusión:1. -El evaluado presenta daño psiquiátrico. Respecto a la forma en que fue valorada la prueba, por el sentenciador, encuentra esta Sala de lo Penal, que las conclusiones no son producto de un análisis individual y en conjunto de la prueba evacuada, y que por lo tanto el fallo absolutorio no viene derivado o no encuentra correspondencia con los medios de prueba por una indebida inferencia. En tal virtud la sentencia denunciada no posee las características de ser congruente, concordante, inequívocos y de esgrimir razones suficientes para respaldar la conclusión a la que arribó el sentenciador. Así las cosas, es procedente declarar con lugar el motivo de casación invocado. DECISION. Ha lugar el Recurso de Casación por Quebrantamiento de Forma, en su único motivo, interpuesto por el Ministerio Público. POR TANTO: La Corte Suprema de Justicia, en nombre del estado de Honduras, Por Unanimidad de Votos de la Sala de lo Penal, y en aplicación de los artículos 303,304, 313 atribución 5, 316 párrafo segundo reformados de la Constitución de la República; 1 y 80 numeral 1 de la Ley de Organización y Atribución de los Tribunales; 616 del Código Penal 130-2017; 362 del Código Procesal Penal. Falla: Primero: Declara Con Lugar el único motivo del recurso de casación por Quebrantamiento de forma interpuesto por el Ministerio Público; en consecuencia, se Casa la sentencia de fecha treinta de noviembre de dos mil dieciocho, dictada por el Tribunal de Sentencia de la ciudad de Siguatepeque, Departamento de Comayagua. - Segundo: Declara la Nulidad Absoluta de la audiencia de debate celebrada en fecha veinticuatro de septiembre de dos mil dieciocho (f.182-195) y la nulidad absoluta de la sentencia que es objeto del recurso de casación en el presente caso (f.196-202).- Y Manda: Primero: Observando estrictamente los plazos legales contemplados en el Código Procesal Penal, que el Tribunal de Sentencia de origen proceda a programar la celebración de la audiencia de debate para resolver la formalización de cargos criminales hecha por el Ministerio Público en la audiencia preliminar de la etapa intermedia del proceso penal, en contra de E.J.G. y B.M.M., por suponerlos responsables de los delitos consumados de Abuso de Autoridad, Detención Ilegal y Vejámenes, en perjuicio de la Administración Pública del Estado de Honduras y del señor O.C.R.; audiencia de debate y sentencia que deberá ser celebrada por jueces/zas distintos/as a aquellos/as que tuvieron participación en la audiencia de debate y sentencia que se ha anulado, lo que no les releva a los jueces actuantes de la obligación de empoderarse de lo señalado en la presente resolución.- Segundo: A efecto de que se acate lo mandado en el numeral anterior, la Secretaría del Despacho, después de notificar en legal y debida forma la presente sentencia a las partes personas en única instancia, deberá devolver los antecedentes del caso al tribunal de sentencia de origen, con certificación de esta sentencia, para su inmediato cumplimiento.- Notifíquese. - Firmas y Sello. – W.R.M.S..M.C.. N.D.M.F.. Magistrado. M.R.D.F.. Magistrado. - Firma y Sello. R.K.S.N.. R.A.. Sala de lo Penal.”

Extendida en la ciudad de Tegucigalpa, Municipio del Distrito Central, a los veinticuatro días del mes de octubre de dos mil veintitrés. Certificación de la Sentencia dictada a los seis días del mes de septiembre de dos mil veintitrés, recaídas en el expediente de casación con número de ingreso SP-276-2019.

RINA KORITZA SANDOVAL NAVAS

RECEPTORA ADSCRITA SALA DE LO PENAL

Página 1 | 1


[1] Valoración Probatoria Testimonio O.C.R., Sentencia.

[2] Ver historia Médico Legal, Dictamen 2017100107000346

[3] Declaración Testifical O.R., Acta de Debate.

[4] Sin contar que toda la probanza D. también soporta los dichos del ofendido, pues resulta cierto que estuvo detenido en la celda policial de San Intibucá, en la fecha de ocurrencia de los hechos

[5] Es importante señalar que al momento de valorar si una persona ha faltado o no a la verdad es necesario distinguir dos conceptos que, aunque puedan parecer equivalentes presentan grandes diferencias: la sinceridad y la veracidad. Un testigo es sincero cuando narra lo que él percibió o creyó percibir, independientemente de si esos hechos por él transmitidos tuvieron o no real ocurrencia en la forma como él los aprehendió. Lo que importa para que exista sinceridad no es que el relato coincida exactamente con la forma como los hechos ocurrieron, sino que el testigo los relate convencido de que realmente acaecieron en la forma como él los transmite. Por el contrario, un testigo es veraz (y su testimonio verídico) cuando la narración que hace de los hechos coincide exactamente con la forma en que aquellos realmente ocurrieron. V.. REYES ALVARADO, Y., en La Prueba testimonial, Ediciones "Reyes Echandía Abogados Ltda", Bogotá, 1988, Págs. 164-165.

[6] Pág. 3 Frente valoración Probatoria testimonio T.R..

[7] Fallo Penal 424- 2014.

[8]Las inconsistencias sobre aspectos periféricos y no esenciales, dotan a los testigos de cargo de plena credibilidad. Por lo expuesto, al no fundarse la sentencia impugnada en inferencias razonables deducidas de las pruebas, ni en la sucesión que de las mismas se debió ir determinando, el fallo incurre en violación a la regla de sana crítica de la lógica, en su postulado de derivación, integrado por el principio de razón suficiente. (Sentencia 138-13).

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR